Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
82 CULTURAyESPECTÁCULOS MIÉRCOLES 17 s 1 s 2007 ABC LOS UFFIZI AFRONTA SU MAYOR MODERNIZACIÓN Las salas de Botticelli y Leonardo disfrutarán de luz natural, de modo que el público podrá ver los cuadros como los contemplaron sus autores JUAN VICENTE BOO CORRESPONSAL ROMA. La pinacoteca más amada y más visitada de Italia emprendió ayer una modernización que entusiasmaría al gran Cósimo I dei Medici y al arquitecto Giorgio Vasari, pues multiplicará el espacio expositivo y traerá luz natural a las salas de Botticelli y Leonardo. Las obras requerirán cinco años. El proyecto era inaplazable, pues la instalación eléctrica, la calefacción y muchos otros sistemas anticuados se habían convertido en un peligro para los turistas y para centenares de obras maestras. Otro problema era la falta de ascensores e incluso la escasez de escaleras para permitir recorridos más variados y evacuar el edificio con rapidez en caso de una emergencia. Con un presupuesto de 29 millones de euros se pondrá solución a todo y se devolverá la frescura al edificio de 1581. Al cabo de diez años de estudio y de debates, la palabra pasa por fin a las empresas constructoras, que han levantado ya las vallas frente al ala Oeste para iniciar las excavaciones, pues el proyecto incluye ganar mucho espacio subterráneo para servicios y almacenes, reservando los pisos superiores a cuadros y esculturas. De ese modo, se pasará de los 8.000 metros cuadrados actuales a 13.000 metros cuadrados de espacio expositivo. La ganancia de espacio permitirá respirar mejor a algunas salas demasiado sobrecargadas de cuadros y visitantes, donde resultaba muy duro estar ante un Giotto o un Piero de la Francesca y no poder disfrutarlos. Pero además de aire las salas más importantes- -las de Botticelli y Leonardo- -van a ganar luz natural, de modo que el público podrá ver los cuadros como los contemplaron sus autores. Así como la idea de la luz natural cuenta con pleno apoyo, la de pintar de azul celeste las paredes de las salas irrita a muchos expertos. Es mejor dejar tranquilo el azul turquesa del mar y el bellísimo azul del cielo en el Nacimiento de Venus sin que tengan que competir con el azul artificial de las paredes. Los tonos claros, casi blancos, que ha habido desde hace décadas, nunca han planteado problemas, y permitían concentrarse en La Anunciación de Leonardo o La Sagrada Familia de Miguel Ángel sin distracciones. Más información sobre los Uffizi: http: www. uffizi. com Vista exterior de la Galeria de los Uffizi, en Florencia ABC