Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN MIÉRCOLES 17 s 1 s 2007 ABC AD LIBITUM DE LA DERECHA UNQUE la dicotomía izquierda derecha tiende a diluirse en el ámbito del Estado de Bienestar, lo que no está mal, los liderazgos políticos necesitan la formulación de tan clásico antagonismo para poder diferenciar en su discurso lo que no podrán evidenciar con sus conductas. Eso facilita y aumenta la pereza crítica y analítica de la sociedad. Así, con frívolas acuñaciones, se supone que distinguimos a los nuestros Entre nosotros, sospecho, sería posible el caso de un chimpancé promovido a candidato electoral: recogería los votos de los más fieles seguidores de la sigla que M. MARTÍN luciera el homínido en su FERRAND brazalete. Son mayoría quienes prefieren un inútil afín a un genio de los otros Esa confusión de la sociedad propiciada por un sistema electoral que impone la fuerza de las siglas sobre el valor de las personas y la potencialidad de las ideas produce un efecto que alcanza también a quienes pretenden la excelencia. Ahí tenemos como ejemplo de lo que digo a Alberto Ruiz- Gallardón. Es, independientemente de sus errores, el mejor alcalde que ha tenido Madrid en el último siglo y, posiblemente, lo seguirá siendo. Lleva bordada en la pechera la gaviota del PP y ello, independientemente de lo que marcan sus actuaciones, le clasifica en la derecha. En la política municipal caben menos dosis ideológicas que en las de espacios más diversos; pero, por origen y militancia, es de derechas Ni mejor ni peor que lo contrario. Ahí surge el problema. Ser de derechas puede costar votos en una sociedad confusa como es la nuestra, y algunos se sienten obligados al disimulo. No son capaces de vivir el orgullo de su propia identidad y, por representación, la de sus votantes. Gallardón, una de las mejores cabezas del PP, se apresura a la menor oportunidad en acercarse a las izquierdas. Eso estaría muy bien en aras de la convivencia, pero resulta chusco por mor de la confusión y la rebañadura electorera. De ahí que organice cosas como un festival de cine solidario- ¡que John Ford nos perdone! -y corra para posar junto a Tim Robbins, un magnífico actor con marchamo izquierdista. El progreso democrático, el único en que germinan la Libertad y la Justicia, se ha construido con la sana confrontación de dos grandes maneras de entender la sociedad y el Estado. Los dos se interalimentan cuando tratan de destruirse entre sí; pero la continuidad del juego exige un cierto desplante, unos gramos de solemne orgullo, de los líderes de ambas familias. En eso, ahora y aquí, la izquierda le gana la partida a la derecha. Mientras no somos capaces de saber por qué ríe Rodríguez Zapatero o cuál es el encanto de su desatinado Gobierno, vemos a sus adversarios, los de la derecha, como si tuvieran que pagar las deudas de sus abuelos. No me imagino a Miguel Sebastián corriendo para posar junto a Arnold Schwarzenegger. EL COMPLEJO VISTO Y NO VISTO EL DÍA MÁS TRISTE DE PAPÁ PAZ ESPUÉS de conocer, y contado por él mismo, lo no y dos sobrinas. (Pido perdón, si me he olvidado de alque hizo Rodríguez (en adelante, Papá Paz) en Dogún latiguillo de progreso entre las comillas. Su obstinañana durante la jornada de Barajas, si los españoción en exigir que los asesinos de su familia sean deteniles no salimos corriendo hacia el aeropuerto a tomar el dos, juzgados, condenados y encarcelados han hecho de primer avión que vuele al extranjero es porque no sabeAlcaraz lo que en el Estado de Derecho Español se llama mos en qué terminal va a estallar la próxima bomba de un fascista de cuidado. la paz. -Eta sólo tiene un camino- -dice, poniéndose, ya saParece ser que, luego de desayunarse con la noticia de ben, solemne, Papá Paz- el fin. la bomba que podía hacer de Barajas su Waterloo ¡El fin! En eso parecen de acuerdo todos, sólo electoral, Papá Paz echó la mañana en hablar con que unos, la derecha, quieren que la Eta llegue a mandatarios extranjeros Wade, de Senegal... su fin derrotada, y otros- -los nacionalistas y la y tuvo una intuición: los ecuatorianos desapareizquierda- quieren que llegue victoriosa (Indecidos bajo los escombros seguramente habían forpendencia más Navarra) los nacionalistas, para mado parte del proceso de regularización de su mantener vivo el negocio, y la izquierda, para Gobierno. Para entendernos: no eran los Alberconsumar su venganza histórica. Batasuna y tos. PP: queremos paz pancarteaban dos pacifistas- -Las víctimas eran de familias humildes. IGNACIO RUIZ de los de la Puerta de Alcalá. Es decir, para que lo Eso dejará una huella en mí para toda la vida. QUINTANO entienda incluso el pequeño Tim (Robbins) ChaLloran los ojos con el irrespirable tufo progrepote y Miguel Ángel Blanco: queremos paz. La sista de la frase, típica de quien viaja mucho en avión, paz del trágico accidente y del chivatazo policial. Por donde se pueden soltar sin miedo porque, a mano, en el eso en el circo de la Puerta de Alcalá no hubo número exasiento, el oyente siempre tiene una bolsa para vomitar. cepcional. No apareció, ay, la Mujer del Año vestida de Es precisamente esta propensión suya a la ignorancia vaBárbara Rey, la domadora, tirando de Josu Ternera, el nidosa- -la ignorancia que no estriba tanto en ignorar macho alfa de la manada etarra, en una jaula (como el cuanto en el ignorar que se ignora- -lo que hace de Papá senderista Guzmán) y cargado de cadenas por los asesiPaz un tipo popular, para desesperación de la gente seria. natos de Barajas. En su lugar, apareció la Mujer de las Le ¿Fractura social? ¡Quia! Ya decía Pérez de Ayala que el tras blablablabeando aleluyas de la paz con palabras de pueblo español, cuya psicología política es ni más ni meOctavio Paz, cuyo nombre le salió en el Google al escribir nos que un producto de las plazas de toros, está acostumla palabra paz Dales la vuelta, cógelas del rabo (chibrado a ver los toros desde la barrera, a camorrear en los llen, putas) azótalas... tendidos, y de aquí no pasa. Lo que pasa es que va costar Al fondo: una generación limpiar la palabra paz del churre que- -Las víctimas eran de familias humildes. Eso dejará le viene echando encima esta generación de Papá Paz. una huella en mí para toda la vida. Con dos muertos calientes y un grande dispendio de Dirán que Rajoy para ser presidente del Gobierno, cartelería a cuenta del contribuyente, la sinvergonzonedeberían exigir algo más que ser español y mayor de diería progre marchó el otro día hasta la Puerta de Alcalá paciocho años es duro con Papá Paz, pero, como sufrido ra pedir paz y, de paso, gritar contra Alcaraz, ese talector de Borges, cuyos párrafos oscuros ya se encarga de rado mental al que le tocó la lotería cuando unos homaclararle en cenas culturales la peletera Benarroch, Pabres de paz volaron en un trágico accidente la casa pá Paz sabe que lo de Rajoy no es sino la cólera de la intelicuartel de Zaragoza, llevándose por delante a su hermagencia ante la ineptitud aclamada. A D