Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 VIERNES 12- -1- -2007 ABC ESPAÑA www. abc. es Zapatero veta el debate autonómico sobre ETA y vuelve a llamar accidente a un atentado El presidente del Gobierno alega que se trató de un lapsus y pide prudencia y complicidad entre demócratas C. DE LA HOZ M. CALLEJA MADRID. La intención del PP de que la III Conferencia de Presidentes sancionara una moción contra ETA y a favor del Pacto Antiterrorista no prosperó por la oposición del Ejecutivo y de los barones del PSOE, que alegaron que la Conferencia no es un foro de partidos sino un foro institucional El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, recordó que la cuestión se va a debatir el lunes en el Parlamento al tiempo que subrayó que esto se producía por primera vez en la historia tras un atentado de ETA y una ruptura del alto el fuego. En este sentido, eludió adelantar el contenido de su intervención por entender que la política que pienso realizar la voy a hacer en la tribuna del Congreso. Tras su negativa a tratar esta cuestión en la Conferencia, se produjo un conato de debate entre Zapatero y los presidentes de La Rioja, Madrid y Murcia, momento en que no faltaron reproches sobre la falta de unidad de acción entre PSOE y PP. Zapatero dijo preferir poner el acento en lo que nos une, que es la condena total y la solidaridad con las víctimas al tiempo que aseguró que el Gobierno va a intentar con todas sus fuezas el consenso. con ETA y que tiene como principal objetivo la derrota definitiva de los terroristas Barones autonómicos como Esperanza Aguirre, Ramón Luis Valcárcel, y, muy especialmente, el presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz, solicitaron una vuelta al Pacto. Valcárcel señaló que todo lo que sea excluir al PP es adulterar el Acuerdo por las Libertades y Aguirre puntualizó que para apoyar la política antiterrorista del Gobierno antes hay que conocerla Sanz, que como líder de UPN no atiende a la disciplina del PP, fue más lejos cuando señaló además que no entendía por qué no se ha podido incluir la palabra libertad en la pancarta de la manifestación del próximo sábado en Madrid, a lo que Zapatero le recordó que él no había elegido el lema. El presidente del Gobierno tomó nota de la propuesta de los barones del PP, según la versión que ofreció Pedro Sanz a los periodistas, que lamentó que la Conferencia sólo sirva para las cuestiones que marca el inquilino de La Moncloa a su capricho Zapatero recibió, por su parte, el apoyo de presidentes como el extremeño Juan Carlos Rodríguez Ibarra, que insistió en que la Conferencia no era el sitio para debatir sobre ETA al Vuelta al Pacto Fue el presidente del Ejecutivo de La Rioja, Pedro Sanz, el que puso sobre la mesa, al inicio de la reunión, una propuesta de resolución en la que solicitaban al presidente del Gobierno que rectifique la política contra el terrorismo y que vuelva a la acordada en el Pacto por las Libertades, que está abierto a todos y que impide cualquier tipo de acuerdo o negociación Ibarretxe habla con Touriño, y Zapatero con Ibarra, Martín y Aguirre tiempo que recordó que el primer punto del Pacto Antiterrorista recuerda que es al Gobierno al que le corresponde dirigir la política antiterrorista. También salió en defensa de estas tesis el presidente del PSOE y de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, quien, en rueda de prensa, prácticamente llegó a negar legitimidad a los presidentes autonómicos para debatir sobre esta cuestión bajo el argumento de que supondría no respetar la lógica del Estado de Derecho que tres días antes de que se debata en la sede de la soberanía nacional, donde se va a buscar un consenso, la Conferencia se pronuncie y condicione, incluso, el debate en el Congreso Los barones del PP pidieron una vuelta al Pacto Antiterrorista y dijeron que no pueden apoyar una política que no conocen Un minuto de silencio Pero a pesar de no hablar de terrorismo, la III Conferencia de Presidentes comenzó con un minuto de silencio por los dos fallecidos en el atentado de Barajas pero, también, con un nuevo lapsus del jefe del Ejecutivo, que tal y como hiciera el pasado día 29, víspera de la voladura del aparcamiento, volvió a hablar de accidente La literalidad de lo dicho por Rodríguez Zapatero, y de lo que tomaron buena nota los presidentes del PP, fue: Y dado que hace muy pocos días hemos tenido un trágico accidente, un trágico atentado terrorista... Seguidamente, y para estupor de muchos de los presentes, reclamó el minuto de silencio. De lapsus linguae fue calificado por Zapatero, para ale- Ángel Collado EL VACÍO SE REVELA La III Conferencia de Presidentes, presunto órgano político que tiene de institución las mayúsculas que ha decidido poner Zapatero a sus reuniones con los jefes de los ejecutivos autonómicos, ha servido, como las dos anteriores y a efectos prácticos, para nada. La novedad es que esta edición ni siquiera ha cumplido el objetivo primero para el que fue fundada: cultivar la imagen del presidente del Gobierno como conciliador de la España autonómica, o plural, como prefiere el inquilino de la Moncloa. Nada más llegar al poder, Zapatero buscó y logró esa foto, fllanqueado por Ibarretxe y Maragall, para marcar distancias con la etapa anterior, la de las malas relaciones de Aznar con los presidentes autonómicos nacionalistas y socialistas. Se apuntó el tanto y apuntaló el programa del talante En la segunda edición. para garantizarse la presencia y el interés de todos los invitados, recurrió al reclamo de la financiación sanitaria, el reparto de unos fondos extras para tapar el agujero que en la materia tienen todos los gobiernos autonómicos. Hasta entonces, era un asunto bilateral que despachaban los consejeros del ramo con el Gobierno, pero a Zapatero le sirvió para dar algún contenido a la cita. La reunión acabó sin acuerdo- -luego se arregló en sitio adecuado, el Consejo de Política Fiscal y Financiera- -y la conferencia resultó poco lucida para su convocante. La tercera edición ha sido el apoteosis del vacío. Planteaba hablar de agua el liquidador del Plan Hidrológico Nacional en un momento en que algunas Autonomías tienen la teoría de que el agua ya no es de todos los españoles, sino de allí de donde nace o por donde pasa. Entendimiento imposible. Y a Zapatero se le fue de las manos su conferencia. Como no tiene orden ni concierto, ni encaje institucional alguno y todo cabe siempre que lo proponga él, los invitados del PP plantearon tratar lo último que el presidente del Gobierno quería abordar: el Pacto Antiterrorista. Veto al canto y, encima, el lapsus del accidente Zapatero se convirtió en víctima de su propio invento (hueco)