Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
2- 3 S 6 LOS SÁBADOS DE les, pabellones, museos, colegios. También para una creciente clase media que va demandando vanguardia a precios accesibles, y ellos se la proporcionan a la medida de sus nuevas viviendas. Se afianzan algunas firmas como H. Muebles, Darro, Inmobe, tres de las muchas que había como fabricantes importantes. Sobrevivieron hasta los 70, y luego cierran. En Madrid no ha habido carácter industrial ni sensibilidad por parte de editores o del publico para considerar estas piezas y es ahora cuando se empiezan a descubrir a valorar dándoles una segunda vida, pues sus formas son absolutamente actuales y sus diseñadores de primera Hablamos de Paco Muñoz, por ejemplo, fundador y propietario de Casa Jardín, y de Darro, un auténtico genio del diseño que, fuera de España, hubiera llegado a ser uno de los más grandes dado su enorme potencial y su genio creativo, visionario, funcional, moderno, pero vivió una época y un sector que no le acompañaron. Sus clientes no tenían la misma visión que él, por lo que reinterpretó sus creaciones dándoles Lámpara LC 2 de Carrillo y Oriol (1966) Realizada en 1964 en plástico y tela. Interior de la cafetería del Instituto Nacional de Óptica Daza Valdés, proyectado en 1959 por Miguel Fisac Silla Batán, de Francisco Muñoz Cabrero para Darro, en 1961. Madera de nogal, y piel cosida a mano la visión moderna del mueble popular español, y en su sencillez estaba la mayor de las vanguardias. Y qué decir del desaparecido Miguel Fisac o de las primeras piezas de un jovencísimo Rafael Moneo, recién salido de la Escuela de Arquitectura. Durante esos años- -dice el arquitecto Miguel Oriol, coautor de las lámparas LC 1 y LC 2- -hicimos muchas piezas, pero España no tiene sentido comercial, ni lo ha tenido nunca. Pasa con el aceite y los italianos, con el vino y los franceses, también con el arte y con el diseño sucedió lo mismo y sobre todo en aquella época, en la que, no es por nada, pero formamos un pequeño gran grupo Luego yo me dediqué más a mi profesión pero nunca lo he dejado. Hubo un personaje, Carlos de Miguel, clave para el diseño de aquellos años, que pastoreó la revista de Arquitectura y todo el diseño español. En aquel grupo estaban los Feduchi. Y ya son tres generaciones de Feduchis que tienen, como Picasso, el salpicón italiano, y son geniales. Hicieron, entre otras cosas, el diseño del cine Capitol; bueno, pues aquellos muebles del cine los compré yo hace años en un bar de Navalcarnero. ¡Unas auténticas joyas sin reconocer! Ahora ya no pasa eso Antonio Carrillo trabajó en el estudio de Oriol y se asoció con él para la investigación y producción de estas lámparas. La lámpara LC 2 está compuesta por laminas de plástico traslúcido con un textil de trama muy abierta para lograr el efecto de luces y sombras. Se realizó en varios modelos y tenía posibilidades ilimitadas. No tuvieron más empuje estas piezas, pues la gente no estaba (Pasa a la página siguiente) Butaca Roja de H. Muebles de 1959, con asiento y respaldo de gomaespuma y pies en tubo