Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 ESPAÑA DOMINGO 14 s 1 s 2007 ABC Cargas y heridos tras una protesta de okupas Grupos de okupas intentaron ayer por la tarde cortar la Ronda de Dalt en Barcelona tras una manifestación contra los últimos desalojos de casas okupas realizados en la capital catalana, como el de Can Mireia, el pasado miércoles. La acción de los okupas en la Ronda obligó a los Mossos a llevar a cabo varias cargas policiales. Según la Policía autonómica, algunos lanzaron objetos contundentes e intentaron cortar la Ronda. Seis policías resultaron contusionados y a otro le rompieron la rodilla con un ladrillazo, aunque no se realizó ninguna detención. Durante la manifestación, los okupas hicieron pintadas en algunos cajeros automáticos, algunas contra el consejero de Interior catalán, Joan Saura. Además de los Hijos de Don Quijote, los okupas en la imagen, se manifestaron ayer en Barcelona contra un desalojo ELENA CARRERAS Los movimientos radicales en favor de la vivienda buscan piso en Barcelona Los Hijos de Don Quijote llegados de Francia vieron ayer frustrado por las fuerzas de orden su intento de acampar en la plaza San Jaime de la capital catalana, pero anuncian más movilizaciones JANOT GUIL BARCELONA. Barcelona sigue siendo uno de los escenarios públicos más apetecibles por los movimientos radicales alternativos- -léase okupas antisistema, Hijos de Don Quijote u otras asociaciones- -para vocear, con o sin violencia, sus prédicas en favor de un reparto equitativo de la riqueza, de una vivienda digna, de papeles para todos o de otras consignas. La capital catalana se erige como referente para la demanda de medidas de política social porque es una de las ciudades europeas más caras para vivir y porque la escasez de suelo edificable disponible la han convertido en la urbe española con el metro cuadrado más caro. Así, la otrora ciudad de los prodigios es terreno abonado para la extensión de fenómenos como el movimiento okupa especialmente combativo en Barcelona. A menudo, en los últimos años, durante las reiteradas manifestaciones públicas de estos movimientos- -encierros de inmigrantes, okupaciones y desalojos y altercados públicos varios- se ha criticado a los responsables del Ayuntamiento barcelonés- -que desde la democracia siempre ha estado liderado por el PSC, sólo o en coalición- -y a los autonómicos, a los que se ha acusado de falta de mano dura para atajar estas acciones, cuando no de una cierta connivencia con sus autores. los okupas por los últimos desalojos de inmuebles ocupados realizados en Cataluña. Con más o menos complicidad, lo cierto es que los alternativos siguen teniendo su punto de mira en Barcelona. ro, servirá para que, en pleno periodo preelectoral de las municipales, el alcalde de la Ciudad Condal, Jordi Hereu, presuma de mano izquierda... con músculo. Tras acampar con tiendas durante tres semanas en las calles de París y lograr que el Gobierno francés aprobara medidas de ayuda para los sin techo tres miembros de la asociación Los Hijos de Don Quijote llegaron esta semana a Barcelona para extender su causa en España. Anunciaron que ayer harían una acampada simbólica de cinco horas en la plaza San Jaime de Barcelona, ante las sedes del Consistorio y de la Generalitat. Contaban para ello con el respaldo de varias asociaciones, como la Asamblea Popular por el Derecho a la Vivienda. Por contra, hasta 16 entidades locales de ayuda a los sin techo que colaboran con el Consistorio se desmarcaron públicamente de los quijotes por discrepancias con su modus operandi El alcalde ya advirtió de que no iba a permitir la acampada, blandiendo como argumento la ordenanza municipal de civismo que entró en vigor en enero de 2006 y que no permite tales actos. Y con la ordenanza se toparon ayer los quijotes A mediodía, cuando debía comenzar la acampada, el Ayuntamiento había ordenado regar el suelo de la plaza para disuadir a los manifestantes, que llegaron a ser poco más de cincuenta, y agentes antidisturbios de la Guardia Urbana y de los Mossos, con 12 vehículos, tenía cercado el lugar. En las callejas que desembocan en San Jaime, los agentes registraron a cualquier sospechoso de llevar oculta una tienda de campaña. Dos acciones ayer Sin ir más lejos, ayer la capital catalana acogió dos acciones reivindicativas de estos colectivos: la anunciada acampada de la asociación francesa Los Hijos de Don Quijote, que se quedó en intento, y una manifestación en protesta por el desalojo esta semana de una casa okupa Kan Mireia, que acabó con cargas policiales y varios agentes heridos. La acción de Los Hijos de Don Quijote, que reivindica ayudas para los sin techo acabó en un fiasco para sus promotores que, a buen segu- Neutralizados Finalmente, ante la negativa de las fuerzas de orden a dejarles acampar, algunos manifestantes negociaron con la Guardia Urbana y pudieron concentrarse en la plaza durante las cinco horas previstas, instalar allí un mesa, varias sillas y un equipo de megafonía. En suma, la anunciada acampada acabó siendo una concentración de no más de cincuenta personas y ni de cinco horas, porque a la hora y media de empezar algunos de sus participantes, como los miembros de entidades en favor de la vivienda o de la regularización de inmigrantes sin papeles (que de todo hubo en la plaza) abandonaron San Jaime dejando a los quijotes solos. Pese a lo ocurrido, uno de sus portavoces, Guillem Carbajosa, rechazó hablar de fracaso o frustración Carbajosa confirmó que los quijotes llegados de Francia se quedarán al menos dos semanas más en Barcelona. Se barruntan nuevas acciones reivindicativas que no quiso explicar. En el punto de mira En el actual panorama político catalán, con el ecosocialista de Iniciativa per Cataluña- Els Verds (ICV) Joan Saura al frente del Departamento de Interior de la Generalitat, las dudas sobre esta supuesta connivencia se han incrementado, aunque, curiosamente, el propio Saura ha sido criticado por La anunciada acampada acabó en una concentración de unas 50 personas Hasta 16 entidades de ayuda a los sin techo se desmarcaron de los quijotes