Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12- 13 S 6 LOS SÁBADOS DE DIENTES SANOS Cómo afecta el tabaco a los niños a nicotina es una de las drogas mas adictivas, es un estimulante que acelera el ritmo cardíaco, aumenta el riesgo de insuficiencia coronaria y dilata las pupilas. Asimismo aumenta los niveles sanguíneos de determinadas hormonas, incrementa el metabolismo, causa vasoconstricción y sube la presión arterial. Cada cigarrillo posee alrededor de 1 mg de nicotina. En dosis elevadas en un veneno mortal. Una cantidad excesiva para el ser humano es de 60 mg de nicotina, el equivalente a 3 cajetillas de cigarrillos. Además contienen alquitrán que es igualmente tóxico. Cuando una mujer embarazada fuma un cigarrillo, se produce un aumento inmediato de la frecuencia cardiaca fetal: de 130 a 180 latidos por minuto. Además, el riesgo de aborto, placenta previa, desprendimiento de la placenta y parto prematuro se vuelve más elevado. Por otro lado, estar en una estancia con personas que están fumando provoca que el niño se convierta en un fumador pasivo, como consecuencia, en el futuro el niño puede presentar infecciones respiratorias, retraso del crecimiento, alteraciones neurológicas así como caries, entre otras posibles patologías. Los no fumadores que conviven con fumadores, de hecho tienen mas riesgo de contraer cáncer de pulmón que los que no conviven o trabajan con fumadores. Esto se debe a que el humo de la combustión del tabaco cuando se quema lentamente en un cenicero tiene más toxicidad. El alquitrán es respirado no sólo por el fumador activo, sino también por el pasivo. Según un estudio publicado en el Journal of the American Medical Association la exposición pasiva al tabaco se asocia con un mayor riesgo en los niños de desarrollar caries en los dientes de leche. La responsable es la cotinina, un subproducto de la nicotina que puede medirse en un análisis de sangre para estimar la exposición al humo del tabaco. Cuide su boca y la de su familia. L Por Luis Cabeza Ferrer Un grupo de adolescentes con sobrepeso en un momento de la terapia que siguen en un hospital de Suiza de peso no es un objetivo inmediato sino una inversión de futuro. EPA Claves de Evasyon Establecer rutinas y hábitos saludables. La casa se organiza entorno a unos horarios y actividades saludables. Se regulan las horas de sueño, de comida y ocio. Los padres deben comprometerse a participar. Dieta suave para no aburrir. El desayuno es de obligado cumplimiento. No se prohíbe ningún alimento, se fomentan las comidas sanas y ricas en fibra. Se pide que aumenten el consumo de agua para no tener la necesidad de beber un refresco. Ejercicio físico con la familia. Se buscan las actividades que pueden hacer con la familia o les resulte más fácil. Basta con proponerse caminar. La ayuda del grupo. El tratamiento se dirige tanto a los padres como a los hijos. Todo se trabaja en grupo, hay uno para padres y otro dirigido sólo para los chicos. Con otros críos y profesionales jóvenes se logran mejores resultados. Recuperar la autoestima. Uno de los objetivos del programa es evitar el aislamiento social no sólo con actividades deportivas sino lúdicas, con el el uso del móvil o el ordenador. Cambio coca- cola por agua Se les dice que no se olviden nunca del desayuno, que no coman frente a la tele, que hagan el ejercicio que más les divierta o simplemente suban las escaleras de su casa o vayan al cole caminando. No hay prisa por perder peso. Nada se les prohíbe, ni siquiera los alimentos calóricos. La clave está en la negociación y en proporcionarles siempre una alternativa. Les enseñamos que siempre hay una opción saludable. Si van a un Mc Donalds con sus amigos, pueden pedir una ensalada en lugar de una hamburguesa. No prohibimos los refrescos, pero les fomentamos el agua. Tampoco les pedimos que no vean la televisión, nuestra propuesta es que cambien la tele por el messenger por ejemplo. El ordenador es pasivo pero favorece la comunicación y no les aísla como la televisión indica Gonzalo Morandé, psiquiatra y responsable de la Unidad de Trastornos Alimentarios del Niño Jesús de Madrid. Este centro es uno de los cinco hospitales españoles que participa en Evasyon. La batalla de la obesidad no puede librarse sin tener en cuenta los factores sociopsicológicos. Las personas con obesidad comparten patrones de comportamiento con otros trastornos alimentarios. Aunque sufran agresiones o se burlen de ellos, niegan que tengan un problemas o piensan que no es tan importante como para buscar una solución explica Morandé. Reconocer el problema Hacer que un adolescente acepte el problema y lo aborde con constancia exige pasar a la acción y trabajar la motivación. Dos aspectos que tiene en cuenta el programa Evasyon. Se enseña a respetarse a uno mismo con técnicas que enseñan habilidades sociales y favorecen la autoestima corporal. Se le da más importancia a la recuperación de la agilidad que a la pérdida de peso para que los chicos abandonen un círculo vicioso que les lleva a no hacer ningún ejercicio porque no se sienten bien con su sobrepeso. Los consejos los facilitan profesionales más jóvenes con los que se consigue captar mejor su atención. Todo en un difícil equilibrio para que no caigan en la anorexia, el extremo opuesto.