Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
80 SÁBADO 13- -1- -2007 ABC DEPORTES www. abc. es deportes Siempre defenderé el fútbol que me emociona Víctor Fernández s Entrenador del Real Zaragoza Para él, visitar el Bernabéu y enfrentarse al Real Madrid nunca será un partido cualquiera. El día en el que exige un paso más a sus hombres y se mentaliza de que es el gran encuentro para demostrar que los valores futbolísticos que defiende son los correctos POR ENRIQUE ORTEGO MADRID. Orgulloso se siente de llegar mañana a Madrid con el Zaragoza en puesto de Champions y muy cerca del enemigo directo. No es, sin embargo, de los que sacan pecho y mucho menos de los que hacen leña del árbol caído. ción, la idea, y nos están acompañando los resultados. No es lo mismo mantener estos criterios desde la victoria que desde la derrota. No hemos tenido que convencer mucho a los futbolistas porque buscamos precisamente ese tipo de jugadores y ellos vinieron convencidos de lo que se les iba a pedir. No han tenido dudas. Al Bernabéu más que a morir con las botas puestas vamos a ganar con las botas puestas. No tengo razones para cambiar, todo lo contrario Prefiero jugar ahora contra el Real Madrid, es más fácil rascar cuando estás presionado, nervioso, con dudas El Zaragoza está siendo protagonista porque sabe lo que quiere y a lo que juega. No es casualidad. Hemos ido a buscar unos futbolistas determinados para jugar así -Viene preparado para dar la puntilla al Madrid... -No soy hombre de toros. Vamos al Bernabéu con la intención que vamos a todos los campos, ganar y defender nuestras ideas, independientemente de lo que se esté jugando el rival. té en el Zaragoza y no en un equipo de los grandes con perdón? -Jugó en el River, que es un grande. En el Valencia, donde ganó dos Ligas, una UEFA y jugó una final de Champions Al venir al Zaragoza, Aimar buscó su felicidad, sentirse bien con su fútbol. Aquí se ha encontrado con la horma de su zapato. Lo que él quiere, lo que a él le gusta, es lo que yo quiero y lo que a mí me gusta. Le respetamos como futbolista y como persona y se ha encontrado con unos compatriotas suyos que tienen el mismo gusto, tienen amistad y se han identificado absolutamente. Tienen un vínculo de confianza. ¿Y usted, después de su experiencia del Betis y, sobre todo, del Oporto, nunca dudó tampoco de su abecedario futbolístico? -Nunca. Intento aprender todos los días. Leo, escucho, veo mucho, pero que mucho fútbol, pero creo que se puede llegar al éxito por la vía que yo elegí cuando decidí ser entrenador. Defiendo el fútbol que me emociona. La experiencia del Oporto para mí fue enriquecedora. Me echaron, pero en seis meses renovamos el equipo, conseguimos dos títulos, íbamos primeros en la Liga y estábamos en octavos de la Champions -O sea, que promete batalla, morir con las botas puestas. -Que nadie lo dude. No tengo razones para cambiar, sino todo lo contrario. Hasta ahora sólo tengo argumentos para defender esta forma de jugar. No vamos a perder con las botas puestas, vamos a ganar con las botas puestas. Estoy orgulloso de que el Zaragoza sea uno de los protagonistas de esta Liga. Y lo es porque sabe lo que quiere y a lo que juega. No vamos a traicionar nuestros principios precisamente en el Bernabéu. Víctor Fernández dando instrucciones durante un partido darle espacio vital para que exprese sus cualidades y si es al servicio del grupo, mucho mejor. Ahora la gente nos reconoce. Somos el Zaragoza. Hemos dado un salto respecto al pasado. Me gustaría ser más agresivo. Tener un segundo medio centro con más llegada al área, perfeccionar detalles, pero lle- AFP -Sea sincero, ¿no siente vértigo al jugar con Aimar, D Alessandro, Diego Milito y Ewerthon o Sergio García? -No. Jugamos con cuatro muy ofensivos porque nuestra organización como equipo nos lo permite. Al futbolista hay que -Los resultados son los que están respaldando su idea futbolística. -Estamos demostrando que se puede sobrevivir con este fútbol. El equipo lo ha entendido y todos los jugadores hablan el mismo idioma. Precisamente por eso están aquí. No es una casualidad. Todos sabían donde venían y yo que se les puede exigir porque están capacitados para ello. vamos cinco meses. He firmado por cuatro temporadas y es la primera. Estoy convencido de que somos un un equipo en crecimiento, en desarrollo. El presidente y el propietario así me lo han confirmado. Un equipo no se hace en una temporada. Estamos en construcción. -Al final va a volver a ser profeta en su tierra. -No voy a caer en el error de creerme el elogio fácil y en la euforia desmedida. Es fútbol. No quiero trompazos. Quiero no defraudar a mis futbolistas ni a mis dirigentes. ¿Cómo se explica que Aimar es- No soy imparcial con Capello, le respeto y le valoro ¿Preferiría llegar al Santiago Bernabéu con el Real Madrid líder, enrachado y sin problemas? -No, prefiero ir en este momento. Es más fácil rascar ahora dentro de la dificultad. Es mejor enfrentarse ahora a un Madrid más presionado, con nervios, con dudas, que es lógico que las tenga por todo lo que está pasando. Para ganar en el Bernabéu siempre habrá que hacer un gran partido, estar muy acertado en ataque y en defensa, que los factores externos no intervengan y que la suerte no te vuelva la espalda. ¿Qué Madrid espera? -No espero un cambio radical en el sistema ni en el estilo, si acaso en la elección de los jugadores. Le faltan hombres y habrá cambios obligados y otros voluntarios. -Reconozca que todo está saliendo mejor de lo que se podía esperar en cuatro meses. -Sí, así es. Se han acoplado rápido teniendo en cuenta que han llegado seis nuevos. Hemos cambiado la organiza- -Usted era de los que pensaba que Capello iba a dar un vuelco al Madrid. -Lo pensaba y lo pienso. Está a tiempo todavía. Yo con Capello no soy objetivo porque siento por él un gran respeto y admiración por su trayectoria. Por su educación y su rigor. No soy imparcial, le deseo lo mejor después del domingo. Yo creo que su elección es buena. Después de tres años sin ganar un club como el Madrid necesita la inmediatez de los resultados. Yo también hubiera apostado por él. Puedes compartir o no sus ideas futbolísticas y yo tengo poco en común con él, pero al menos tiene ideas, criterios y responsabilidad.