Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 13- -1- -2007 Más de un centenar de taxis monovolumen de la capital llevarán sillas para niños Pedro Calvo, concejal de Seguridad 45 El PSOE exige explicaciones en la Asamblea El PSOE pedirá que el consejero delegado de Metro, Ramón Aguirre Rodríguez, explique en la Asamblea las causas del deterioro del servicio y el incidente ocurrido ayer en la estación de la línea 6 de Conde de Casal, donde la policía desalojó a un grupo de viajeros que se negaron a abandonar un vagón averiado. José Quintana, diputado y portavoz socialista de Transportes, señala en un comunicado que las averías e incidencias del Metro han aumentado un 32 respecto a 2005 y que en los doce primeros días de este año se han producido ya cinco incidentes, mientras que en el mismo período de 2006 no se registró ninguno Para el diputado socialista, resulta intolerable que el deterioro del Metro haya llegado a tal nivel que obligue a intervenir a las fuerzas de orden público, como sucedió ayer en el incidente de la línea 6. Por su parte, el portavoz del grupo municipal socialista de Madrid, Óscar Iglesias, manifestó que la Comunidad ha pasado de tener un Metro que volaba a uno que se avería a diario y que además cuesta millones Testimonios en Recibió un fuerte golpe ¿Has sido testigo? Cuéntanos lo sucedido ABC. es pedía ayer testimonios en primera persona del incidente en la línea 6. A continuación, ofrecemos la versión de tres protagonistas del motín. Yo estuve durante la mayor parte del incidente, hasta que llegó la Policía Nacional, y es mentira que fueran 20 jovenes okupas la verdad es que en mi vagón fueron muchas más de veinte personas y no eran precisamente anarquistas o melenudos. Eran señoras con niños que llevaban al colegio, cansadas de tener que hacer transbordo. En Usera los habían desalojado previamente, ya que otro tren se había averiado. El único culpable de la situación es la falta de inversión en material móvil y mantenimiento, ya que la única inversión que se hace es en infraestructuras con carácter puramente político. El abajo firmante no es un anarquista o algo parecido, sino un ingeniero del Ministerio de Fomento que conoce el tema del transporte. José Rosa Nieto Un grupo de 9 viajeros hemos presentado una denuncia contra la actuación descomunal de la policía, sobre todo con el joven detenido. Yo cogía el metro en Conde de Casal a las 8,20 y no pude entrar en el primer tren. Después pasó otro, vacío, que estuvo un rato en la estación, no abrió las puertas y se marchó, con el andén lleno. Llegó un tercer tren y mandaron desalojar porque decían que estaba averiado (después he sabido que algunos viajeros en Usera ya habían sido desalojados de otro) Un grupo numeroso de personas no ha querido bajarse de los vagones en señal de protesta por las irregularidades que todos los días, sobre todo en hora punta, sufrimos los viajeros. Después ha llegado la policía y ha arrastrado por la fuerza y empujado a muchas personas, incluida una embarazada que se ha agarrado a mi brazo. La peor parte la ha llevado un chico porque ha osado pedir la identificación a un policía y ha recibido un fuerte golpe cerca del ojo; el chico ha comenzado a llorar y le han sacado a la fuerza al andén. Cuando salía por el pasillo, un policía a mi lado ha dicho a sus compañeros: a ese, coged a ese y le han empujado y golpeado contra la pared; y se lo han llevado detenido ante la indignación de la gente que habíamos presenciado todo y sabíamos que el chico no había hecho nada más allá de su resistencia pasiva y de su osadía. Después un grupo de viajeros en el vestíbulo de la estación, de forma espontánea, hemos recogido firmas como testigos de los hechos y de la agresión y detención al joven y nos hemos dirigido a la comisaría de Huertas, donde hemos permanecido toda la mañana hasta poder poner una denuncia. Gerardo Ramón Lorente Yo he sido una de esa veintena de personas que no se ha querido bajar por segunda vez en 10 minutos del Metro por una supuesta avería. En esta semana ya van 3 averías y 2 en el mismo día. La situación del servicio de Metro de Madrid en general es mejorable pero los últimos acontecimientos obedecen o bien a una huelga no declarada o bien a unos sindicatos que solapadamente incitan estas averías para promover las críticas contra la Comunidad y del Ayuntamiento. Sea lo que sea, aquí los únicos agredidos físicamente hemos sido los ciudadanos que exigíamos una explicación y una solución que no llega. Si la situación de hoy se volviera a repetir cada vez que hay una avería, seguro que estas dejaban de existir. Concha EFE gos, para que se sepa realmente qué es lo que ha pasado Ha sido el cabeza de turco, eso está clarísimo afirma su tía. Fuentes policiales sostienen, por su parte, que el joven profirió insultos a los policías, golpes, empujones y se resistió a acatar la orden de la autoridad No tenemos la culpa Nosotros también estamos hartos de todo esto. Entiendo a esa gente que se ha rebelado. La línea 6 no la queremos ninguno porque es la más conflictiva y deteriorada. Peor no se puede hacer, y al final nosotros, que no tenemos ninguna culpa, somos los que acabamos pagando el enfado de los viajeros, totalmente justificado comentaba un conductor del suburbano, que ayer esperaba el autobús para dirigirse a su puesto de trabajo. Metro pide paciencia. Los retrasos y averías se vienen reproduciendo regularmente en el transporte suburbano desde hace meses, según fuentes de la compañía, por la necesaria adaptación de los nuevos vagones y las mejoras de las líneas. Se trata de un periodo de adaptación subrayaron. El incidente provocó fuertes retrasos y enormes aglomeraciones de viajeros en toda la línea Circular, en ambos sentidos. Los altavoces de megafonía de Metro indicaron, en todo momento, que el servicio quedaba interrumpido en más de media hora entre las estaciones de Plaza Elíptica y Sainz de Baranda. El servicio se restableció a las 9.50 horas de la mañana. Varios afectados han denunciado que la línea había su- frido esa misma mañana más accidentes Además de paradas demasiado prolongadas, la luz dentro de los vagones iba y venía y la escasa ventilación cuando el tren se detenía dentro del túnel hizo que se vivieran momentos de nerviosismo. Ánimos a los amotinados Había mucha gente por todas partes. En los andenes, en las escaleras del Metro, fuera, en las ventanas... y daban ánimos a los de dentro. La gente preguntaba muy nerviosa qué es lo que estaba pasando explicaba un joven testigo. Una vez se desalojó el vagón- con abusos y golpes según unos; tranquilamente según otros- -todo volvió a la normalidad. Sin embargo, Laura Calvo, una usuaria diaria de la línea 6, lanzaba un grito de guerra: Que se preparen. Ya sabemos lo que hay que hacer. Si a cada avería se organizara un movimiento así al final terminarían por hacernos caso, la unión hace la fuerza Ha sido el cabeza de turco, eso está clarísimo afirma la tía de Hugo, único detenido ABC. es La pregunta del día: ¿Cree que el Metro debe mejorar su servicio? abc. es madrid