Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 CIENCIAyFUTURO DOMINGO 14 s 1 s 2007 ABC Los casos de sarampión en España se multiplicaron por diez en 2006 ABC MADRID. Las autoridades sanitarias consideran que los brotes de sarampión- -y de otras enfermedades como las paperas, típicas de la infancia- -registrados durante los últimos años en España se deben, en buena parte, a los flujos migratorios que registra nuestro país, procedentes de naciones en los que la población no está vacunada. Durante muchos años, el virus del sarampión desapareció prácticamente de España por las intensas campañas de vacunación- -desde 1978- -y la estrecha vigilancia pediátrica. El último brote grave tuvo lugar el pasado septiembre en Barcelona, con un total de 89 casos. En la Comunidad de Madrid, se ha registrado esta infección durante 2006 en 126 personas. Los datos en el conjunto de España suponen diez veces más infectados el pasado año que los registrados en 2005, por lo que se recomienda activar los protocolos de prevención y control de la enfermedad. Los perros guardianes no precisan de un entrenamiento especial con este sistema, basta con que emitan ladridos específicos de alarma El canto del perro guardián Los ladridos de alerta tienen las mismas características, sea cual sea la raza del can... y un sistema de sensores bioeléctricos discrimina estos ladridos activando un complejo sistema de seguridad POR HUGO MEDINA. SERV. ESPECIAL FOTO JAIME GARCÍA JERUSALÉN. Una empresa israelí ha desarrollado un sistema que permite optimizar la capacidad de los perros guardianes para detectar intrusos. Aprovecha el sentido del peligro de estos animales, y su respuesta innata, para obtener una protección más eficaz y menos costosa que la proporcionada por los guardas de seguridad humanos. La empresa Bio- Sense Technologies, de la ciudad de Petah Tikva, desarrolla sistemas bioeléctricos que integran la tecnología puntera en la inteligencia sensorial de la naturaleza. El funcionamiento del sistema es teóricamente sencillo y sus posibilidades de aplicación, múltiples. Una situación práctica ideal se daría en una casa unifamiliar que tuviera un perro en el jardín, incluso en el caso de que el animal no haya sido adiestrado especialmente para hacer frente a los intrusos. Lo normal sería que, en la primera fase, el perro detectara a cualquier extraño que se aproximase a la casa con malas intenciones. El animal inmediatamente comenzaría a ladrar; y, en la segunda fase, los sensores registrarían los ladridos y los analizarían. En respuesta a la información aportada por los sensores, se activa el sistema de alarma de la vivienda e incluso se envía un mensaje al teléfono de su propietario, o al centro de seguridad al que se hubiera adscrito la vivienda, alertando de esta manera a los vigilantes, que en un corto periodo de tiempo llegarían a la casa. El sistema ya funciona con éxito en numerosos lugares de Israel, como la prisión Eshel, una cárcel de máxima seguridad para presos palestinos; en bases militares, en granjas y en los asentamientos de colonos judíos que hay en los territorios ocupados, donde suele complementar a otros sistemas de seguridad como vallas eléctricas y guardas humanos. Este método de vigilancia, que la empresa denomina Sistema de Bio- Seguridad (DBS) se basa en que los ladridos adquieren unas características especiales cuando el perro detecta a un intruso del que sospecha que tiene malas intenciones, y este ladrido específico es similar en todas las razas. ma manera al dar la alarma. Sus diseñadores aseguran que este sistema ofrece numerosas ventajas, que van desde la inmediatez con que se detecta una situación de alarma a su bajo coste comparado con otros sistemas de seguridad. Un sistema flexible Bio- Sense afirma que cualquier perro es útil para lanzar una alarma, no se necesita una raza concreta. Además, sus creadores sostienen que el sistema es flexible y sirve lo mismo para una gran instalación que para residencias privadas. En el caso de una fábrica o gran instalación, la ventaja de este sistema es que como los sensores se han ubicado en numerosos puntos, no es necesario que los vigilantes cubran físicamente todo el perímetro a asegurar, puesto que el sistema les avisará cuando se dé una situación de alarma indicándoles exactamente el sector en peligro. Sin embargo, la idea cuenta con detractores, como Galia Alon, una experta en seguridad que trabaja para una empresa israelí de la competencia. Los perros son excelentes para detectar intrusos, pero los humanos pueden identificar a un sospechoso mirándole o hablando con él dice Galia. Supersentidos del perro Los expertos de Bio- Sense Technologies aseguran que, en comparación con los humanos, los perros tienen una capacidad de visión nocturna mucho más desarrollada, su sentido del olfato es 50.000 veces superior y su sentido del oído es 20.000 veces más fino. La clave del sistema radica en los sensores, diseñados y fabricados para detectar los ladridos específicos que todas las razas, sin distinción, lanzan cuando dan la voz de alarma, y no otros tipos de ladridos en diferentes circunstancias. La empresa ha analizado la onda acústica de 350 ladridos de distintos animales, y ha llegado a la conclusión de que todos los perros ladran de la mis- Su vista nocturna es mejor, su olfato es 50.000 veces superior, y su sentido del oído es 20.000 veces más fino La clave del sistema son unos sensores diseñados para identificar los ladridos de alerta Más información sobre esta técnica: http: www. biosense. com