Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 13- -1- -2007 85 GENTE www. abc. es gente EN SU PUNTO Beatriz Cortázar VELASCO, TRAS LOS PASOS DE PANTOJA e suspenden las funciones hasta el próximo lunes. Esa fue ayer la noticia tras conocerse que Concha Velasco no podrá estar este fin de semana en el teatro La Latina con Filomena Marturano tras hacerse un desgarro muscular en la pierna. El percance no es de alcande médico, pero sí mediático, puesto que la historia casi es clónica de la que sufrió Isabel Pantoja el pasado 5 de enero. cuando se hizo un esguince al ponerse los tacones. En el caso de Velasco, ocurrió por engancharse con las medias cuando, en un puro gesto de intimidad, se fue al cuarto de baño del camerino para vestirse sin la mirada de los amigos con los que estaba. Concha es una mujer muy ágil y está acostumbrada a ponerse las medias de pie (a sus 67 años es todo un mérito) sólo que esa vez falló el equilibrio y acabó en el suelo con la pierna doblada enganchada en el leotardo. Por supuesto, el susto del principio fue morrocotudo. Al aviso de la Velasco, sus amigos salieron disparados a ayudarla y se temieron lo peor: una rotura de cadera. Pero no. Una vez examinada a fondo, y realizadas las pruebas pertinentes, lo que Concha se hizo en ese minuto tonto que te cambia los planes fue una rotura fibrilar de los músculos isquiotibiales de la pierna derecha, que así dicho suena fatal, pero que a la hora de la verdad no supone más complicación que estar uno o dos días con el pie en reposo. Me dijeron que con unas infiltraciones podía salir a actuar esa misma tarde, pero han sido Lina Morgan y Juanjo Seoane los que han decidido que era mejor retrasar los planes tres días y empezar el lunes con buen pie comenta. Con todo el ruido que se organizó con el esguince de Pantoja (también en el camerino de Lina Morgan) lo que faltaba era que la Velasco suspendiera por un motivo casi idéntico. Ante el comentario fácil del gafe de la tonadillera, Concha se ríe y pasa de esas tonterías. S La actriz italiana recibió ayer el apoyo y el consuelo de sus dos hijos durante el entierro de su esposo AP Último adiós a Carlo Ponti El desaparecido productor italiano fue enterrado ayer en una ceremonia íntima en la ciudad italiana de Magenta, ante la presencia de su apesadumbrada viuda, la actriz Sophia Loren, y los dos hijos de la pareja, Carlo y Eduardo ABC ROMA. Los restos mortales del productor de cine italiano Carlo Ponti fueron inhumados ayer en el panteón familiar en su ciudad natal de Magenta, en la que había nacido en 1912. Ponti, quien falleció la noche del pasado martes en un hospital de Ginebra, en el que había ingresado diez días antes a causa de una complicación respiratoria, fue despedido por su esposa, Sophia Loren, y sus cuatro hijos: Carlo y Eduardo, nacidos de su matrimonio con la actriz, y Alex y Guendalina, nacidos de la unión con su primera esposa, Giuliana Fiastri. La actriz italiana- -de negro riguroso- flanqueada por sus hijos, apareció visiblemente emocionada y, antes de meterse en el coche, repitió varias veces gracias a todas las personas que le aplaudieron a la salida de la iglesia. Tambíén quiso acompañarle en estos momentos difíciles su hermana María. Por expreso deseo de la familia, el funeral- -oficiado en la basílica de San Martino- -se celebró en la más estricta intimidad. Del mundo de la cultura y el espectáculo, sólo acudieron la actriz Sabrina Ferilli y el diseñador Giorgio Armani, gran amigo de Sophia Lodo productor como uno de los más importantes representantes del cine italiano e internacional Con Carlo Ponti se despide de nosotros un hombre sensible, valiente e innovador aseguró. Y es que Ponti, además de ser el descubridor de la Loren, produjo en su larga carrera muchos de los títulos que forman parte ya de la historia del cine. Con su desaparición termina una de las relaciones más estables del mundo del cine. El productor y la actriz, más de 20 años menor que él, han compartido sus vidas durante más de medio siglo. Ambos se conocieron a principios de los años 50 y contrajeron matrimonio en 1957, pero la boda fue anulada porque las autoridades italianas no reconocieron el divorcio obtenido por Ponti en México de su anterior esposa. La pareja adoptó la nacionalidad francesa y sellaron su unión de forma definitiva en 1966 cerca de París. El féretro, a la salida de la iglesia de San Martino AFP ren y que envió dos coronas de rosas blancas y tulipanes. Tras la ceremonia privada, Carlo Ponti fue enterrado en el panteón familiar del cementerio de Magenta. Por otra parte, el presidente italiano calificó al desapareci-