Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 14 s 1 s 2007 Empresa ECONOMÍAyNEGOCIOS 45 Enrique Serbeto LA COMISIÓN PARIÓ UN RATONCITO No se pueden hacer una idea de lo que fue el miércoles pasado la presentación del informe de la Comisión Europea sobre la energía. No ha sido posible ni siquiera contar la cantidad de anexos, resúmenes y gráficos adjuntos que fueron distribuidos en media docena de idiomas sobre la sala de prensa del edificio Berlaymont de Bruselas. En número de páginas, probablemente un par de miles. Todo ello presentado por el mismísimo presidente de la Comisión, Durao Barroso, los comisarios de Energía y de Medio Ambiente, a los que luego se sumó por su cuenta la de Mercado Interior. En resumen, fue un despliegue casi como el de Beckam anunciando que se va a Los Ángeles, con la diferencia que lo del futbolista fue una sorpresa, pero esto de la Comisión ya estaba anunciando, y convenientemente horneado desde hace años. Fue sin duda el fruto de centenares, puede que miles de funcionarios de varias direcciones generales, haciendo titánicos esfuerzos en busca de una formulación sesuda de uno de los principales problemas de Europa. La crisis entre el cantamañanas de Alexander Lukachenko y don Vladimiro (pronúnciese con acento siciliano) sobre el oleoducto añadía dramatismo al asunto y de no ser por la extraña benevolencia del invierno, puede que Barroso hubiera comparecido con abrigo, guantes de esos que dejan al descubierto las puntas de los dedos, y una vela encendida. Bueno, pues al final ya han visto lo que ha pasado. Lo único que se puede llamar energía es lo que se ha gastado para producir las toneladas de papel utilizadas en este informe y el calor que desprenderán esos mismos folios cuando ardan en alguna planta de reciclaje de basuras. Si el problema es tan grave y alarmante como lo ha pintado la Comisión (y seguramente lo es) no se justifica que hayan sido tan timoratos a la hora de buscar soluciones. Todo este esfuerzo para decir que hay que reducir las emisiones y la dependencia energética exterior. Eso ya lo sabíamos. Lo que esperábamos eran ideas audaces no monsergas. Otra Banca también es posible Triodos Bank llegó a España hace apenas dos años, pero su peculiar manera de entender el negocio bancario atrae cada día a un número más grande de clientes POR LUIS MIGUEL DEL BARRIO MADRID. La Banca ética ya está aquí, entre nosotros. Porque son ya muchos los ciudadanos que están convencidos de que otro mundo es posible también dentro de los negocios. De lo contrario, otro mundo más justo no será posible, pues el dinero no es sólo una moneda de cambio, sino sobre todo un intercambio de vida. Y esa vida debe nadar en la ética si quiere navegar hacia ese mundo de justicia por el que muchas personas trabajan activamente. Bajo esta filosofía se asienta Triodos Bank, una entidad de crédito que fue fundada en 1980 y que hoy cuenta con 100.000 clientes y un balance total de más de 2.300 millones de euros. Desde septiembre del año 2004, este banco está plenamente operativo en España, como también lo está desde mucho tiempo antes en Holanda, Bélgica y Reino Unido. Además, desarrolla una intensa actividad en otros lugares de Europa, América Latina, Asia y África. ble de la sociedad desde el sistema financiero, mejorando la calidad de vida de las personas y respetando el medio ambiente y la cultura asegura a ABC el director general de la entidad bancaria, Esteban Barroso. Por esa razón, añade, trabajamos desde hace más de diez años con el comercio justo en más de cuarenta países y en al menos sesenta instituciones con una apuesta inequívoca por los microcréditos como herramientas eficaces en la lucha contra la pobreza gocio bancario? Y la respuesta de Barroso no deja lugar a dudas y aclara definitivamente tanto el fondo como la forma de esta entidad financiera: Primero examinamos el valor añadido y luego analizamos el riesgo. Por lo tanto, si el primer punto no reúne las condiciones adecuadas, ni siquiera pasamos a analizar la segunda cuestión Todo este modo de entender el negocio bancario atrae cada día a más y más personas, como reflejan los balances de Triodos Bank, que a su vez basa su actividad en la transparencia informativa tal y como subraya Barroso, por entender que ya no basta con los valores tradicionales de seguridad, rentabilidad y liquidez monetaria, las tres preguntas básicas que normalmente se hace todo inversor antes de confiar su dinero a una entidad financiera Responsabilidad social y medioambiental Uno de los productos bancarios que ofrece Triodos es su ecodepósito que, según el Banco, combina rentabilidad económica con responsabilidad medioambiental De hecho, el ecodepósito cuenta con el apoyo de cinco organizaciones ecologistas: Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO BirdLife y WWF Adena. También tiene la Cuenta Justa gracias a un acuerdo con IDEAS, Intermón Oxfam y SETEM. Además, acaba de sacar al mercado la que califica como primera tarjeta de crédito ecológica pues está fabricada en plástico reciclable sin PVC Viabilidad Asimismo, el director general de Triodos Bank subraya que esta entidad apoya cuantos proyectos se asienten en sectores tales como la agricultura ecológica, las energías renovables, la arquitectura bioclimática, el turismo sostenible, el apoyo a grupos en riesgo de exclusión y la cooperación al desarrollo, entre otras cuestiones Eso sí: Barroso explica que todos los proyectos financiados por Triodos Bank tienen que ser viables económicamente puesto que estamos hablando de una entidad cuyo negocio básico es la intermediación financiera y, por lo tanto, debe ajustarse a una política de inversión adecuada Es decir, que nunca podemos olvidar que somos un Banco, aunque tampoco olvidamos jamás ese valor añadido que se refiere a la cuestión social y a la ambiental La cuarta pregunta Y no basta con que esas tres preguntas se contesten adecuadamente porque hoy, según explica el director general de Triodos Bank, ya son cada vez más las personas que, además de exigir respuesta adecuada a esas tres cuestiones, plantean una cuarta pregunta que, en su caso, se convierte además en la razón fundamental para que finalmente acaben o no siendo clientes de la entidad financiera: ¿qué realidad social promueve el Banco en el que ellos tienen la intención de depositar sus ahorros? Al final, y como consecuencia de esta manera tan peculiar de entender el negocio bancario, a Triodos Bank ya se le conoce como un referente de la Banca ética en Europa Y es que cada poco promueve algo que redunda en esa idea, lo que a su vez le granjea el apoyo de prestigiosas entidades sociales y culturales que animan a sus socios a depositar sus ahorros en esta entidad bancaria. Ya no basta con los valores tradicionales de seguridad, rentabilidad y liquidez monetaria Hoy, muchas personas también quieren saber qué realidad social promueve su Banco ¿Ética o negocio? Objetivo En realidad, el objetivo de Triodos Bank es contribuir a un cambio positivo y sosteniDentro de este contexto, la pregunta parece obligada: ¿A qué le da Triodos Bank más importancia, al valor añadido o al ne-