Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 INTERNACIONAL SÁBADO 13 s 1 s 2007 ABC Aquí roban los ojos a los muertos El jefe del Policlínico de Roma ha ordenado poner escolta armada a los cadáveres para que no les roben órganos durante el traslado de la habitación al tanatorio POR J. V. BOO CORRESPONSAL ROMA. La historia de horror del Policlínico de Roma mostró ayer un nuevo capítulo. Aparte de las filtraciones de heces que salen de los muros y de las toneladas de basura que infectan los pasillos, el director general ha manifestado que ordenó poner escolta armada a los cadáveres para que no les roben órganos durante el traslado de la habitación al tanatorio. El semanario L Espresso que reveló hace una semana las increíbles condiciones de insalubridad del mayor hospital de Italia, publicó ayer una segunda entrega todavía mas estremecedora. En la portada, sobre una fotografía del hospital grita un titular atroz: Aquí roban los ojos a los muertos La investigación de un periodista que trabajó durante un mes como empleado de limpieza y tomó las fotos de su asquerosa situación, termina ahora con una entrevista al director general del centro, y sus declaraciones son todavía más brutales. Según Ubaldo Montaguti, los muertos hacen su ultimo recorrido con escolta armada. Los cadáveres se vigilan como si fuesen estatuas de oro para evitar que alguien se los lleve a los sótanos y les robe los ojos Según Montaguti, basta un oculista sin escrúpulos y unos pocos minutos para extraer las córneas. Un par de prótesis en vidrio y unos párpa- Fachada del Policlínico de Roma Humberto I, donde se ha producido los robos de órganos dos bajados pueden ocultar la profanación El director general ordenó la escolta armada a raíz de que la Fiscalía les aconsejó estar muy atentos porque había peligro de hechos de este tipo. Los ladrones podrían ser personas ajenas al hospital que cuenta con 5.678 empleados. Aunque los responsables de los bancos de ojos italianos insistían ayer en que hay suficientes córneas a disposición y que sería peligroso implantar material extraído en malas condiciones higiénicas, existe la posibilidad de que los robos sean para exportación o, más probablemente, para una más entre tantas actividades de economía sommersa de economía sumergida, que hay en Italia. De hecho, el consejero de sanidad de la Región Lazio, Augusto Battaglia, no se sorprendió en absoluto por la noticia pues Montaguti lleva meses informándome de la situación AFP del Policlínico. La conozco bien, desde las heces que salen de los muros hasta el gasto de maderas de lujo en los despachos de los jefes de departamento. Por eso la Región Lazio ha sido tan enérgica frente al Gobierno Prodi, el Ministerio de Salud y la Universidad El presidente de la Región Lazio, Piero Marrazzo, del centro izquierda igual que Prodi advirtió: si la situación no se arregla en el plazo de un año presentaré mi dimisión