Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 LUNES 15- -1- -2007 ABC INTERNACIONAL www. abc. es internacional Sarkozy, aclamado y rodeado por la mayoría de los altos cargos del centro- derecha francés, con la ministra Alliot- Marie a la izquierda de la imagen AP Sarkozy, aclamado por su partido, llama a la unidad del centro- derecha y los franceses El nuevo candidato a la Presidencia se ofrece a los obreros que no se identifican con el inmovilismo socialista s Chirac, el único ausente en el cierre de filas de la UMP JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. Entre 80.000 y 100.000 militantes de la Unión por un Movimiento Popular (UMP) aclamaron ayer la designación de Nicolas Sarkozy, ministro del Interior, como candidato único del centro- derecha a la elección presidencial, en un congreso excepcional que marca un giro hacia el centro del centro, abierto a todas las sensibilidades de cualquier ideología, con este eslogan de campaña: Juntos, todo es posible El 69 por ciento de los 338.520 militantes participaron en el voto interno para la elección. De ellos, el 98 por ciento votaron por Sarkozy. Ayer, todas las personalidades influyentes del centro- derecha francés participaron en su consagración definitiva. En primer plano, Michèle Alliot- Marie, ministra de la Defensa, que aportará un vigoroso perfume femenino a la campaña. A su lado, Jean- Pierre Raffarin y Alain Juppé, ex primeros ministros. La hostilidad velada de Jacques Chirac, presidente de la República, y su ya muy reducida guardia pretoriana quedaron eclipsados por una ceremonia espectacular, dominada por la personalidad de Sarkozy, cuya campaña se lanza con un cartel y un eslogan que recuerdan la campaña victoriosa de Mitterrand en 1981. En el cartel Sarkozy es fotografiado con un campo con cielo azul de fondo. Salta a la vista la fuerza tranquila de Mitterrand, hace veintiséis años, ante un paisaje muy similar. En su primer gran discurso de campaña, ante una militancia muy ruidosa, Sarkozy empleó un tono ecuménico, poniéndose por encima de su propio partido: Una vez que me habéis elegido, debo trabajar para representar a todos los franceses. Juntos, podemos ir muy lejos. Un presidente de Francia sólo puede estar animado por la pasión no partidista de su patria Sarkozy sembró su discurso con un aluvión de citas de personajes de todo el panteón histórico nacional: San Luis, Pascal, Voltaire, Carnot, las catedrales, la Enciclopedia, Jean Jaurés (el patriarca socialista) De Gaulle, Albert Camus, entre un largo etcétera. Roland Cayrol, politólogo, analizó de este modo el discurso de Sarkozy: Tenía dos alternativas: presentarse como gran patrón de su propio partido o adoptar el perfil de un líder que intenta unir a los franceses, más allá de su propio campo. A todas luces, éste es el nuevo Sarkozy El nuevo ecumenismo unitario no evita el choque franco y brutal con el campo adverso. Alliot- Marie fue la responsable de los ataques de fondo contra Ségolène Royal, la candidata socialista, descubriendo una primera maniobra táctica. El nuevo candidato se reserva el puesto central: aspira a dirigirse a los franceses de todas las categorías y sensibilidades, más allá de su propio partido. En su primer discurso, el ministro del Interior fijó los pilares capitales de su inmediata campaña: una Francia unida, solitaria, dispuesta a asumir un proyecto de renacimiento ruptura o cambio tranquilo una Francia orgullosa de sus raíces y su historia, cuyos valores deben transmitirse de manera solidaria, a través de la familia y la escuela; una Francia dinámica dispuesta a romper con el inmovilismo socialista: me siento próximo a los obreros que en otro tiempo votaron a Blum y Decenas de miles de militantes respaldaron en París al nuevo líder del centro- derecha francés