Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 15- -1- -2007 Ofensiva de EE. UU. para que israelíes y palestinos retomen la Hoja de Ruta Condoleezza Rice, secretaria de Estado 31 hoy no pueden reconocerse en el partido del inmovilismo El proyecto Sarkozy reposa en: liberar la economía, con reducciones de impuestos; consolidar la cohesión social, con reformas de fondo, y devolver al Estado su carácter arbitral, con reformas que mejoren la toma de decisiones. Restaurada la economía y la cohesión social, sólo entonces podrá Francia embarcarse en nuevos proyectos europeos. Aunque se confesó amante de Europa y de su Unión, no dejó de proclamar que la ampliación tiene límites y que Turquía no tiene sitio en la Unión Europea Ante un público ansioso por entrar en campaña activa, Sarkozy y sus consejeros avanzaron los primeros mensajes. Francia orgullo de ser francés se repitieron sin cesar. Y La Marsellesa, el himno nacional, se cantó a coro en repetidas ocasiones, con un candidato sin corbata. He cambiado. Vosotros me habéis cambiado dejó caer, agregando: Sólo puede gobernar y comprender a los que sufren alguien que ha sufrido. He sufrido lo mío. Y ese sufrimiento personal me ayuda a comprender la situación de quienes sufren cada día Fue una confesión apenas velada de un hombre que ha padecido recientes pruebas muy crueles durante su carrera. Tras la penosa aventura de las más graves desavenencias conyugales, Sarkozy se confesaba ayer, en público, mientras su esposa Cecilia y sus dos hijos lo escuchaban en silencio desde una mesa, más o menos discretos, entre amigos personales como el actor Christian Clavier o el periodista Philippe Buvard, director del programa de radio más antiguo y popular del paisaje audiovisual francés. PROYECTO LIBERAL Y SOCIAL Estoy dispuesto a romper con el inmovilismo socialista: me siento próximo a los obreros que en otro tiempo votaron a Blum y hoy no se reconocen con su partido PATRIOTISMO Y UNIDAD El triunfo del sufrimiento De orígenes mestizos, se ha aferrado con pasión a Francia. Alejado de la teoría, perfecciona la táctica sin olvidar los grandes objetivos. Ha ganado mil batallas personales y políticas por su ambición y sacrificio J. P. QUIÑONERO PARÍS. Su padre fue un aristócrata sin fortuna que prefirió huir de Hungría tras la instauración de un régimen comunista. Su madre nació en el seno de una familia judía oriunda de Salónica. La pareja se separó cuando Nicolas Sarkozy todavía era un niño, muy marcado por unos orígenes mestizos que hicieron más honda su confianza en la escuela, la historia y los héroes solitarios. De su padre, Sarkozy pudo heredar su pasión por la aventura, su debilidad por las mujeres, su gusto por la acción. De su madre quizá viene el realismo de un hombre de acción poco dado a la teoría, pero siempre dispuesto a apropiarse de unas ideas prácticas y útiles, vengan de donde vengan. Mucho mejor si vienen de alguna de las tradiciones conservadoras francesas: gaullismo nacionalista, patriotismo cultural, liberalismo muy comedido, a geometría variable. Su primer mentor político fue Jacques Chirac, en 1975, que ya soñaba con la presidencia de la República y apreció muy pronto el brío entusiasta de un Sarkozy que llegó a formar parte del primer círculo de la chiraquía según se dituvo tiempo para hacer, deshacer y rehacer su vida familiar, y echar los fundamentos de su futura carrera presidencial. Con tanto éxito que, finalmente, Chirac se vio forzado a integrar a Sarkozy en sucesivos gobiernos: hasta hoy. Sarkozy ha escrito una biografía de referencia de Georges Mandel, el legendario político conservador, asesinado por judío por la milicia francesa que colaboró con la Gestapo. Y conoce con precisión la historia política nacional, que ha estudiado con ojo clínico. Hombre de acción, se siente muy lejos de toda teoría: pero se sirve de la historia para perfeccionar el arte de la maniobra táctica, sin olvidar sus objetivos estratégicos. Como ministro del Interior, Economía y del Interior de nuevo desde el 2002, ha puesto en pie una nueva política nacional de inmigración. Pero, con sacrificio, ha combatido y ganado la batalla a primera sangre política con Chirac, ha sufrido y salido victorioso de una grave crisis conyugal, ha sorteado los meandros de un escándalo de Estado y ha conquistado una formación, la UMP, que fue creada por Chirac como maquinaria de guerra política al servicio de Alain Juppé, víctima de las tribulaciones municipales del presidente. El gran héroe político de la fundación de la UMP fue José María Aznar, que terminó mal con Chirac y hoy parece entenderse muy bien con Sarkozy. Con el lema Juntos, todo es posible lanzó guiños interno y externo: un presidente sólo puede animarse por la pasión no partidista de su patria EUROPA Soy un amante de Europa y de su Unión, pero la ampliación tiene límites, y Turquía no puede tener sitio en la Unión Europea MENSAJE AL PUEBLO Vosotros me habéis cambiado. Sólo puede gobernar a los que sufren alguien que ha sufrido. Yo he sufrido y los comprendo ESTRATEGIA Nicolas Sarkozy ce como amigo más que íntimo de una hija Chirac, hoy convertida en consejera de un presidente que contempla con mucha reserva las ambiciones de su antiguo protegido. Su primera campaña presidencial la combatió junto a Edouard Ballaud, antiguo amigo íntimo de Chirac, rival desafortunado, en 1988. Aquella primera derrota alejó a Sarkozy de la guardia pretoriana presidencial, pero selló para siempre su propia ambición personal. Entre 1988 y 2002, Sarkozy ABC. es Todas las noticias de abc. es sobre Nicolas Sarkozy en www. abc. es hemeroteca Podía presentarse como patrón de su partido o como líder de para unir a los franceses. Éste último es el nuevo Sarkozy afirmó el politólogo Roland Cayrol