Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 INTERNACIONAL JUEVES 11 s 1 s 2007 ABC El Gobierno espera que Madrid impulse el diálogo árabe- israelí Moratinos defiende una solución regional ante la conferencia que comienza hoy LUIS AYLLÓN MADRID. El Gobierno confía en que la reunión Madrid quince años después o Madrid +15 que hoy comienza en la capital de España, sirva para abrir puertas a la celebración de una Conferencia Internacional de Paz sobre Oriente Próximo, según indicaron fuentes diplomáticas. Anoche, en el Palacio de Santa Cruz, el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, ofreció una cena a los participantes, junto con sus colegas de Noruega, Suecia y Dinamarca, patrocinadores de la iniciativa de conmemorar la Conferencia sobre Oriente Próximo celebrada en Madrid a finales de 1991, que abrió las puertas a una dinámica de paz en la región. Durante el encuentro, Moratinos defendió la necesidad urgente de construir, con el firme apoyo de la comunidad internacional, una solución de alcande regional El ministro se refería no sólo a una solución puntual al sempiterno conflicto árabe- israelí, sino, en concreto, a la normalización de Irak y al anclaje de Irán dentro de un esquema de cooperación y de responsabilidad compartida La organización de la conferencia ha corrido a cargo de varias entidades, como el Centro Internacional de Toledo para la Paz y de la Fundación Tres Culturas, que han querido reunir a personalidades vinculadas a los distintos países que protagonizaron la Conferencia de Madrid. La idea de involucrar a la sociedad civil en la búsqueda de soluciones al conflicto de Oriente Próximo es una vieja aspiración de Moratinos y del actual secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Bernardino León, quienes en el año 2002, cuando eran, respectivamente, enviado especial de la UE para la zona y presidente de la Fundación Tres Culturas, comenzaron a promover una idea que no llegó a cuajar por falta de interés del Gobierno de José María Aznar, que no terminó de ver la oportunidad de la reunión. El marfileño Souleymane Berte muestra su documentación de refugiado que proporciona ACNUR Cita multilateral Ahora, el Ejecutivo español cree que es un buen momento para propiciar el diálogo de personas con amplios conocimientos de la región, con la idea de favorecer la ruptura de la situación de bloqueo en que se ha entrado en Oriente Próximo, tras la crisis de Gaza y el Líbano. Además, la reunión permitirá la presencia de representantes sirios y libaneses junto con los palestinos y los israelíes, además de influyentes figuras de Estados Unidos, Rusia, Egipto, Jordania, Arabia Saudí, Naciones Unidas, así como el secretario general de la Liga Árabe. Amro Musa, y, por la Unión Europea, el Alto Representante para la Política Exterior y de Seguridad Común, Javier Solana, y la comisaria de Relaciones Exteriores, Benita Ferrero- Waldner. El Gobierno sigue aspirando a que la iniciativa que lanzó junto a Francia e Italia y la Declaración del último Consejo Europeo, permita recuperar la iniciativa de la UE para encontrar una salida al conflicto, a través de una nueva cumbre sobre Oriente Próximo, que nuestro país aspira a organizar. La reunión Madrid +15 ha contado con mensajes de apoyo de James Baker, el ex secretario de Estado norteamericano, gran impulsor de la Conferencia de 1991, y de los ex presidentes George Bush (Estados Unidos) y Mijail Gorbachov (Unión Soviética) La reunión que comienza hoy será clausurada mañana viernes por el ex presidente del Gobierno Felipe González, junto a Solana y Moratinos. El calvario de los refugiados y asilados en Marruecos ACNUR, incapaz de hacer cumplir la Convención de Ginebra de la que Rabat es firmante s Unos 250 subsaharianos pudieron ser expulsados a Argelia antes de Navidad, aunque Benaissa lo niega TEXTO Y FOTO: LUIS DE VEGA CORRESPONSAL RABAT. Eran las cuatro de la mañana y llegaron a casa derribando la puerta. Cogieron mi móvil y mi dinero. Cuando les enseñé mis papeles de refugiado (de ACNUR) los rompieron mientras decían que eso no significaba nada en Marruecos Así relata Souleymane Berte, refugiado de Costa de Marfil, la redada efectuada por agentes marroquíes en Rabat el pasado 23 de diciembre. La operación se saldó con la expulsión a Argelia de unos 250 subsaharianos, entre los que había una decena de refugiados y 60 demandantes de asilo, como ha reconocido Johannes Van der Klawn, representante en el reino alauí del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) Van der Klawn teme que se hayan cometido otros abusos en operaciones efectuadas los últimos días en la ciudad de Nador o en el Sahara Occidental, que ocupa Marruecos desde 1975. El ministro de Asuntos Exteriores, Mohamed Benaissa, desmintió ayer estas informaciones en el Parlamento, donde dijo que no han expulsado a subsaharianos en posesión de documentos auténticos Las autoridades marroquíes no suelen diferenciar entre los sin papeles y los que son refugiados o demandantes de asilo. Media docena de autobuses trasladaron en doce horas a Souleymane y a todos los demás, entre los que había mujeres, niños, enfermos y disminuidos. Nos soltaron y obligaron a andar hacia Argelia por el campo. Los militares argelinos empezaron a disparar y cuando reculábamos los marroquíes abrían fuego cuenta a ABC este joven nacido en 1981. Finalmente muchos de ellos lograron escapar amparados por la noche y refugiarse en el campus universitario de Uxda. Allí empezaron a denunciar no sólo el trato recibido de Marruecos al expulsarlos y la negativa de Argelia a recibirles, sino historias mucho más macabras de robos, palizas y violaciones que no es la primera vez que se producen. Souleymane regresó a Rabat el 1 de enero gracias a la ONG española Elín. Al día siguiente acudió a ACNUR a renovar sus papeles de refugiado, aunque reconoce que siguen sirviéndole de poco en caso de que haya otra redada. Varias decenas de los expulsados han logrado volver a la capital. ACNUR tiene sede en Marruecos, país firmante de la Convención de Ginebra sobre los refugiados, pero el Gobierno mantiene a sus funcionarios en una posición de bloqueo al no acabar de legalizar su situación, lo que impide que realicen su trabajo. Más de dos semanas después de la redada de Rabat, ACNUR no había recibido permiso de las autoridades para desplazarse a Uxda, según fuentes de la organización. Clamor popular por las detenciones racistas En los últimos días se han multiplicado las denuncias por parte de organizaciones locales, que las llaman detenciones racistas e internacionales contra el trato que se dispensa en Marruecos a refugiados y demandantes de asilo. Amnistía Internacional (AI) se ha mostrado tremendamente preocupada por la suerte de un centenar de personas que han desaparecido sin dejar rastro tras las redadas efectuadas los días 23, 25 y 29 de diciembre y pide a la Unión Europea que replantee su colaboración con el reino alauí en materia migratoria.