Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA Manifestaciones por el proceso de paz DOMINGO 14 s 1 s 2007 ABC Ibarretxe utiliza la marcha de Bilbao para reivindicar el diálogo político La Policía Municipal calcula en unas 80.000 personas la asistencia a la manifestación, una cifra menor que en la convocatoria de Ardanza tras la ruptura de la tregua de 1989 M. LUISA G. FRANCO BILBAO. El lendakari, Juan José Ibarretxe, reclamó ayer la vía del diálogo para conseguir acuerdos políticos para la normalización del País Vasco. Lo hizo en la manifestación que convocó ayer en Bilbao y a la que no acudió el PP ni la mayoría de las asociaciones de víctimas del terrorismo y plataformas cívicas. El lendakari esgrimió que los miles de manifestantes que se echaron a las calles de la capital vizcaína exigían el fin de la violencia para abrir una nueva oportunidad para conseguir la paz Según Juan José Ibarretxe, los ciudadanos respondieron a su convocatoria porque no aceptan que ETA impida, ni condicione, que todos nosotros decidamos nuestro futuro en libertad En la intervención que puso fin a la marcha, Ibarretxe dijo que el Gobierno vasco no va a ceder y va a seguir tomando la iniciativa política para trabajar y conseguir la paz y los acuerdos políticos que permitan alcanzar la normalización de este país A pesar de la confusión creada en torno a la convocatoria y de las tensiones que provocó en el seno de los partidos, especialmente en la formación del lendakari, unas 80.000 personas, según la Policía Municipal, se manifestaron en la capital vizcaína por la paz y el diálogo y para exigir a ETA el final de la violencia después del último atentado mortal de la banda, perpetrado hace catorce días en Madrid. Los apoyos, las retiradas de los apoyos y las reincorporaciones a la marcha pudieron haber hecho fracasar la convocatoria, pero la eficaz maquinaria de movilización del PNV y los ciudadanos que, al margen de matices políticos, querían manifestarse contra ETA, salvaron al lendakari. En la marcha se palpaba, al menos en sus primeras filas, una mayoría nacionalista. Preguntados doce participantes al azar, ocho aseguraron estar allí para responder a la convocatoria del lendakari; otro para apoyar a nuestro pueblo dos para manifestarse contra la banda ETA, con el añadido, por parte de uno de ellos, de a pesar de los políticos y finalmente hubo otro que mostró muchos recelos y evitó poder te, sino por debajo del lema por la paz y el diálogo y en un tamaño menor y con menor tamaño de letra. A media marcha se puso en un lateral la bandera de Ecuador, país de origen las dos últimas víctimas de ETA. Con los sindicatos Joseba Azcarraga y Juan José Ibarretxe, tras la pancarta que encabezaba la manifestación ser ubicado como simpatizante de un partido. En general, los manifestantes hablaban en euskera, lo habitual cuando los convocantes son PNV y EA, pero no cuando encabeza una convocatoria el PSE. ron con naturalidad a la fila en la que se habían ubicado los nacionalistas, incluidos representantes de EA, con su presidenta, Begoña Errazti, al frente. En primera línea estaba el Gobierno vasco en pleno, que llegó entre aplausos a las cinco menos dos minutos de la tarde AP López, detrás del PNV Patxi López, arropado por Rodolfo Ares y otros miembros de la ejecutiva del PSE, se mantuvo en tercera línea, sin apenas cruzar comentarios con la segunda, en la que estaban los miembros de la dirección del PNV encabezados por Josu Jon Imaz y acompañados por el alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna, el diputado general de Vizcaya, José Luis Bilbao, y los ex presidentes del Gobierno vasco José Antonio Ardanza y Carlos Garaikoetxea. Otros socialistas como el diputado Ramón Jáuregui y el alcalde de San Sebastián, Odón Elorza, sí pasa- Ibarretxe relegó el exigimos a ETA el final de la violencia a un plano secundario de la convocatoria López, en tercera fila, adoptó una postura fría y distante hacia los dirigentes del PNV a la plaza del Sagrado Corazón de Bilbao. Quienes participaban en la manifestación expresaban de vez en cuando con aplausos su apoyo a los convocantes, siguiendo una consigna en ese sentido de las organizaciones municipales del PNV También siguiendo instrucciones del partido, no hubo banderas, salvo una ikurriña de un despistado, poco cosa en una marcha de estas dimensiones. La pancarta oficial, en la que aparecía el lema modificado a última hora por el lendakari, la portaban ciudadanos anónimos. Curiosamente, el lema final no fue el anunciado oficialmente por Ibarretxe, quien había dicho que se antepondría al lema original por la paz y el diálogo la frase exigimos a ETA el final de la violencia En la manifestación esa exigencia no se colocó por delan- Ibarretxe, que sólo recibió una crítica de los manifestantes, rechazada por la mayoría de ellos, estuvo arropado en todo momento por sus socios de Gobierno, con Joseba Azkarraga, de EA, a la derecha, y Javier Madrazo, de IU- EB, a la izquierda. El Ejecutivo vasco fue quien protagonizó la manifestación, convocada institucionalmente y apoyada por PNV PSE, EA, EB, Aralar y los sindicatos ELA, CCOO y UGT Los secretarios generales de estos sindicatos en el País Vasco participaron en la manifestación: José Elorrieta, de ELA, Josu Onandi, de CCOO, y Dámaso Casado, de UGT. Asistieron además delegaciones de CIU, ERC, ICV IU y BNG. Antes de iniciarse la marcha, Josu Jon Imaz reivindicó la paz y la palabra frente a la violencia y defendió el diálogo en democracia como instrumento para hacer frente a la violencia Patxi López, por su parte,