Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
13 1 07 SALUD Obesidad infantil Meriendo hasta la hora de cenar El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ensaya en cinco hospitales un programa pionero para luchar contra el sobrepeso de adolescentes. El objetivo es cambiar su forma de vida, sin prohibir ni aburrir, todo por el camino de la negociación POR: N. RAMÍREZ DE CASTRO S e buscan adolescentes con sobrepeso que quieran adelgazar y, sobre todo, aprender a vivir de forma más saludable. No habrá dietas duras ni ejercicio férreo, pero sí mucho apoyo emocional y trabajo en grupo con la complicidad de los padres. Un grupo de investigadores del CSIC ha puesto en marcha Evasyon, un programa diseñado por psiquiatras, nutricionistas, dietistas y expertos en educación física que intenta cambiar las rutinas y estilos de vida de los jóvenes españoles. A finales de febrero arrancará el programa en cinco hospitales. Hipertensión diabetes, colesterol, hígado graso... Ese no es el análisis de un adulto que no se cuida, sino el de muchos adolescentes españoles. Los médicos han dado la voz de alarma de la creciente epidemia de obesidad y sobrepeso que atrapa a unos siete millones de chicos en España. Medio millón son obesos y cien mil de estos niños van a sufrir o ya sufren problemas cardiovasculares. Puede que casi 200.000 estén en las primeras fases de diabetes. Serán adultos con trastornos hepáticos, articulares y niños que ya sufren las bromas y el rechazo de sus compañeros. El sobrepeso de los niños españoles no es un problema marginal. Los nutricionistas del Instituto del Frío del CSIC lo saben. Hace unos años emprendieron un estudio para comprobar cuál era su situación nutricional. Se toparon con unos resultados que situaban España entre los países con las tasas de sobrepeso y obesi- dad juvenil más elevadas de Europa: una de cada cinco chicas y uno de cada cuatro, entre 13 y 18 años, pesaba más de lo recomendable. Un nuevo plan de vida Los mismos investigadores han diseñado el proyecto Evasyon para intentar atajar la epidemia. Lo hacen con una receta aparentemente convencional: dieta, ejercicio y una reorganización de sus vidas de la mañana a la noche, con apoyo psicológico. El próximo mes está previsto que la investigación arranque con 40 chicos de 13 a 18 años que serán seguidos durante un año en cinco hospitales de Madrid, Zaragoza, Santander, Pamplona y Zaragoza. Si todo va bien y el proyecto demuestra su eficacia podría extenderse a otras comunidades y organizarse desde los propios centros de salud. Todo el programa está orientado para cambiar las rutinas de los chicos. Tratamos de ordenarles su vida, les enseñamos a vivir de forma saludable, buscando la complicidad de sus padres. Si los progenitores no se implican no funcionará el proyecto explica Ascensión Marcos, una de las coordinadoras de la investigación. Por eso, la estrategia no solo fomenta reuniones en grupo para controlar la actividad de los chicos. Cada semana se vigila implicación de los padres. Inversión de futuro El programa regula desde los horarios de las comidas, el ocio, hasta las horas de sueño, para evitar que la falta de sueño les haga ganar peso. Se les proporciona reglas para aprender a comer, a organizarse en el colegio e incluso su ocio. La vida de muchos chicos es absolutamente caótica asegura Julia Warnberg, coordinadora del Evasyon. Algunos te dicen cosas asombrosas, como que llegan a casa y meriendan hasta la hora de cenar, picoteando todo el tiempo. O que se pasan los sábados en la cama porque les gusta estar tumbados. Hasta que no conoces cómo viven cada uno de ellos no puedes tratar su problema A ninguno se les obliga a seguir una dieta estricta ni se les pone a correr 10 kilómetros diarios, porque a la primera de cambio tirarían la toalla. La pérdida La vida de muchos chicos es absolutamente caótica. El programa regula todas sus actividades, desde los horarios de las comidas hasta las horas de sueño Las dietas y el ejercicio no funcionan si no se tienen en cuenta los factores sociopsicológicos. Reconocer que hay un problema es el primer paso dice Morandé