Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 JUEVES 11- -1- -2007 ABC INTERNACIONAL www. abc. es internacional Bush envía 21.500 soldados más a Irak contra el criterio del Congreso y los generales Refuerza la medida con una especie de mini- Plan Marshall en un intento de salvar su decisión más polémica s El programa costará más de 5.000 millones de euros PEDRO RODRÍGUEZ CORRESPONSAL WASHINGTON. Quizá en el momento más crítico para su legado como presidente de Estados Unidos, George Bush se dirigió anoche a sus conciudadanos para pedir un esfuerzo adicional en Irak- -más allá de los 400.000 millones de dólares y los 3.000 soldados sacrificados hasta la fecha- -y poder ganar lo que a su juicio es la lucha que determinará la dirección de la guerra global contra el terror y nuestra seguridad en casa Para justificar esta mayor implicación en una guerra cada vez más impopular, el ocupante del despacho oval ha argumentado que si ayudamos a que los iraquíes rompan el actual ciclo de violencia, podemos acelerar el día en que nuestras tropas retornen a casa La nueva estrategia formulada por la Administración Bush- -que implica un desembolso adicional de más de cinco mil millones de euros- -contempla una especie de mini Plan Marshall para reactivar la economía iraquí, un calendario de compromisos específicos a cumplir por el gobierno de Bagdad y un significativo aumento de las tropas del Pentágono. Escalada no compartido por la nueva mayoría demócrata en el Congreso federal, altos mandos militares y la llamada comisión Baker. En su alocución, el presidente Bush ha reconocido que nuestros pasados esfuerzos para salvaguardar Bagdad han fallado por dos razones principales: no había suficientes tropas iraquíes y estadounidenses para vigilar los vecindarios que habían sido limpiados de terroristas e insurgentes, además de existir demasiadas restricciones sobre las tropas disponibles Sin dejar de enfatizar que solamente los iraquíes pueden terminar con la violencia sectaria y proteger a su pue 3.500 paracaidistas de la 82 División Aerotransportada que podría empezar a operar en cuestión de días. El grueso de estos efectivos estadounidenses- -17.500- -estaría dirigido a garantizar la seguridad en la capital Bagdad, con el resto destinado a la volátil provincia de Anbar, utilizada como base de la insurgencia suní y de terroristas de Al Qaida. Según los cálculos ofrecidos por la propia Administración Bush, el coste inicial de este aumento de tropas- -equivalente a seis brigadas y logrado gracias a rotaciones aceleradas, destinos prolongados y activación de reservistas- -es de 4.300 millones de euros, con otros casi mil millones de euros destinados a reactivar la economía de Irak a través de proyectos encaminados sobre todo a crear puestos de trabajo temporales. Reparto de fuerzas El presidente Bush necesita más de 5.000 millones de euros para financiar el envío de 21.500 soldados para a Irak. Esa cantidad se dividirá en una partida de 4.300 millones para el refuerzo de tropas y otra de unos 1.000 millones para proyectos de reconstrucción y empleo. Los refuerzos se repartirán de forma que 17.500 soldados irán a Bagdad y otros 4.000 a la provincia de Al Anbar. El plan incluye también que el Gobierno iraquí refuerce su presencia militar en la capital con tres brigadas adicionales Hacer frente a las milicias Todos estos esfuerzos de Washington tendrán que ser correspondidos por el gobierno de Irak. Entre estas exigencias se incluye hacer frente a las milicias chiíes, un plan viable para distribuir equitativamente los ingresos petroleros, además de la rehabilitación y captación para puestos oficiales de miembros de la minoría suní pese a sus privilegiadas conexiones con el depuesto régimen de Sadam Husein. La Casa Blanca también es- blo recalcando que el compromiso de Estados Unidos con Irak tiene límites. De acuerdo a los detalles presentados por altos cargos de la Administración Bush, Estados Unidos enviará un total de 21.500 refuerzos a sus 132.000 soldados desplegados actualmente en territorio de Irak. Con un primer contingente de pera que el gobierno de Bagdad invierta una partida propia de 7.700 millones de euros para proyectos de reconstrucción. Pero sobre todo, se exige un esfuerzo decisivo en materia de orden público para que el Pentágono pueda transferir en cuestión de once meses las responsabilidades de seguridad en las 18 provincias que compo- nente el territorio de Irak. A pesar de admitir el grave error de no utilizar suficientes tropas desde un principio, la propuesta presidencial para enviar más soldados a Irak no cuenta con el respaldo de la nueva mayoría del Partido Demócrata en ambas Cámaras del Congreso de Estados Unidos. Animados por el varapalo Talabani respalda a la Casa Blanca y reforzará Bagdad con tropas kurdas MIKEL AYESTARÁN ENVIADO ESPECIAL SULEIMANIYA. Más fuerza y más protagonismo para los iraquíes, son los argumentos principales del nuevo plan de Estados Unidos para Irak, según su embajador, Zalmay Khalizad. En la víspera de que el Presidente Bush hiciera pública la nueva estrategia, el diplomático estadounidense se desplazó hasta Suleimaniya, en la región kurda de Irak, para ultimar la entrada en vigor de las nuevas medidas con el presidente Jalal Talabani. Unas nuevas medidas en las que ambos han jugado un papel decisivo. La seguridad es el objetivo prioritario en estos momentos en Irak; hasta que el país no sea estable, no podemos hablar de desarrollo. Por eso habrá que ser muy constante en los próximos meses aseguró Khalizad, al que apenas le quedan dos meses al frente de la Embajada ya que ha sido elegido por Bush para representar a Estados Unidos en Naciones Unidas. Aunque en ningún momento quiso dar detalles concretos sobre el cambio de estrategia, se mostró confiado en que esta vez vamos a tener éxito, y el éxito en Irak, es el éxito en la estabilidad de toda la zona. Si para eso tienen que morir más soldados, estadounidenses o iraquíes, serán sacrificios por un fin noble Khalizad también pidió comprensión en caso de que las nuevas medidas propongan el retraso en la entrada en vigor de alguno de los artículos aprobados por la Constitución ya que será por el bien de Irak Jalal Talabani jugaba en casa. Suleimaniya es feudo principal de su partido, UPK, y el máximo dirigente del país quiso realizar esta reunión en su ciudad- -en la que lleva más de doce días y desde donde siguió la ejecución de Sadam- -y responder ante los medios kurdos sobre la polémica en torno al envío o no de unidades de peshmerga (militares kurdos) a Bagdad. Esta es una de las peti-