Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
84 CIENCIAyFUTURO Salud MARTES 16 s 1 s 2007 ABC Médicos de EE. UU. buscan candidatas para intentar un trasplante de útero El procedimiento, realizado hace siete años sin éxito en Arabia Saudí, genera una gran polémica ética por los graves riesgos planteados para pacientes y fetos PEDRO RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL WASHINGTON. Dentro de la progresión de avances médicos que no deja de ampliar la lista de órganos susceptibles de ser trasplantados- -a veces con procedimientos que parecen ideados por escritores de ciencia ficción- -parece que le llega el turno al útero, el decisivo órgano de la gestación en el aparato reproductor femenino. Un equipo médico con base en Manhattan ha empezado a buscar entre medio centenar de voluntarias la candidata ideal para intentar este año lo que sería en EE. UU. el primer trasplante de útero. Un experimento no carente de polémica por los altos riesgos asociados y el fallido intento realizado en Arabia Saudí en abril de 2000. El doctor Giuseppe del Priore, el médico que lidera el equipo, ha justificado su proyecto como un intento de ayudar a aquellas mujeres que por cánceres, accidentes u otros problemas no pueden satisfacer el muy básico deseo de tener hijos. Pese a este loable objetivo, la planeada operación está provocando un intenso debate entre especialistas que cuestionan abiertamente la seguridad de un trasplante de útero, debatiendo si los beneficios buscados son mayores que los peligros planteados para las pacientes y fetos. Sobre todo, cuando ese órgano muscular hueco de unos siete centímetros de largo, situado entre la vagina y las trompas de Falopio y con forma de pera invertida, no tiene un carácter estrictamente vital. A juicio de la profesora Lori Andrews, especialista en bioética, la operación que quieren intentar en Nueva York supone la convergencia de dos campos médicos- -la cirugía de trasplantes y la medicina reproductiva- -que ya están implicados en grandes disputas éticas. Esto representa lo peor de ambos mundos Sin que falten tampoco opiniones críticas ante la obsesión de dar a luz hijos cuando los verdaderos sacrificios y responsabilidades de la maternidad empiezan cuando se llega a casa con el recién nacido. Un trasplante temporal Tras realizar el complejo implante de un útero obtenido a partir de mujeres en situación de muerte cerebral, habrá que esperar por lo menos tres meses para asegurarse que el órgano trasplantado está funcionando. El procedimiento, que incluye poderosos fármacos para evitar rechazos, se completaría con la implantación de un embrión creado por fertilización in vitro. Si la gestación es un éxito, el bebé será extraído por cesárea para permitir que los doctores retiren a la vez el útero trasplantado. De esta forma, la paciente podrá interrumpir el consumo de medicamentos inmunosupresores. Cuidadoso proceso de selección Ante estos reproches, el doctor Del Priore insiste en que su equipo se ha concentrado en seleccionar cuidadosamente candidatas que sean capaces de entender perfectamente los riesgos planteados y hayan considerado seriamente otras alternativas. Argumentando que no creo que realmente sea el papel de un médico decir a una La polémica se aviva porque además se trata de un órgano que no tiene un carácter estrictamente vital paciente que sus valores no son importantes, nuestra responsabilidad es aconsejar y acompañarles para que tengan la mejor vida posible Como antecedente negativo en esta polémica destaca el fallido intento de trasplante de útero realizado en Arabia Saudí hace siete años. Tras practicar primero con monas y cabras, un equipo liderado por el cirujano Wafa Fagih del Hospital Rey Fahd en la ciudad de Yedda intentó este procedimiento con una mujer de 26 años, cuyo útero había sido extraído seis años antes para contener graves hemorragias tras el nacimiento de su primer hijo. En ese caso, la donante fue una mujer de 46 años con una condición que requería la extirpación de su útero y ovarios. El primer intento de reciclaje de útero fue declarado un éxito técnico. Pero en el plazo de 99 días, el útero trasplantado tuvo que ser retirado por la falta de adecuado riego sanguíneo. Los médicos de Nueva York, que también se han entrenado con diversos animales y han practicado con cadáveres humanos, insisten en que el fracaso saudí puede ser evitado trasplantando mayores arterias con el útero. Según insiste Del Priore, aunque siempre se puede hacer más, creo que estamos listos LA TÉCNICA, PASO A PASO Extracción de un óvulo Reprograman el óvulo Fase de blastocisto 1 Donante Óvulo 2 Identificación de células madre Paciente 3 Masa interna de células 4 5 Células madre La nueva estrategia comienza extrayendo óvulos a una mujer Se extrae su material genético y se le introduce ADN de la piel del enfermo Cuando el óvulo alcanza la fase de blastocisto (una masa microscópica de 50 a 200 células) se aíslan las células madre Después se identifican células madre embrionarias cargadas con la información genética del paciente vios, de forma que una vez se apruebe la ley se pueda comenzar a trabajar de inmediato. Las células madre obtenidas se inyectan al paciente sin riesgo de rechazo Un equipo valenciano creará blastocistos por clonación para tratar la diabetes LUZ DERQUI VALENCIA. El Centro de Investigación Príncipe Felipe de Valencia lleva años preparándose para poder desarrollar proyectos que incluyan transferencia nuclear una vez que la ley de luz verde a la clonación terapéutica, algo que previsiblemente ocurrirá en este primer trimestre del año. El primer proyecto que se llevará a cabo será la obtención de blastocistos humanos para tratar la diabetes. Esta técnica consiste en coger un óvulo de una donante y reprogramarlo para que incluya la información de otra persona, en este caso sería de un paciente con esta enfermedad. Es decir, quitarle el material genético original del óvulo e introducirle el ADN de células de la piel del enfermo, que incluyen toda su información genética. De esta forma, se podrían obtener líneas celulares de tipo embrionarias que después y una vez diferenciadas, se podrían inyectar al paciente para que regeneraran sus órganos, sin riesgo de rechazo ya que se trata de sus propias células, según explicó Rubén Moreno, director de este centro. Con esta técnica se consigue evitar el principal problema que se plantea en el tratamiento con células madre embrionarias, que es que el cuerpo del paciente que se quiere curar no reconozca como suyas las células y las rechace. El primer proyecto que se comenzará a desarrollar es la creación de blastocistos humanos, para lo cual el equipo liderado por el croata Miodrag Stojkovic, subdirector del centro valenciano y el primer científico que consiguió clonar un embrión humano en Europa, está ultimando ya los trabajos pre- Segundo caso en el mundo Stojkovic fue fichado por la Generalitat valenciana en 2005, con el fin de que continuara en Valencia los trabajos desarrollados junto a su equipo en la Universidad de Newcastle en Inglaterra. El científico croata ha sido el único que hasta ahora ha conseguido clonar células humanas, tras demostrarse el fraude del trabajo del coreano Hwang Woo- suk. De esta forma, de repetirse el éxito, sería la segunda vez que se consigue en todo el mundo la clonación de un embrión, aunque en ningún caso se trata de clonación con fines reproductivos, si- no de reprogramar una célula con fines curativos. De momento, y mientras se espera que el Gobierno de luz verde a la nueva ley, el equipo de Stojkovic sigue investigando y ya ha conseguido los primeros clones con material porcino, concretamente blastocistos purinos. De esta forma pone a punto esta técnica, mientras que paralelamente se ha contactado con centros para obtener óvulos de donantes y coseguir todos los permisos y autorizaciones necesarias. Concretamente, se ha contactado con el Hospital Clínico, aunque se ampliarán los convenios a otros centros. Más información sobre la investigación: http: www. cipf. es ABC Carlos Aguilera Células de piel Masa externa de células