Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 11- -1- -2007 El padre de Vicky Martín Berrocal podría ir a la cárcel por cobro ilegal de subvenciones 89 EN SU PUNTO Beatriz Cortázar NADIE HABLARÁ DE LOS GUSTOS SEXUALES DE RIGAU (EX GINA) ntes de irse unos días de vacaciones a Acapulco, donde ha aprovechado el buen tiempo para disfrutar de la playa y tostarse en la tumbona (ver reportaje esta semana en una revista) el empresario catalán Javier Rigau se reunió en Madrid con su abogado (por supuesto Saavedra) para preparar las demandas que ya ha presentado ante la Justicia por lo que considera una intromisión a su intimidad y pedir también medidas cautelares a algunos medios de comunicación y productoras de televisión con el fin de que no puedan volver a referirse a sus gustos sexuales, a sus posibles conflictos legales ni tampoco invitar a terceras personas a que cuenten esas historias. Pues como regalo de Reyes, Rigau ha regresado a su país y se ha encontrado que el magistrado del Juzgado 68 de Madrid ha aceptado esas medidas, por lo que el ex novio de la actriz Gina Lollobrigida puede dormir tranquilo al saber que nadie hablará de él en esos términos, y que tampoco sirve que se emitan vídeos de antes, puesto que las medidas valen tanto para lo que se pueda contar como para lo ya ha dicho. Sobra decir que las medidas cautelares permanecerán hasta que terminen los procesos que se han presentado con esas demandas y que llevan su tiempo y su burocracia. Quien no sé si tomará medidas es el cantante Alejandro Sanz a quien esta semana también vemos retratado en el couché con un grupo de amigos mientras pasean en barco por Miami. Si días atrás confundían a un amigo suyo con el mayordomo infiel ahora confuden a la esposa de un productor con la madre de su hijo Alexander, y al hijo que lleva en brazos con el suyo propio. En fin, que todo es un lío y no sé si su abogado José María Michavila (sí, el ex ministro) está para aclarar esos entuertos o para asuntos de más alcance. A La diva siempre tuvo un gusto exquisito para las joyas ABC El último asunto pendiente de Marlene Dietrich La diva perdió un arete con una perla cuando montaba en una montaña rusa del parque Pleasure Beach. Ahora, 73 años después, la joya ha sido recuperada EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. El pendiente es pequeño- -una diminuta perla, amarillenta por el paso del tiempo, con un fino enganche de oro- pero de buena calidad. Sólo así se explica que al cabo de casi 73 años hundido en el lago que hay bajo la Big Dipper la histórica montaña rusa del enclave costero de Blackpool, haya resistido bastante bien el paso del tiempo según asegura la dirección del parque de atracciones. El pendiente perdido por Marlene Dietrich en su visita al parque Pleasure Beach en 1934 se ha encontrado en el fondo del lago drenado junto a un sinfín de otros objetos: un ojo de cristal, un tupé, tres dentaduras postizas, 35 llaves, trece gafas, ocho móviles, varios sombreros y bufandas, 85 libras en monedas... Ya se sabe que una montaña rusa da sus meneos y hay cosas que pueden desprenderse. Hasta un sujetador, algo más dificil que caiga desde las alturas, ha sido localizado allí. La diva visitó el parque invitada por quien entonces era su director, Leonard Thompson, cuando la actriz ya había comenzado su estrellato cinematográfico en Hollywood (había saltado a la fama cuatro años antes desde Alemania con El ángel azul Cuando Dietrich sospechó que había perdido el pendiente durante su estancia en Pleasure Beach, al no hallarlo en otros lugares donde buscó, escribió a Thompson rogándole que se hiciera una batida por las 18 hectáreas que entonces ocupaban las instalaciones de diversión, pues quería recuperar lo que había sido regalo de un amigo, cuyo nombre no desveló. Pero la búsqueda no dio resultado. Ahora, al cabo de casi tres lustros de la muerte de Marlene Dietrich- -falleció en 1992 a los 90 años- los operarios del parque han hallado el pendiente tras haber vaciado el lago que hay bajo la Big Dipper con el fin de acondicionar la zona para una nueva atracción mecánica denominada Infusion que se inaugurará en los próximos meses. Cuando Dietrich se subió a la vagoneta tráctil, la Big Dipper era el último grito en montañas rusas; ya hace tiempo que perdió su novedad, pero aún sigue en funcionamiento merced a varias modernizaciones. La dirección de las instalaciones considera que la pequeña joya encontrada es efectiva- La dirección de las instalaciones considera que la joya encontrada es efectivamente la perdida por la actriz mente la perdida por la actriz y reina del cabaret, pues es idéntica a los pendientes que se observan en algunas de las fotografías tomadas durante la visita realizada a Blackpool en 1934. En una de ellas, Dietrich aparece frente a la Big Dipper vestida con un traje de chaqueta claro, gorro negro ladeado y señalando a la montaña rusa. El pendiente tiene más valor sentimental que económico. Parece haber resistido bastante bien el paso del tiempo. Lo hemos comparado con las fotos tomadas en aquel momento y ciertamente parece uno de los suyos ha indicado un portavoz, que no ha anticipado si la joya será entregada a los herederos de la actriz o se expondrá en alguna parte en el parque como reclamo publicitario. Esto último ayudaría a devolver algo de glamour a un Blackpool en franca decadencia. La ciudad, situada a pocos kilómetros al norte de Liverpool, fue a comienzos de siglo un atractivo lugar para el veraneo de las clases más pudientes, con sus balnearios, casinos y salas de fiestas, pero con el paso del tiempo se convirtió simplemente en la playa de las masas proletarias de las cercanas Liverpool y Manchester. Bajo la sombra de una imitación reducida de la parisina Torre Eiffel, hoy un kilométrico expositor de máquinas tragaperras.