Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 13 s 1 s 2007 Comunidades ESPAÑA 27 Valcárcel considera escandaloso un posible trasvase del Segre a Lérida Los gobiernos de Murcia y la Comunidad Valenciana retoman su alianza contra la carencia de agua y la sequía de ideas M. BUITRAGO MURCIA. Los presidentes de Murcia y de la Comunidad Valenciana, Ramón Luis Valcárcel y Francisco Camps, respectivamente, inauguraron ayer la nueva sede del Instituto Euromediterráneo del Agua, en el campus de Espinardo de la Universidad de Murcia. En el acto, el presidente murciano destacó los enormes esfuerzos en investigación e innovación que realizan las comunidades del Mediterráneo para suplir la carencia de agua y la sequía de ideas y subrayó el esfuerzo de Valencia y Murcia por incrementar la colaboración en materia hídrica Un día después de la III Conferencia de Presidentes celebrada en el Senado, sin acuerdo en materia de agua, ambos mandatarios destacaron la solidaridad de Murcia y Valencia con el resto de comunidades mediante su contribución al Producto Interior Bruto, tanto por la riqueza que se crea con la importante producción agrícola e industrial como por el esfuerzo que se realiza en la gestión, el uso y las innovaciones científicas en materia de agua. Desde Valencia y Murcia somos solidarios con una agricultura potente, con productos que se exportan al extranjero y esto se llama solidaridad indicó Valcárcel, quien consideró que tanto Murcia como la Comunidad Valenciana tienen argumentos sobrados para la defensa conjunta del agua. Francisco Camps, por su parte, señaló que Murcia y Valencia son las únicas comunidades que pueden hablar de una apuesta real por la cultura del agua y de su uso moderno y sostenible para el futuro de nuestra tierra. Nadie ahorra y reutiliza tanta agua como murcianos y valencianos, somos ejemplo de eficacia y solidaridad en el uso de agua y también de investigación En este sentido, Camps puso como ejemplo de sus palabras el centro inaugurado ayer. Después de inaugurar la nueva sede de la Fundación del Instituto Euromediterráneo del Agua, los dos presidentes se trasladaron a la localidad de Mula, donde visitaron la sede de la Comunidad de Regantes Pantano de la Cierva Aquí, Valcárcel calificó de escandaloso que el Gobierno plantee un trasvase de 342 hectómetros desde el río Segre hasta Lérida, ya que es más de un tercio de agua de la que pedía el Mediterráneo Explicó que el objetivo de este travase sería el abastecimiento humano y los nuevos regadíos, por lo que aseguró que asistimos a una actitud sectaria, ya que no se trasvasa porque hay una convicción, sino que depende de la comunidad de la que se trate yecto de regadío en la provincia de Lérida, en un territorio que forma parte plenamente de la cuenca del Ebro y, concretamente, de un afluente del Ebro, el río Segre Según el departamento que dirige Cristina Narbona, sólo desde la ignorancia o la mala fe se puede ocultar que el 18 por ciento de la cuenca del Ebro se encuentra en Cataluña y que el Canal SegarraGarrigues forma parte de las actuaciones internas en la propia cuenca del Ebro Añade que esta obra fue incluida en la Ley del Plan Hidrológico Nacional aprobada en 2001 e iniciada por el anterior Gobierno. Valencia denunciará en la UE una desaladora proyectada en Torrevieja La Generalitat Valenciana autorizó ayer a su consejero de Territorio, Esteban González Pons, a denunciar al Gobierno central ante la Comisión Europea por una posible infracción del derecho comunitario con la construcción de la planta desalinizadora de Torrevieja (Alicante) al no advertir de que los vertidos de la planta se arrojarían sobre una pradera de posidonia. Ignorancia o mala fe Por su parte, el Ministerio de Medio Ambiente asegura que el Canal Segarra- Garrigues no responde a ningún trasvase del río Ebro. Se trata de un pro- Sospecha que el Gobierno pretende convertir la Comunidad en una fábrica de agua para otras autonomías Camps fuerza al alcalde de Villarreal a dimitir tras ser condenado por el Supremo M. CONEJOS VALENCIA. La situación no era cómoda para el presidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps. La condena del Tribunal Supremo que pesa sobre el alcalde de Villarreal (Castellón) Manuel Vilanova, al entender que es culpable de un delito de prevaricación había revolucionado una localidad donde el PP tiene depositadas muchas expectativas electorales. El Supremo considera en su sentencia- -que juzgaba la actuación del alcalde por no atajar los ruidos que emitía una industria- -que Vilanova demostró una reiterada conducta de pasividad y desprecio hacia los intereses de sus ciudadanos, haciendo oídos sordos a la situación que sufrían y permitiendo la actuación de la industria, a sabiendas de que actuaba en contra de las disposiciones legales La negativa de Vilano- va a marcharse de inmediato había alimentado a la oposición, que cada día exigía que se hiciera efectiva la sentencia. La decisión del Supremo le inhabilitaba para ocupar cargos públicos durante ocho años y le condenaba a un año y medio de prisión- -aunque en ingresará en la cárcel- Así, Camps se reunió con el presidente del PP en Castellón, Carlos Fabra, al que habría hecho ver la necesidad de poner punto final al capítulo de Vilanova (aunque entiende como desproporcionada la decisión del Supremo) Vilanova, que no ha querido dar más problemas a su partido, decidió ayer dimitir al frente de la Alcaldía.