Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
100 DOMINGO 14- -1- -2007 ABC TELEVISIÓNyRADIO www. abc. es televisionyradio Quiero probar otras disciplinas distintas a la radio Carlos Herrera Periodista A punto de cumplir sus bodas de oro con la vida, Herrera coquetea con el cambio y se plantea diversificar su ya hiperactiva trayectoria. Cercano y emblemático, el periodista ha convertido la honestidad frente al micrófono en una filosofía existencial POR SARA CAMPELO FOTO J. M. SERRANO ser profeta de mi mismo es un ejercicio inútil ya que suelo hacerme poco caso a mis propias predicciones. Lo que le estoy contando es la expresión de un anhelo personal, un deseo que me sigue perezoseando por dentro. Hay momentos en los que es bueno apartarse de una actividad, iniciar otras, dejar paso a la gente, hay varias posibilidades y no le niego que esa es una las que me planteo. desarrollar otras disciplinas diarias concretas y como yo quiero probar otras, pues me lo planteo, es una posibilidad pero del dicho al hecho... -En cualquier caso, el trecho depende de usted: ofertas y proyectos no te faltarán. -Imagino que con mi empresa no habría problemas, tendría que preguntárselo. De cualquier forma, hay que ser elegante y dejar que sean ellos quienes digan si están interesados o no. ¿Piensa en algo concreto? -Me gustaría entrar en el mundo de la empresa periodística, el sector de las publicaciones, por ahí van los tiros. ¿Y colgar el micrófono? -Mi gran ilusión secreta, algo que nunca he podido hacer es hacer un programa de toros en la radio. Lo que pasa es que los que hay son muy buenos y nadie en su sano juicio va a quitarles para ponerme a mí. -Treinta años en la radio, articulista, escribe libros de todo género... ¿Le queda algo por pedir a 2007? -Continuidad ascendente, pido que el programa siga funcionando y que la radio tome mayor implantación y cuota de mercado: que pueda seguir todos los días repitiendo el milagro de madrugar y asomarme a las seis de la mañana a la vida de los ciudadanos. Eso es suficiente para mí. Carlos Herrera, en su casa de Sevilla tero) caer Rodríguez, venir otro peor, otro mejor... ¿Desde cuando acaricia la idea? -La idea la acaricié al llegar a los cuarenta, también cuando fui a cumplir cuarenta y cinco y ahora. Los cincuenta es una edad suficientemente seria como para aprovechar los buenos años que te quedan, que son muy buenos, y para combinarlos con otras cosas. La radio tiene un único problema, que es muy exclusiva y absorbente: si te dedicas a este medio no lo puedes hacer a la tele o a otras cosas. Un programa de las características de Herrera en la Onda dura seis, siete horas lo que apenas te deja tiempo para ¿Y qué pasa con sus oyentes, cómo llevarán su ausencia? -Nunca pasa nada. La figura más importante y trascendental que ha habido en la historia de la radio ha sido Iñaki (Gabilondo) y se ha ido y no ha pasado nada. Siempre hay quien le echa en falta, pero al final la vida sigue, llega otro para ocupar tu puesto y no lo hace mal. Siempre se tambalean un poco las cosas, pero el mundo no se acaba en nosotros. De todas formas en temporada y media pueden pasar muchas cosas en España: seguir Rodríguez (Zapa- -No será usted como Luis del Olmo, que en cada temporada avanza que será la última... -Luis del Olmo era un niño y ya decía que se iba a retirar. Mi hija, que quiere estudiar Periodismo, se retirará en su programa cuando él todavía esté debatiendo si se va o no. Porque además yo la pienso enviar con Luis a que aprenda. En corto -El último puro que se fumó. -Fue el día de Reyes, fumo menos de lo que la gente se piensa. ¿Cuántos periódicos lee al día? -Seis, incluso los fines de semana. ¿Y emisoras de radio? -Escucho dos. -Elegancia entre rivales. Usted nunca entra al trapo con otros profesionales. -Nadie se mete conmigo por lo que yo jamás diré nada sobre ellos, aunque su análisis de la realidad diste mucho del mío. ¿Es ese un deseo a largo plazo, se ha oído que quería dejar la radio? -En principio, mi contrato con Onda Cero finaliza en agosto de 2008, pero dentro de unos meses cumplo cincuenta años y a lo mejor es un buen momento para plantearse si es bueno cambiar y dedicarse a otras inquietudes. -El medio siglo le vence a usted ¿Será difícil abandonar lo que ha sido su vida profesional en los últimos treinta años? -Yo nunca he dejado de hacer radio y no se si sabría vivir ella. La radio me ha dado todo lo que yo soy: todo lo que he aprendido lo he aprendido aquí, la seguridad personal, la cultura que tengo ha sido gracias a las ondas. en julio, ¿tan avanzada tiene la decisión de dejar las ondas? -Esa es una buena fecha, pero SOPAS CON ONDA F. Álvarez ÁNIMO RTVE E l nuevo equipo gestor de RTVE toma mañana posesión de sus cargos y abre la que sea, con mucho, la etapa más esperanzadora de la radiotelevisión estatal. Nunca ha dispues- to un responsable del Ente público de tal crédito de confianza del que ahora goza Luis Fernández, y pocas veces han coincidido tantas miras en la necesidad de dignificar una empresa que requiere talento y mucho esfuerzo. La responsabilidad de dignificar la tele y la radio públicas no será tarea fácil y el fichaje de un primer ejecutivo estrella no es más que un tratado de buenas intenciones que en las próximas semanas debería ir acompañado de una profunda remodelación que sanee las insondables capas de una cebolla en avanzado estado de degradación. Una plantilla mermada, recelosa y aún por adaptar a la Corporación; una cultura empresarial contraria a los usos y costumbres del buen gobierno; unos hábitos de programación desfasados del ágil ritmo que imponen las privadas; un fondo de archivo casi agotado y exprimido durante los últimos meses para salvar la cara de algunos en la recta final; una débil imagen de marca asociada a su dependencia política y una peligrosa deriva a la baja en audiencia y credibilidad es la herencia recibida. Ah, y no faltará quien diga que en diciembre TVE- 1 quedó segunda. Ánimo, RTVE. Lo mejor está por venir. -Estirpe torera: el matador retirado que siempre acaba regresando al ruedo... -Que en el futuro estaré en la radio es seguro, lo que no se es si en este ritmo o este puesto. Nadie se mete conmigo por lo que yo jamás diré nada sobre mis rivales, aunque su análisis de la realidad diste mucho del mío ¿Está pensando quizá en la tele? -Estoy muy mayor para hacer televisión. do porque no sé, en alguna ocasión habré manifestado que me gustaría serlo, pero todo desde la inocencia más absoluta. Alguien debió oírme y se corrió la noticia, algunos incluso me postulaban como futuro edil. Pero ni yo se lo he pedido a nadie ni nadie me lo ha ofrecido; sería para mí un honor pero fíjese, si ya es difícil para mí -No se ponga años, son quintos. -Ya pero, o la tele empieza a madurar, al estilo de las cadenas norteamericanas, o sinceramente, no creo que haya sitio para los seniors como yo. -Ahora me dirá que se ve como alcalde de Sevilla, por ejemplo. -Ese es un rumor que ha sali-