Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 ESPAÑA La crisis de la inmigración MIÉRCOLES 17 s 1 s 2007 ABC Marruecos empuja al saharaui a la patera, lo lleva de la mano Inés Miranda s Coordinadora en el Sahara Occidental del Consejo General de la Abogacía está cumpliendo; no ahora pero sí hace dos o tres años. ¿Sufren represalias tras su repatriación? -Por supuesto, ellos son más represaliados incluso que los marroquíes a su vuelta. Los activistas nos cuentan que son torturados. Les ofrecen como salida irse del Territorio. El día de los Derechos Humanos, en El Aaiún, había una concentración convocada por los activistas pro derechos humanos y dieron los pasos establecidos por la legislación marroquí. No tenían ningún problema en principio, pero cargaron contra ellos. Uno de los chicos, de 19 años, fue detenido y llevado a comisaría, donde fue torturado. Una de las cosas que le propusieron fue que se convirtiera en agente marroquí. Se negó. La segunda propuesta fue darle lo necesario para partir a Canarias. -Los empujan a la patera... -Sí, los llevan de la mano, por lo que ellos cuentan. El tema se frenó este año con la salida de cayucos del África subsahariana, pero otra vez volvemos a ver cómo parten del Sáhara, sólo con saharauis, como las barquillas que naufragaron hace poco. En una venían 32 y se salvaron tres, que estuvieron en el hospital de El Aaiún y con los que nadie ha conseguido hablar. En otra patera viajaban 28 y no se sabe nada. -Entonces, les seducen para que se lancen al mar... -Claro. Según explican, les venden que en las Islas vivirán mejor y cuando llegan se dan cuenta de que su situación es como la de cualquier otro inmigrante. Además, no quieren dejar su territorio. Lo que quieren es decidir si son saharauis o si se integran en Marruecos. ¿Hay miedo en la población? -No. La gente ya no tiene ningún miedo. Ni madres, ni hermanos, ni hijos, ni mayores ni pequeños, no tienen miedo. Y no lo tienen a pesar de los dos muros que les rodean, el físico y el informativo. ¿Hay mucho silencio? -Hay muchos casos que no se conocen de niños que entran en prisión y les violan, o de asaltos a viviendas; pero ellos no se encierran, dan la cara. ¿Es un conflicto olvidado? -Mientras haya una persona que sufra me negaré a pensar que es un conflicto olvidado. Los Territorios del Sahara están rodeados por un muro de silencio Inés Miranda, que ha hecho mucho por derribarlo, alerta de que el reino alauí tortura a los activistas para que salgan de allí en patera POR ERENA CALVO FOTO ALEJANDRO QUEVEDOO LAS PALMAS. La coordinadora de la Misión de Observación en el Sahara Occidental del Consejo General de la Abogacía Española lleva muchos años trabajando para que el conflicto del Sahara no quede en saco roto. Recuerda que la raíz del conflicto está en el gran Magreb que reclama Marruecos junto con Mauritania, el sur de Argelia, Ceuta, Melilla y Canarias. El trabajo que realiza desde 2002 ha sido galardonado por el Instituto de Derechos Humanos de la International Bar Association. Es la primera abogada española que recibe este galardón y se muestra orgullosa porque supone el reconocimiento de la cruda situación que vive el Sahara. -Marruecos ha pedido que los saharauis que lleguen a Canarias en patera no se consideren presos políticos... -Sí, pero no se pueden considerar como marroquíes porque ellos son españoles, hijos de españoles, y Marruecos no tiene la soberanía. Es un Territorio No Autónomo en proceso de descolonización, no son nacionales marroquíes, y la Justicia no puede tratarles como tal. ¿Hay un vacío legal? -Sí que lo hay, porque no pueden volver como marroquíes, ni en otro concepto. No tienen patria donde mandarlos. Y por lo que yo he visto en algunas resoluciones no es lo que España Mujeres marroquíes esperan la cola en la Casa de Cultura Mohamedía para ser contratadas A por fresas con papeles Las primeras temporeras marroquíes de la fresa fueron seleccionadas en Mohamedía. En total viajarán 2.665 a Huelva. Cobrarán diez veces más que en su país TEXTO Y FOTO LUIS DE VEGA CORRESPONSAL MOHAMEDÍA. La sequía de trabajadores afecta también al campo español. Desgraciadamente, sin la mano de obra extranjera la fresa se pudre reconoce Santiago Lepe, de Comisiones Obreras. Lepe- -que colabora estos días en Marruecos en la contratación por parte de Freshuelva y Asaja de la mayoría de 2.665 mujeres que irán este año como temporeras a la provincia onubense- -explica que los trabajadores españoles prefieren sectores como el de la construcción, donde se gana más dinero. En Mohamedía, mitad ciudad mitad pueblo situado entre Rabat y Casablanca, la atracción ha sido las colas de unas 400 mujeres llegadas desde El Jadida y Fez convocadas con antelación para ser contratadas. La población local se arremolinaba a las puertas de la Casa de la Cultura para ver qué se repartía allí. ¡Contratos para trabajar en España! se sorprendía alguno. No es para menos en un país en el que el índice de población que quiere irse no deja de aumentar. Los empresarios llevan a cabo el proceso con ayuda de intérpretes y bajo la batuta del proyecto onubense Aeneas Cartaya y de la Agencia Nacional de la Promoción del Empleo y las Competencias (Anapec) de Marruecos. La experiencia de siete años les ha llevado a descartar a los hombres. El perfil que piden es el de mujer con experiencia en trabajo rural y en buenas condiciones físicas. Las candidatas, todas con chilaba y jiyab en la cabeza, llegaron con sus papeles y la esperanza de ser admitidas en el cupo, lo que será un enorme desahogo para sus familias. El sueldo será de 33,97 euros brutos al día. Trabajarán seis horas y media por jornada con un día de descanso semanal. Las condiciones son más favorables que trabajar en Marruecos y, además, ganarán unas diez veces más. Todas ellas están obligadas a firmar un compromiso de regreso una vez que concluya la temporada de la fresa. Si todo va bien y no se saltan la ley- -hay un porcentaje importante que se queda en España sin papeles- al año siguiente podrán repetir. La inmigración clandestina a España se cobró la vida de 1.167 personas en 2006 EFE CÁDIZ. La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (Apdha) ha documentado en 2006 la muerte de 1.167 personas a causa de la inmigración ilegal, aunque cree que en realidad la cifra se puede aproximar a las 7.000 personas, lo que supone tres veces más que en elaño 2005. Éste es uno de los resultados del Informe Anual sobre Derechos Humanos en la Frontera Sur del año 2006 presentado en rueda de prensa por el presidente de la asociación, Rafael Lara, y que a partir de mañana se presentará en el Foro Social Mundial de Nairobi. Según la asociación, han consultado fuentes tanto en el Sahara como en Mauritania y Senegal, que coinciden en señalar que de cada tres cayucos, al menos uno no logra el objetivo de llegar a Canarias, lo que confirmaría efectivamente alrededor de seis o siete mil fallecidos o desaparecidos Para esta asociación, la inmigración se ha socializado con la ayuda de las nuevas tecnologías como móviles o GPS que hacen los viajes más baratos Frente a esto, el Gobierno español actuó el pasado año con un despliegue sin precedentes de fuerzas europeas en las costas africanas desde donde parten los inmigrantes un hecho muy preocupante según Lara, puesto que crece el odio hacia Occidente