Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 14 s 1 s 2007 Perfil ECONOMÍAyNEGOCIOS 49 Bruno Figueras s Presidente del grupo Habitat La sofisticación del ladrillo Melómano y mecenas cultural, heredó de su padre una promotora de edificios de firma y en 12 años la ha convertido en la primera empresa familiar catalana tras adquirir la división inmobiliaria de Ferrovial POR JOAN CARLES VALERO BARCELONA. A la burguesía catalana todavía le quedan hijos que, lejos de dilapidar el patrimonio heredado o de venderlo al mejor postor, mantienen el espíritu de liderazgo y el apego al reto para crecer, sin por ello abandonar el mecenazgo cultural y la sensibilidad artística de sus antepasados, que propiciaron en el siglo pasado movimientos como el noucentismo y el modernismo. Bruno Figueras (1955) es su quintaesencia, el modelo de empresario que combina el conocimiento de los cánones clásicos con la modernidad y la innovación; el individualismo con unas buenas relaciones institucionas y figurar en una relación de empresarios partidarios de la reforma del Estatut de Cataluña con una visión global de la cultura y de los negocios. Pese a su discreción, a Figueras le apasiona la apertura de debates, como el que propició hace dos años en la feria Construmat que preside con la vanguardista propuesta APTM, los minipisos de 30 metros cuadrados que derivó en una agria polémica política. Aunque licenciado en Económicas por la universidad de Barcelona y MBA por la universidad de Stanford (California) el presidente de Habitat es un melómano que estudio en el Conservatorio de Música de Barcelona. Pero Figueras es amante del jazz. Virtuoso de la guitarra, toca ese instrumento en el grupo Pesadijazz, con el que actúa esporádicamente en clubes barceloneses. Mecenas del Liceo y patrono del museo de Arte Contemporáneo de Cataluña, las corbatas de este gentleman del ladrillo le delatan como transgresor. Aunque individualista, Figueras sigue los pasos de su padre, que fue presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, y forma parte del comité ejecutivo de la patronal Fomento del Trabajo y de Fira de Barcelona, además de ser vicepresidente de la Asociación de Conscon sede en Cataluña, como la protagonizada por el sevillano Luis Portillo (Inmocaral) que adquirió a La Caixa Inmobiliaria Colonial, o el valenciano Enrique Bañuelos (Astroc) con la compra de Landscape a Banc Sabadell; Bruno Figueras ha conquistado la división de honor al hacese con la división inmobiliaria de Ferrovial por 2.200 millones de euros. Una operación en la que multiplica por cinco la facturación y casi por cuatro la reserva de suelo, además de potenciar la diversificación territorial por toda España y de convertirse en el primer grupo de capital familiar en Cataluña. Ahora Habitat busca comprador para la red de intermediación inmobiliaria Don Piso que formaba parte del paquete adquirido a Ferrovial y es posible que haga lo mismo con la división hotelera, ya que desea centrarse en la promoción de viviendas y oficinas, tanto en España como en Portugal, Ecuador, Argentina, Chile, Hungría, China y México, países donde ya está presente, mientras estudia entrar en India, Eslovaquia y Rumanía. Todo eso antes de salir a Bolsa. A contracorriente de la tendencia que indicaban ventas como la de Chupa Chups o Panrico por parte de familias catalanas de larga tradición industrial, el presidente del grupo Figueras ha apostado por adquirir tamaño desde Cataluña. Firme partidario del asociacionismo y buen tejedor de complicidades, en ese paso de gigante acompañan al presidente de Habitat otras familias que ya eran socias suyas en promociones de oficinas en Barcelona, como la familia Nadal (galletas Birba) Soldevila (propietaria del hotel Majestic) y Dolores Ortega (sobrina del propietario de Inditex) a las que se han unido ahora las también familias Castro, propietaria de la cadena de hoteles Hesperia; Andic (Mango) Rodés (Media Planing) y el abogado Emilio Cuatrecasas. Padre de tres hijos, Figueras se preocupa del mundo que va a dejarles. De ahí su firme apuesta por la construcción sostenible y que recomiende a todos sus colegas la visión del documental de Al Gore sobre el calentamiento global, titulado Una verdad inconveniente Víctima de las subcontrataciones en cadena que proliferan en el sector, el presidente de Habitat atraviesa desde julio pasado un calvario personal, al ser imputado por CC. OO. en la muerte de cinco trabajadores en unas obras de su compañía. Carlota Fominaya AGOTAMIENTOS, DIVORCIOS Y SACUDIDAS El diario Corriere della Sera dedica esta semana dos páginas a la economía española en su suplemento de finanzas, en el que advierte del posible agotamiento de un modelo demasiado apoyado en el sector de la construcción y con exagerada frencuencia salpicado de numerosos escándalos Esto no es nada nuevo, pero sí lo es, y ciertamente preocupante, que el rotativo se atreva a pronosticar un estancamiento futuro de la economía española donde el 10 del Producto Interior Bruto (PIB) proviene de este sector, ni más ni menos que el doble de la media del resto de la Unión Europea. Seseñas y Marbellas a parte, en Finantial Times se hace referencia a la venta de activos inmobiliarios en España por parte de la inmobiliaria alemana IVG para centrarse en otras ciudades europeas del norte, ¿más serias? como Bruselas o Helsinki. También en FT una advertencia al mercado español del móvil, que será, afirma, sacudido por una fuerte guerra de precios La prestigiosa publicación económica subraya que todas las compañías tendrán que diseñar nuevas ofertas de tarifas y reducir costes, dado que ya no hay muchos clientes ahí fuera Todo lo contrario de lo que ocurre en nuestra prensa diaria. Según Le Figaro, España continua batiendo todos los récords de difusión de Europa. Los grandes grupos españoles- -Vocento, Prisa, Recoletos- triunfan gracias a las promociones de cupones apunta. En este mismo rotativo dedican dos columnas a Telefónica y a su más que próximo divorcio de Endemol Es tiempo para que el gigante español, parece, recoja sus frutos. En International Herald Tribune recalcan la subida de las acciones de Endesa tras el levantamiento de la suspensión cuatelar a la opa de Gas Natural sobre la energética española y las reacciones no se han hecho esperar. E. ON, afirma el artículista de FT, Paul Betts. podría sufrir una emboscada por parte de una parte de la clase política y empresarial española que no ha desistido en su esperanza de frustar la operación del grupo alemán. Pese a su discreción, le apasiona la apertura de debates, como el que propició hace dos años en la feria Construmat con la vanguardista propuesta de los minipisos de 30 metros cuadrados que derivó en una agria polémica tructores y Promotores de Edificios de Barcelona y cónsul honorario de Australia. En los doce años que lleva al frente de Habitat, la promotora creada en 1953 por su padre, Josep María Figueras, junto a Josep Ildefons Suñol; ha impulsado el crecimiento de de la com- pañía con la ayuda de Fernando Cirera, su director general. Recientemente, ha contratado a Ricard Fernández, ex secretario de Vivienda y de Medio Ambiente en el primer gobierno tripartito catalán, que fue el autor de la polémica ley que prevé la expropiación de las viviendas desocupadas. En la estela de su padre, que fue pionero en potenciar la excelencia arquitectónica (los edificios Trade, de Josep Antoni Coderch, datan de 1965 y son rabiosamente modernos) Bruno Figueras ha fichado a arquitectos de renombre para algunos de sus proyectos, como Dominique Perrault, Arata Isozaki y Alejandro Zaera Polo. Mientras otras promotoras catalanas, también de capital familiar pero de mayor tamaño que Habitat, han asistido perplejas a grandes operaciones de compras de compañías