Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 INTERNACIONAL SÁBADO 13 s 1 s 2007 ABC El Magreb, un avispero salafista a las puertas de Europa Los recientes incidentes en Túnez y Argelia y las detenciones en Marruecos apuntan al refuerzo en la región de bandas aliadas de la organización terrorista Al Qaida. El rally Lisboa- Dakar ha suspendido dos etapas por temor a atentados POR LUIS DE VEGA CORRESPONSAL RABAT. ¿Están los salafistas ampliando su despliegue en el Magreb? Atendiendo a los últimos acontecimientos, sí. Al Qaida, que en su día ya asentó sus bases en países como Sudán o Somalia, busca ahora echar raíces en el Magreb y el Sahel. La cercanía a Europa, la fácil movilidad entre fronteras casi incontrolables, miles de jóvenes radicalizados y resentidos con Occidente y la falta de cooperación entre estados en materia de seguridad hacen de esta región un caldo de cultivo ideal para los fines que busca Al Qaida. Las Navidades han sido especialmente sangrientas en Túnez, donde dos incidentes entre terroristas y fuerzas de seguridad acabaron los días 23 de diciembre y 3 de enero con al menos 12 pistoleros muertos y una quincena de detenidos. Según la Prensa de ese país magrebí se trataba de elementos reclutados por el Grupo Salafista para la Predicación y el Combate (GSPC) que habrían llegado desde tierras argelinas aunque eran en su mayoría tunecinos. El Gobierno de Túnez no confirmó hasta ayer viernes por medio del Ministerio del Interior, Rafik Haj Kacem, que efectivamente se trata de un grupo terrorista salafista El ministro, Rafik Haj Kacem, dijo que se habían incautado de explosivos, planos de embajadas así como nombres de diplomáticos acreditados en Túnez. En las investigaciones, además de la Policía tunecina están participando servicios especializados de países árabes y occidentales. Túnez es para los turistas europeos que buscan desierto y tierras exóticas a la vuelta de la esquina un remanso de paz. Pero estos dos recientes altercados han desempolvado el ataque terrorista contra una sinagoga en la isla de Yerba el 11 de abril de 2002 a manos de Al Qaida. El efecto negativo que en su día tuvieron acciones terroristas sobre países como Egipto o Marruecos puede repetirse ahora. El GSPC ha firmado recientemente una alianza para representar a la franquicia de Bin Laden en esta parte del mundo coincidiendo con el quinto aniversario de los atentados del 11 de septiembre de 2001. Esta misma semana los salafistas han lanzado sus últimas amenazas hacia Francia a través de un comunicado en internet. No es la primera vez, pues en septiembre pasado el número dos de Al Qaida, el egipcio Ayman Al- Zawahiri, ya les señaló a través de un vídeo. El Gobierno de París, sabedor desde hace años de ser un objetivo deseado, no ha tardado en darse por aludido y, según el portavoz de Exteriores, las amenazas son serias La influencia de este grupo no sólo es importante en Francia, donde reside una importante comunidad procedente de Argelia, sino que sus tentáculos llegan a toda Europa y de for- Incautados explosivos, planos de embajadas y nombres de diplomáticos acreditados en Túnez ma especialmente preocupante para los servicios secretos a España. El GSPC nació en Argelia y este sigue siendo su principal bastión a pesar de que el Gobierno de Abdelaziz Buteflika ha insistido en varias ocasiones en que sus fuerzas están cada vez más diezmadas y apenas quedan unos centenares de maquis en las montañas. Pero los terroristas dieron una nueva vuelta de tuerca el pasado 10 de diciembre cuando atacaron un autobús con trabajadores extranjeros causando la muerte a dos de ellos. El filón de los objetivos extranjeros hacía años que no se tocaba en Argel y este ataque ha disparado todas las alarmas y ha abierto nuevos interrogantes sobre la capacidad e intenciones de los salafistas, que el 30 de octubre atentaron contra dos comisarías con camiones bomba matando a tres personas. Una de las últimas células terroristas desmanteladas el pasado noviembre en el vecino Marruecos bajo el nombre de Grupo de la unidad y de la guerra santa mantenía también vínculos con el GSPC, según distintos diarios marroquíes. Las detenciones se suceden en el reino alauí. Las fuerzas de seguridad centran sus esfuerzos en las últimas semanas sobre todo en la ciudad norteña de Tetuán, a cuarenta kilómetros de Ceuta, desde donde en los últimos meses ha salido un importante grupo de jóvenes a hacer la yihad (guerra santa) en Irak. Algunos, según las informaciones de que disponen sus familiares, han muerto en ataques suicidas. Marroquíes detenidos El Gobierno reconoció la semana pasada haber detenido en distintas ciudades, entre ellas Tetuán, a 26 personas, todas marroquíes, acusadas de formar un entramado terrorista internacional con posibles vínculos con el GSPC, Al Qaida y el Grupo Islámico de Combatientes Marroquíes (GICM) La Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH) ha criticado lo que consideran detenciones ilegales y desapariciones por parte de las autoridades. Tres individuos han sido detenidos también en relación con el GSPC en las últimas horas en Mauritania. Los participantes del Rally Lisboa- Dakar atraviesan estos días el desierto mauritano, una de las zonas de la carrera más peligrosas. Los organizadores de la carrera decidieron a última hora suspender las etapas Nema- Tombuctú y Tombuctú- Nema que debían disputarse los días 16 y 17 de enero entre tierras de Mauritania y Malí debido a posibles ataques del GSPC. Aspecto de una de las ventanas de la Embajada de EE. UU. en Atenas roto tras el atentado AP Un cohete lanzado contra la Embajada de EE. UU. en Atenas causa daños leves ABC ATENAS. La Embajada de Estados Unidos en la capital griega fue objeto la madrugada del jueves al viernes de un atentado perpetrado con un cohete, que se lanzó desde el exterior del edificio, según informa Efe. En un escueto comunicado la Policía griega dijo que el ataque tuvo lugar a las 05.58 hora local, no causó víctimas y sólo ocasionó daños materiales leves en la fachada. Los restos del cohete se hallaron donde se encuentran los baños, contiguos al despacho del embajador estadounidense en Atenas, Charles Ries, quien calificó de especialmente serio el ataque. El portavoz del Departamento de Estado, Sean McCormack, dijo ayer en Washington que no tiene indicios de ninguna implicación internacional en el ataque. ABC. es Imágenes del atentado contra la embajada de EE. UU. en Grecia en www. abc. es internacional