Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 MIÉRCOLES 17- -1- -2007 ABC CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo Sesenta médicos luchan por separar a dos siamesas unidas por sus cráneos Sus cerebros, aunque independientes, están en contacto, lo que aumenta el riesgo de la intervención ALEJANDRA DE VENGOECHEA CORRESPONSAL BOGOTÁ. Tras dos meses de preparativos, a Deysi y Julián se les vio plácidos, sonrientes, confiados. Y sin embargo se despedían, por unas largas horas, de Sofía y Mariana Rodríguez, sus dos hijas siamesas de cuatro meses, unidas por el cráneo, a quienes ayer empezaron a separar en la clínica Jorge Piñeros Corpas de Bogotá. Es una operación sin antecedentes en este país andino, y con muy pocos en el mundo, en la que interviene un equipo de más de 60 especialistas colombianos y mexicanos, en contacto permanente con expertos de la universidad John Hopkins, de Estados Unidos. Según explicó a ABC el portavoz de la clínica Corpas, en Bogotá, las siamesas son el resultado de una duplicación celular parcial que ocurre antes de la tercera semana de vida de los embriones. Por alguna razón, cuando las células inician su proceso de separación no completan ese paso. El resultado son células diferentes, pero unidas por alguna parte. Precedentes En el mundo han sido operados 39 casos desde 1957, entre ellos dos niños egipcios separados en 2002 en un hospital de Dallas. Hoy, con cuatro años, viven y se desarrollan con normalidad en su país natal. Ese mismo año también fueron separadas con éxito en un hospital de Los Angeles dos siamesas guatemaltecas. Una de ellas, sin embargo, sufrió una meningitis en 2003 que le causó daños cerebrales irreversibles como sordera y ceguera. En Colombia es la primera vez que se practica esta cirugía. En abril de 2004 fueron separadas dos bebés unidas por el abdomen. Esta intervención es de gran complejidad explicaba a ABC el neurocirujano Tito Perilla, quien ha desarrollado junto al ortopedista Carlos Uribe Vélez un soporte especial para los cráneos, y un separador para desunir las cabezas. El domingo por la mañana, Mariana y Sofía fueron conectadas a los equipos que realizan el monitoreo del oxígeno y la temperatura intracerebra- Deysi y Julián Rodríguez, padres de las pequeñas, acompañaban ayer a sus hijas siamesas, Sofía y Mariana, antes de la operación les. Es la primera vez en el mundo que algunos sistemas electrónicos van a ser usados a la vez y nos ayudarán a escoger la ruta crítica de la separación precisó Perilla. El equipo de médicos utilizará además implantes de células madre para regenerar cartílago y hueso. Calculan que en tres meses el hueso estará regenerado. Por su parte, Pablo Baquero, neurocirujano que junto a Perilla encabeza el equipo de expertos, informó a los medios locales que la cirugía es posible en este caso debido a que no comparten el cerebro: Eso mejora el pronóstico, lo que no quiere decir que no afrontemos riesgos en una operación de es- FOTOS: REUTERS ta magnitud... Durante el procedimiento habrá que separar las arterias y vasos que comparten evitando hemorragias, y reparar las estructuras que las mantenían unidas, esencialmente la piel, el hueso y la duramadre explicó Baquero. El principio de la pesadilla Cuando Deysi, de 33 años, se hallaba embarazada de tres meses, un médico de La Dorada (provincia de Caldas, centro de Colombia) le dijo, con los resultados de una ecografía en las manos, que sus hijas vendrían al mundo unidas por la cabeza. Deysi y Julián, casados hace tres lustros y padres de Juliana, de 11 años, decidieron se- Radiografía de los cráneos unidos de ambas hermanas