Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Domingo 14 de Enero de 2007 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2007. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.269. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 3,20 Bélgica: 3,00 Estados Unidos: 3,50 USD. Francia: 3,05 Irlanda: 3,00 Italia: 2,80 Holanda: 3,00 Portugal: 2,45 Reino Unido: 1,80 LE. Suiza: 5.40 CHF. Marruecos. 30 Dh. Por la liberación del ejército Suspendida de empleo y sueldo pero orgullosa de contribuir a que el Ejército estadounidense abra sus puertas La sargento Manhart se ha jugado su carrera al posar desnuda para la revista Playboy POR ANNA GRAU l Ejército americano ha suspendido de empleo a la sargento Michelle Manhart por posar desnuda para la revista Playboy La suspensión puede ser el paso previo a su expulsión por incumplir los elevados estándares de integridad de las fuerzas armadas. Ella, en cambio, espera haber contribuido a la liberación de otras soldados mujeres. sin excluirles a ellos. Desde el viernes está en los quioscos el número en el que, bajo la leyenda Amor duro Michelle Manhart aparece desnuda portando armas y con un collar de perro, en supuesto acto de servicio. Cuando te reclutan en el ejército te animan a hacer algo increíble, y creo que eso es lo que hice ha declarado, posando de nuevo orgullosa para la prensa, en esta ocasión vestida, pero con una camiseta donde ondea el famoso conejito de Playboy No es ajena a la prudencia del ejército- -que aún no ha tomado ninguna decisión definitiva- -el delicado momento de opinión que se vive en Estados Unidos, cuando ya han vuelto de Irak más de 3.000 ataúdes, y cuando no paran de llegar noticias de actos de ensañamiento de marines con civiles, que no dejan en muy buen lugar esos famosos estándares de integridad de las fuerzas armadas que se le quieren exigir a la sargento Manhart. Irene Lozano AL RINCÓN DE PENSAR UIENES estén familiarizados con la pedagogía moderna se habrán percatado de queya no se castiga alos niños. Ahora se les manda al rincón de pensar para que aprendan que reflexionar es un martirio por el que sólo pasa quien se porta mal. Sin embargo, pensar tampoco parece atraer mucho a esa generación ya talludita que nos ha brindado una fatigosa semana de despropósitos con las manifestaciones de ayer como remate. Quizá, después de todo, deban darle un tiento a la nueva pedagogía una ristra de dirigentes, a saber: los gobernantes vascos que han hurtado a las organizaciones ciudadanas el liderazgo de la protesta y se han desvivido por incluir a quienes se excluyen voluntariamente. Los políticos de Madrid: unos no distinguen su necesario apoyo moral al Gobierno de su legítima crítica a la actuación llevada a cabo por éste; otros mezclan confusamente el rechazo a ETA con la exaltación del diálogo. Los sindicalistas que, siendo expertos en organizar manifestaciones y mover masas, se resistieron desde el primer momento al lleno total. Los periodistas que no hemos sabido, podido o querido contribuir a un debate que aglutinara, y en su lugar lo hemos llenado de juicios de intenciones; si no sabemos emplear nuestra influencia social en un momento crítico, no la merecemos. Por último, y aunque me pese, los colectivos de víctimas, que parecen haber renunciado a su gran virtud histórica: la templanza. Siendo, como son, la memoria moral de una resistencia colectiva, ¿por qué rebajarse a la categoría de grupo de presión política? En todo caso, si eligen ese papel, han de aceptar la posibilidad de ser criticados. Pasemos todos este apacible domingo en el rincón de pensar, recapacitando. A ver si así, a partir de mañana, somos capaces de hacer algo mejor que regalar a los etarras una semana de diversión sin límite. Q E Michelle Manhart posa con su camiseta de Playboy en San Antonio, Texas la vida Lo cierto es que sin negar sus encantos- -incuestionables, aunque no inmejorables- pocos creen que Playboy se hubiera interesado por ella de no ser miembro del ejército. Aunque Michelle, de 30 años y con dos hijos, no es cualquier mando militar norteamericano: además de sargento, es instructora de aviación en la base aérea de Lackland. Se alistó en 1994 y sirvió en Kuwait en 2002. Todo un currículum ahora en la picota. Toda una joya para los militares... y AP Entre la libertad y la obligación Al fin y al cabo, ella no ha hecho daño a nadie. ¿O sí? En estos debates siempre aflora la dialéctica entre la libertad de hacer lo que cada uno quiera con su cuerpo y la obligación de cumplir con lo que el cuerpo de uno representa. Michelle Manhart dice ahora que ser modelo de Playboy ha sido su sueño de toda para las feministas que hace años que lidian con vidriosos debates sobre el papel de la mujer en un ejército, el americano, donde todavía hay denuncias de abusos contra las soldados femeninas, por parte de sus propios compañeros. Para evitarlo, muchas masculinizan su apariencia, escondiendo el pelo bajo el casco y las curvas bajo holgados uniformes. Justo al revés que Michelle Manhart: Espero haber abierto una puerta para otras mujeres soldado, y también para algunos hombres