Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 INTERNACIONAL MIÉRCOLES 10 s 1 s 2007 ABC HORIZONTE Ramón Pérez- Maura El Vaticano confía en que la Iglesia de Polonia haga limpieza en sus filas Ayer mismo, el diario polaco Dziennik publicó los nombres en clave de doce obispos confidentes de la Policía secreta en 1978 s Se conjetura que tres o cuatro están todavía en activo J. VICENTE BOO CORRESPONSAL ROMA. La tarea de recuperar la confianza de los fieles recaerá sobre la Iglesia polaca, que cuenta con la confianza del Vaticano para hacer una limpieza interna. Cuanto antes aborde el problema, antes recuperará su prestigio una Iglesia con una abrumadora mayoría de obispos heroicos. Y antes se pasará a investigar el colaboracionismo entre los políticos, que es mucho más relevante. Para levantar los ánimos, el secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Tarcisio Bertone, manifestó ayer que la pasada primavera el Papa fue acogido no como un extranjero, sino como vicario de Cristo por la Iglesia polaca, que es una Iglesia viva y valerosa, una Iglesia fiel aunque haya vivido momentos de incertidumbre, como acabamos de ver, y haya sido víctima de momentos de compromiso, precisamente por los abusos sufridos DE SACERDOCIO Y HEROÍSMO espués de haber vivido 94 años de intensidad inigualable, el Archiduque Otto de Habsburgo- -que el pasado 1 de enero cedía la jefatura de la Casa Imperial austriaca a su primogénito el Archiduque Carlos- -gusta decir que el heroísmo es admirable, pero nunca es exigible Que afirme esto alguien que fue condenado a muerte por Hitler, perseguido con saña por el estalinismo y las versiones posteriores del comunismo y que se jugó la vida en la guerra de desintegración de Yugoslavia- -entre otras hazañas- -avalora el aforismo. Estaremos de acuerdo todos en que no se puede exigir a nadie que actúe como un héroe. Mas también convendremos que cuando se aspira a ocupar puestos desde los que el devenir cotidiano obliga a impartir lecciones morales y de ética, no se puede estar tiznado por un pasado de legítima cobardía. Quién puede negar que, confrontado con las circunstancias que han marcado la vida de Stanislaw Wielgus, posiblemente hubiera sucumbido a las facilidades que el entendimiento con las autoridades polacas le ofrecía. Quizá el padre Wielgus se dejara llevar por el hecho de que eran muchos en su entorno los que convivían con las terminales del régimen opresor sin que eso tuviera consecuencias visibles sobre nadie conocido: Ojos que no ven, corazón que no siente Mas guste o no, un sacerdote ha escogido ser un modelo siempre. Y si no fue capaz de ser un pequeño héroe en alguna fase, si no supo resistir las tentaciones que el poder político ponía ante él, tampoco puede después pretender convertirse en arzobispo para encabezar una grey más amplia y predicar con más resonancia. Eso lo ha entendido muy bien el Papa Benedicto XVI, que ha precipitado la salida del nuevo arzobispo de su diócesis varsoviana. Pero a mí, lo que más me ha sorprendido de esta crisis político- religiosa ha sido el clamoroso silencio con el que la progresía ha acogido la firmeza del Papa. Debe ser que tienen tanta fe en el papado que están seguros de que Benedicto XVI nunca consentiría casos individuales que manchen el nombre de la Iglesia. Es lógico; lo está demostrando... D Seguidores del dimitido arzobispo Stanislaw Wielgus, con la foto del primado Stefan Wyszynski pia casa y limpiando también las minas sembradas en nuestro camino El procedimiento consiste en aplicar con decisión el método ya establecido. Se ha constituido una comisión nacional de cinco miembros, cuando harían falta quizá un centenar, y habría que constituir comisiones en todas las diócesis, pues de momento las hay en sólo 4 ó 5 de un total de más de 40 La advertencia sobre las minas sembradas en nuestro camino se refiere a otros obispos que colaboraron con los servicios secretos. Aunque probablemente son sólo tres o cuatro, la sombra de sospecha afecta a todos, y retrasar la investigación no soluciona nada pues lo que no descubran las comisiones episcopales lo terminarán descubriendo los periódicos. Ayer, el diario Dziennik REUTERS publicó los nombres en clave de 12 obispos confidentes de la policía secreta en 1978, un año en que el régimen comunista esperaba la muerte del heroico cardenal primado Stefan Wyszynski y maniobraba para influir en la sucesión. Los informantes de 1978 habrán fallecido, pero el servicio secreto continuó reclutando otros hasta 1989, y hay que despejar toda sospecha sobre los obispos en activo. Radio María contra Ratzinger Las acusaciones de extranjero fueron retransmitidas el pasado domingo por Radio María poco después de que el arzobispo de Varsovia, Stanislaw Wielgus, anunciase inesperadamente su relevo al comienzo de la misa que iba a ser de investidura. La radio integrista- -amonestada el pasado 3 de abril cuando el nuncio indicó a la conferencia episcopal polaca que pusiese fin a los desmanes de la emisora- -retransmitió el domingo las canciones patrióticas de varios cientos de manifestantes contra el relevo de Wielgus: Vivan los miembros de la resistencia, expulsaremos al alemán de nuestra patria Era un antiguo himno contra Hitler, dirigido ahora contra Joseph Ratzinger. El obispo Tadeusz Pieronek, antiguo secretario de la conferencia episcopal polaca, manifestó al Corriere della Sera que es necesario afrontar la cuestión lo antes posible y con el máximo esfuerzo, haciendo limpieza en nuestra pro- La defensa del ex jefe del espionaje italiano pide que Berlusconi comparezca J. V. BOO ROMA. El general Nicolo Pollari, ex director del servicio secreto militar italiano, no quiere ser el chivo expiatorio de quienes tomaron la decisión política de colaborar con la CIA en el secuestro del imán de la mezquita de Milán en febrero del 2003. En la apertura del maxijuicio contra Pollari, sus ayudantes y 26 norteamericanos ligados a la CIA, la defensa del general pidió la comparecencia de Silvio Berlusconi, su ministro de Defensa y otras autoridades políticas que controlaban el espionaje militar. La abogada Titta Madia adelantó que citará como testigos no sólo a Berlusconi y a su ministro, sino también a Romano Prodi y al actual titular de Defensa, Antonio Parisi, para cubrir todo el período desde 2003 hasta el reciente cese de Pollari. Según la abogada, los responsables políticos deberán testimoniar la firme oposición, por parte del general, a cualquier acto ilegal como demuestran también numerosos documentos clasificados. Hace algunos meses, cuando Berlusconi declaró que nunca había autorizado ninguna colaboración ilegal con la CIA, el general filtró a la Prensa que él se había opuesto al secuestro, pero que la decisión había sido tomada por sus superiores. En todo caso, le faltó el coraje para dimitir, y tanto Pollari como el número dos del SISMI, Marco Mancini, acabarán pagando los platos rotos por un delito de secuestro de personas. Deberían haber pedido una orden de arresto en lugar de sumarse a un asalto callejero con los agentes de la CIA. Entre los 34 acusados ante el Tribunal de Milán figuran 26 norteamericanos, la mayor parte miembros de la CIA, incluido el entonces jefe en Italia y el jefe en Milán, Robert Lady, organizador del secuestro en plena calle y del traslado del imán a la base de Aviano, de donde fue llevado a la de Ramstein y de allí a Egipto para ser torturado. La abogada de Lady impugnó la competencia para juzgarle, y el fiscal general adjunto, Armando Spataro, respondió que eso se lo hemos oído hace 30 años a las Brigadas Rojas, que declaraban no reconocer a la Justicia italiana Los 26 norteamericanos serán juzgados en rebeldía. El Gobierno de Berlusconi se negó a pedir la extradición solicitada por los fiscales. El de Romano Prodi está deliberando.