Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 MADRID MARTES 16 s 1 s 2007 ABC Antes había mucho caos de coches, pitidos, dobles filas... eso ha mejorado bastante, la zona está mucho más tranquila no están contentos, pero los peatones saldrán ganando Los vecinos y comerciantes Las cámaras de la discordia Desde ayer, las matrículas de los vehículos que se adentran en Embajadores son capturadas. Mientras algunos vecinos celebran la medida, los comerciantes ven bajar sus ventas POR CRISTINA ALONSO FOTOS VÍCTOR INCHAUSTI MADRID. Van a ser mi ruina Ricardo miraba con recelo una de las catorce cámaras que ayer empezaron a capturar las matrículas de los vehículos que acceden al barrio de Embajadores. No me entra ni un cliente y de este negocio tiene que comer mucha gente lamentaba en su mueblería, situada junto a la castiza plaza de Cascorro. El dispositivo ha estado en pruebas unas semanas. Lo suficiente como para que Ricardo se haga una idea de lo que le espera: Las ventas han bajado más de la mitad y este mes tengo que despedir a dos empleados. Voy a tener que irme al extrarradio y es una pena porque el negocio lleva aquí más de treinta años A su alrededor, cabeceros de cama, tresillos, espejos... Los clientes antes aparcaban un momento en doble fila y metían su compra en el maletero. Ahora, por miedo a la multa, ni se acercan Otro Ricardo, esta vez un comercial de colchones, salía rápidamente de su coche, en doble fila, para dejar un recibo a un cliente. ¿Ya funcionan? preguntaba con sorpresa mientras, de reojo, controlaba a dos agentes de movilidad que tenía a unos metros. Lo veo fatal, no se dan cuenta de que estamos trabajando. Ya me pusieron el otro día una multa de 90 euros mientras buscaba cambio para el parquímetro. Es una exageración El joven entraba corriendo en una tienda con una carpeta bajo el brazo. Para evitar multas En horario restringido, sólo podrán acceder los vehículos de residentes y personas con movilidad reducida, transporte público, emergencias y los que tengan una plaza de garaje en el interior del área acotada. Las motocicletas tendrán permiso para circular entre las 7 y las 22 horas. El horario para carga y descarga es de 10 a 13.00 los días laborables y está autorizado el acceso a los aparcamientos públicos que se encuentran en el interior del área. Las multas son de 90 euros Los conductores, desorientados ¿Ya han empezado las cámaras? preguntaba un hombre desde la ventanilla de su coche a los dos agentes que rondaban la zona. Al obtener una respuesta afirmativa, el conductor torcía el gesto. Venimos a controlar un poco, a ver si los que hay por aquí son residentes, carga y descarga... Los vecinos y comerciantes no están contentos, pero los peatones saldrán ganando afirmaban los funcionarios. Manuel, dependiente de 24 años, coincidía con los agentes. Antes había mucho caos de coches, pitidos, dobles filas... eso ha mejorado bastante. La zona está más tranquila apuntaba. Yo estoy encantado, ahora se puede pasear, antes tenías que ir saltando entre los coches decía un vecino. Quienes están que trinan son los transportistas de mudanzas que aparcan desde hace años sus furgones en la plaza de Cascorro a la espera de Las ventas han bajado más de la mitad y este mes tengo que despedir a dos empleados dice un empresario Una de las cámaras de la calle de Ribera de Curtidores clientes que les contraten. Uno de ellos es Antonino. Esto sólo sirve para recaudación municipal y no beneficia a ningún vecino, sólo a los chinos comentaba acalorado. Antonino y algunos de sus compañeros de profesión, con los que comparte enclave, podían tener antes su furgón aparcado las 24 horas del día en las plazas de parada de transporte. Ahora, sostiene, éstas han desaparecido: Sólo quedamos aquí los que somos residentes de la zona y nos vale la tarjeta. El resto se ha tenido que buscar la vida Antonino estaba ayer apesadumbrado. Al responsable de todo esto quiero preguntarle que tengo 57 años, que llevo 25 trabajando en este lugar, y que si al final me tuviera que ir de aquí, ¿qué va a ser de mí si no sé hacer otra cosa?