Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 11- -1- -2007 Luto en el cine internacional CULTURAyESPECTÁCULOS 77 Muere Carlo Ponti, el productor que descubrió y sedujo a Sophia Loren Falleció en Ginebra a los 94 años, y será enterrado en privado en la capilla familiar de su localidad natal JUAN VICENTE BOO CORRESPONSAL ROMA. El hombre más envidiado de Italia por haberse ganado el corazón de Sophia Loren falleció ayer en Ginebra, acompañado de su esposa y sus dos hijos, Carlo Junior y Edoardo. El mítico productor de cine, de 94 años, será enterrado en privado en la capilla familiar de Magenta, su ciudad natal, cerca de Milán. El mundo del cine italiano estaba ayer de luto por la pérdida de uno de sus últimos gigantes. El pequeño gran hombre -como le llamaban algunos envidiosos porque, además de calvo y 22 años más viejo, era bastante más bajo que Sofía Loren- tuvo la mayor fortuna de su vida un buen día de 1950, cuando encontró a una quinceañera napolitana desolada por haber perdido un concurso de belleza. Sofía Scicolone sería su gran hallazgo y su gran amor. Desde aquel encuentro, las vidas de ambos fueron inseparables. Carlo produjo las dos primeras películas de Sofía Lazzaro en 1951, y le cambió el nombre artístico a Sophia Loren hasta sumar treinta de las ciento cincuenta películas de las que fue productor. Pero, sobre todo, Ponti logró llevarla al altar en México en 1957. Era un matrimonio clandestino, pues el productor estaba ya casado con Giuliana Fiastri, y en Italia no había entonces ley de divorcio. Desde el punto de vista legal, Carlo Ponti se había convertido en un bígamo y, para solucionarlo, adquirió la nacionalidad francesa y obtuvo el divorcio en Francia. En 1966 volvió a casarse, esta vez legalmente, con Sophia Loren y- -después de dos embarazos desafortunados- -nacieron por fin Carlo Junior en 1968 y Edoardo en 1973. La familia ha vivido siempre unida y feliz a caballo entre Estados Unidos, Roma y Ginebra. La carrera de Carlo Ponti acumula éxitos grandiosos como La Strada de Fellini, con Anthony Quinn y Giulietta Masina, que ganó un Oscar en 1954, o el insuperable Doctor Zhivago de David Lean, que se apuntaría cinco estatuillas en 1965. Fue tormentosa su relación con el otro gran productor italiano, Dino de Laurentis, de quien terminaría separándose al cabo de ocho años de éxitos y de centenares de enfados. Ponti era un italiano del norte, se- Carlo Ponti observa a su mujer, Sophia Loren, mientras esta recibe la noticia de la concesión del Oscar por Dos mujeres co y severo, que solía chocar también con los directores, incluido Vittorio De Sica. Pero era en cambio dulce con aquella muchacha de Nápoles que terminaría siendo su esposa durante medio siglo hasta la última despedida. Eran dos vidas inseparables en lo artístico, en lo civil e incluso en lo penal. Carlo Ponti fue condenado en 1979 por evasión fiscal a cuatro años de cárcel de los que, naturalmente, no llegó a cumplir ni un solo EPA Filmografía selecta La Strada (F. Fellini, 1954) Guerra y Paz (King Vidor, 1955) La romana (Luigi Zampa, 1955) Escándalo en la corte (Michael Curtiz, 1960) Dos mujeres (V. de Sica, 1961) Matrimonio a la italiana (Vittorio de Sica, 1964) Doctor Zhivago (David Lean, 1965) Blow up (Michelangelo Antonioni, 1966) Los girasoles (V. de Sica, 1970) Zabriskie Point (Michelangelo Antonioni, 1970) El veredicto (André Cayatte, 1974) El puente de Casandra (George P. Cosmatos, 1977) Una jornada particular (Ettore Scola, 1977) Liv (Edoardo Ponti, 1998) día. Sophia Loren, en cambio, aceptó regresar voluntariamente a Italia en 1982 y entregarse a la Justicia como culpable, también ella, de evasión fiscal. Fue detenida durante 15 días en la cárcel de Caserta, donde la trataron como una reina y donde recibió todo el cariño de Italia. El mismo cariño que su país le manifestaba ayer por boca de todas las autoridades, desde Francesco Rutelli, ministro de Cultura, hasta la alcaldesa de Nápoles.