Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 ECONOMÍA VIERNES 12 s 1 s 2007 ABC Yolanda Gómez Reducir la emisión de CO 2 costaría sólo el 0,19 del PIB anual hasta 2030 Si no se actúa, la economía mundial puede contraerse entre un 5 y un 20 en los próximos años, según un estudio de la Comisión Europea y el Informe Stern MARIBEL NÚÑEZ. CORRESPONSAL BRUSELAS. Frenar el calentamiento global para conseguir que la temperatura del planeta no aumente más de dos grados supondría un coste para la economía europea de un 0,19 del Producto Interior Bruto (PIB) de media, en términos anuales, hasta 2030, según un estudio de impacto realizado por la Comisión Europea. Este precio en términos de disminución del crecimiento, con ser importante, no supone gran cosa si se tiene en cuenta que algunos informes, como el realizado recientemente por el economista británico Nicholas Stern, pronostica que si no se toman decisiones tajantes para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera la economía mundial podría contraerse entre un 5 y un 20 en los próximos años. Para este economista el coste de las medidas que se pondrían en marcha sería equivalente al 1 del PIB mundial en términos anuales. El impacto de poner remedio al cambio climático supondría, en el caso de la economía mundial, un decrecimiento de un 0,14 en términos anuales hasta 2020, y un 0,19 si la proyección se extiende hasta el año 2030. Para Estados Unidos, uno de los mayores emisores de gases de efecto invernadero a la atmósfera y no firmante del Protocolo de Kioto, el coste se- CARAS DECISIONES IMPACTO DE CUMPLIR EL PROTOCOLO DE KIOTO EN EL PIB NACONAL En porcentaje -0,15- 0,20- 0,19- 0,24- 0,08 EE. UU. UE 25- 0,11- 0,04- 0,09- 0,10- 0,11- 0,05- 0,11- 0,14- 0,19 Cifras analizadas desde 2005 E l debate sobre la energía nuclear que se ha reabierto en Europa en los últimos meses ha cobrado fuerza esta semana con el informe que ha presentado la CE en el que se advierte de los riesgos que tendrá para la agricultura, el turismo y el crecimiento económico, en general, el calentamiento global que provoca la emisión de gases invernadero. El presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, explicaba las ventajas de la energía nuclear competitiva, cada vez más barata y menos contaminante y la presentaba cómo una de las alternativas para frenar el calentamiento en los próximos años. Eso sí, defendía la libertad de cada país para decidir si continúan o no con su planes de cerrar centrales nucleares y, ¡cómo no! el Gobierno español, más papista que el papa, ya se ha adelantado, por boca de la vicepresidenta Fernández de la Vega, a decir que se mantiene la moratoria nuclear, que se cerrará la central de Garoña, en Burgos, y que no se autorizarán nuevas aperturas. En la mañana de ayer escuchaba los argumentos de un ecologista, muy satisfecho con las declaraciones de De la Vega. Es verdad que es una energía limpia y barata pero no sabemos qué puede ocurrir con los residuos y si causarán graves problemas dentro de cientos o miles de años y no podemos ser tan egoístas con las generaciones futuras explicaba. El problema, diría yo, es que si seguimos dependiendo, cómo lo hacemos, del petróleo, y si no tomamos medidas lo haremos más en el futuro, es muy posible que no tengamos que preocuparnos por lo que ocurrirá dentro de esos cientos de años, porque muy probablemente no llegaremos. En un momento como el actual, en el que incluso los verdes alemanes están dejando a un lado la ideología para buscar alternativas energéticas, deberíamos tomar ejemplo, y si no se abren nuevas nucleares, al menos mantener las que tenemos, desarrollar las energías renovables y frenar el consumo. El Gobierno debería decidir con la cabeza y no tomar decisiones ideológicas que puedan costarnos muy caras en un futuro no muy lejano. Entre 250.000 y 300.000 nuevos empleos Uno de los datos positivos de las políticas que serían necesarias para frenar el cambio climático, además del lógico beneficio para el planeta y para sus habitantes, es que generaría entre 250.000 y 300.000 empleos adicionales directos. Estos nuevos puestos de trabajo estarían en su mayoría relacionados con el uso de biomasa para crear electricidad y con los biocombustibles para el transporte. Japón Brasil India China Mundo EVOLUCIÓN DEL PIB 2005 100 245 195 205 135 158 130 163 165 156 332 213 155 317 201 El Mediterráneo, por el cambio climático, podría perder los 100 millones de turistas que cada año veranean en él EE. UU. 2020 EU 27 Japón 2030 Brasil India China Mundo ría más bajo que para Europa, tan sólo un 0,15 de menor crecimiento, mientras que Rusia sería la economía que tendría que pagar el precio más alto, un 0,37 de su PIB anual hasta 2020. Las economías emergentes, por su parte tendrían que pagar poco, tan sólo un 0,06 en el caso de Brasil, y de un 0,1 en el de China e India en términos anuales. Además, hay que tener en cuenta que el coste de intentar que el planeta no siga calentándose reportará enormes beneficios al conjunto de la sociedad en forma de menores fallecimientos antes de tiempo, como consecuencia de las olas de calor de los veranos, y de mejor calidad medioambiental y menores incendios, entre otras. Entre los efectos que tendrá para la economía el cambio climático, además de los medioambientales propiamente dichos, figura una menor rentabilidad de la agricultura de los países mediterráneos, entre ellos España, ya que la elevación de las temperaturas hará que se acorte el periodo de crecimiento de los cultivos y, de este modo, se reducirá su productividad. Por el contrario, los países del norte de Europa, que tendrán menos lluvias que ahora, verán aumentar los resultados de su agricultura ya que tendrán estaciones cálidas más prolongadas que beneficiarán a algunos cultivos, sobre todo el cereal. Pérdida de 100 billones Imperial Tobacco estudia lanzar una opa a Altadis, según la prensa británica ABC LONDRES, La tabacalera británica Imperial Tobacco, la cuarta mayor del mundo, está examinando una oferta de 10.000 millones de euros por su rival Altadis, según recoge la edición de ayer de The Business informa Ep. Las fuentes citadas por la revista aseguran que Imperial Tobacco, que produce marcas como Lambert Butler y Richmond, ha solicitado a sus asesores que preparen las condiciones para el lanzamiento de una oferta. Imperial Tobacco, cuyo valor aproximado es de 20.900 millones, podría intentar en un primer momento buscar un acuerdo de carácter amistoso. A pesar de que aún no se ha puesto en contacto con los directivos de Altadis, varios hedge funds parecen haber iniciado sus movimientos, señala la revista. El grupo hispano- francés Altadis, con sede en Madrid y marcas como Fortuna, Nobel, Cohiba y Montecristo, podría ser un objetivo idóneo para la tabacalera británica, que aspira a participar en la consolidación del sector. El mes pasado, Japan Tobacco lanzó una oferta por Gallaher de 7.500 millones de libras (11.200 millones de euros) en efectivo, lo que situó a Imperial Tobacco en una posición comprometida, ya que otra de las grandes tabacaleras, BAT, lleva tiempo participando en el proceso de concentración en el mercado. El turismo será otra de las actividades que se verá directamente afectada por el cambio climático. El clásico turismo de sol y playa del Mediterráneo, alimentado por los alrededor de 100 millones de turistas del norte de Europa que se desplazan hacia el sur cada año, cambiará radicalmente como consecuencia de los deterioros previstos en esta zona de la costa por el aumento de las temperaturas. Así, según la Comisión Europea, el sector turístico del Mediterráneo dejará de ingresar 100 billones de euros, de los que una buena parte afectarían a España, uno de los destinos europeos preferidos por los europeos para pasar sus vacaciones de sol y playa. ABC