Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 ESPAÑA ETA amenaza al Gobierno s La manifestación de Bilbao SÁBADO 13 s 1 s 2007 ABC Batasuna no cambia y vuelve a elegir a ETA La coalición proetarra decide no acudir a la manifestación de Bilbao s Alivio en el PSE y frustración en el lendakari M. LUISA G. FRANCO BILBAO. Si hay algo claro en todo lo que ha ocurrido en los últimos meses en el País Vasco es que Batasuna no cambia y sigue fiel a la banda terrorista ETA. La retirada de la coalición ilegal de la convocatoria de manifestación de Juan José Ibarretxe prevista para hoy en Bilbao, una decisión que fue anunciada pasadas las seis de la tarde de ayer, fue recibida con alivio en el PSE, cuyos dirigentes vivieron con tensión la evolución de las declaraciones del portavoz de la formación ilegalizada Pernando Barrena, quien por la mañana aún no descartaba la posibilidad de acudir a la marcha, a pesar del cambio de lema. Los socialistas habían anunciado la noche anterior que, ante la rectificación del lendakari en lo que se refiere al lema de la marcha y la clarificación del objetivo de la manifestación, volvían a apoyarla, pero no contaban con que Batasuna se planteara no retirarse de la convocatoria. López había dicho que no marcharía por las calles de Bilbao con los proetarras, pero había apoyado la manifestación de Ibarretxe, retirado posteriormente su apoyo y vuelto a la convocatoria, lo que colocaba al PSE en una situación delicada. También la presencia de Batasuna situaba en una difícil coyuntura al PNV ya que su presidente, Josu Jon Imaz, había presionado a Ibarretxe para que modificara la convocatoria para forzar a la coalición ilegalizada a no asistir, argumentando que no quería que su partido compartiera pancarta con quienes no han alzado su voz, ni exigido a ETA el final de la violencia Quienes sí querían a Batasuna en la manifestación eran el lendakari Juan José Ibarretxe y sus socios de Gobierno, EA e IU- EB y ayer mismo insistían en las bondades de su presencia, afirmando que la ampliación del lema de la convocatoria no introducía ningún cambio en la misma y que en definitiva se trataba de manifestarse a favor del proceso de paz y el diálogo, y también contra la violencia. Los términos utilizados por Ibarretxe y sus socios de gobierno son tan ambiguos que ayer mismo por la mañana el portavoz de Batasuna Pernando Barrena decía que el cambio de lema era lo de menos porque ellos ya pidieron el pasado lunes a ETA que abandone la violencia No obstante, el debate interno o las instrucciones de ETA hicieron que finalmente por la tarde el mismo Barrena asegurara que el cambio de lema había llevado a Batasuna a decidir retirarse de la convocatoria y que la izquierda abertzale no acudirá porque no se siente identificada con ese Exigimos a ETA el final de la violencia Sí lo estaba, sin embargo, con el lema Por la paz y el diálogo que figuraba todavía ayer en la convocatoria de prensa de Batasuna en San Sebastián. Según Barrena, el segundo lema había sido cocinado entre Imaz y Rubalcaba para apoyar la política del Gobierno socialista en los últimos diez meses, por lo que la manifestación se había convertido en un fiasco en el que Batasuna no podía participar. Barrena insistía, no obstante, en que el proceso no se ha roto, aunque esté en crisis. Nuestra apuesta va a abundar en ese camino que tiene que tener como herramientas el diálogo, la negociación y los acuerdos en clave política y para llevarlo adelante hacen falta condiciones democráticas, empezando por un escenario de ausencia de violencia que debe ser un compromiso asumido por todas las partes que quieran hacer viable el proceso El sindicato proetarra LAB se había adelantado a Batasuna anunciando su retirada de la convocatoria y había mostrado en un comunicado su intención de seguir trabajando por la paz, el diálogo y los derechos del pueblo Ibarretxe se lamentó ayer de que los políticos, entre los que se incluyó, no hayan estado a la altura de las circunstancias en todo este asunto y añadió que han aportado bien poco más allá de confusión mientras que Patxi López pidió disculpas a la ciudadanía por la ceremonia de confusión de estos días A mediodía de ayer Pernando Barrena aún aseguraba que era posible que acudieran a la marcha de Bilbao Garzón permite a los dirigentes abertzales ir a la marcha de Bilbao si lo hacen a título individual N. V. MADRID. Apenas un par de horas antes de que Batasuna anunciara que no acudiría a la manifestación que se celebrará mañana en Bilbao, el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón dictaba un auto en el que permitía la asistencia de los batasunos a la marcha, siempre y cuando acudieran a ella a título individual y no exhibieran símbolos o pancartas relacionadas con la formación ilegalizada. De esta forma, y conforme al criterio de la Fiscalía, el magistrado daba luz verde a la asistencia de los batasunos, aunque sin mencionar los argumentos del fiscal del caso Carlos Bautista. Si la ilegalización o disolución de un partido político no comporta la privación del derecho de sufragio de quienes han sido sus promotores, dirigentes o afiliados, salvo condena penal de inhabilitación especial menos aún cabe afirmar que la suspensión de actividades de una formación o la prohibición de la misma implique que sus antiguos miembros o afiliados estén privados de toda posibilidad de manifestarse o expresarse públicamente o de acudir a manifestaciones o reuniones no declaradas ilegales por la autoridad competente rezaba el escrito del Ministerio Público. El informe del fiscal y la posterior decisión de Garzón respondían a sendos escritos presentados por la AVT y Dignidad y Justicia a primera hora de la mañana de ayer. La primera asociación pedía que se prohibiera la participación de Batasuna en la manifestación- -el día anterior la formación ilegalizada había anunciado su intención de acudir- La segunda solicitaba, además, que se requiriera al convocante de la marcha (Ibarretxe) para que garantice el buen orden de la marcha. Respecto al requerimiento al lendakari, Garzón dice que no ha lugar pues se trata de una diligencia innecesaria Es la Ertzainzta, señala el juez, la que ha de velar por la seguridad en la manifestación y evitar que se exhiban símbolos o pancartas relacionadas con organizaciones suspendidas.