Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 10 s 1 s 2007 ESPAÑA 27 La Policía catalana pide una parada temporal del despliegue para intensificar la seguridad Los Mossos quieren que la próxima promoción de agentes se dedique a reforzar las comisarías y no a completar la llegada a las zonas aún pendientes M. J. F. BARCELONA. Sindicatos de los Mossos d Esquadra reclaman la paralización temporal del despliegue de este cuerpo en Cataluña, con el fin de dotar de más agentes las zonas donde ya actúa la Policía autonómica. Los sindicatos creen que el despliegue se está llevando a cabo con una evidente falta de efectivos, lo que comporta no sólo una precarización de sus condiciones de trabajo, sino también una notable merma de la seguridad ciudadana, que ha quedado patente en los últimos meses. Los sindicatos calculan que en este momento hay un déficit de efectivos de entre el diez y el veinte por ciento. Los representantes de los Mossos están de acuerdo en la necesidad de replantear y ralentizar un proceso que debe estar concluido en 2008 por decisión política. Según los sindicatos consultados por este diario, lo que algunos denominan parada técnica del despliegue permitiría que los alrededor de 1.500 agentes de la próxima promoción que salga de la Escuela de Policía de Cataluña no vayan a cubrir nuevas zonas, en sustitución de la Guardia Civil y la Policía Nacional, sino a reforzar las comisarías de los Mossos con mayor déficit de medios humanos. Protestas en demanda de mejoras laborales Tres de los seis sindicatos de los Mosos empiezan hoy una protesta para pedir al nuevo consejero de Interior, Joan Saura, que se siente a dialogar sobre los déficits laborales del cuerpo. Miembros del Sindicato de Policías de Cataluña, el Colectivo Autónomo de Trabajadores y la Asociaciación Profesional de la Policía Autonómica se concentrarán cada día con una pancarta durante dos horas ante las puertas de Interior. Miembros de tres sindicatos de Mossos se concentrarán cada día en Interior para pedir a Saura que dialogue Un grupo de mossos durante el desalojo de okupas de La Makabra zas de Seguridad del Estado que no se han cubierto porque eran plazas a extinguir por la llegada de los Mossos. Las protestas de muchos alcaldes son claras en este sentido y resurgen cada vez que se produce una oleada de asaltos, como ocurrió la pasada primavera y en las últimas semanas, con casos tan sonados como el secuestro durante unas horas de un niño de 4 años, hijo de un empresario de la construcción de Begur (Gerona) o el asalto frustrado a la vivienda de los joyeros Tous, que acabó con uno de los presuntos delincuentes muerto y el yerno y jefe de seguridad de los joyeros detenido. nunciando la falta de efectivos y la necesidad de replantear el calendario de despliegue de la Policía autonómica en la totalidad de Cataluña. Contrariamente a las pretensiones sindicales, la decisión política fue adelantar el fin del proceso con respecto a los planes que había en un principio Según Lara, la llegada de los Mossos para hacerse cargo de la seguridad ciudadana en Barcelona, el 1 de noviembre de 2005, obligó a trasladar efectivos de otras zonas como Lérida o Gerona, algo que el Departamento de Interior nunca ha admitido. El despliegue en la ciudad de Barcelona requirió 2.900 agentes. El representante de CC. OO. cree que no debe hablarse tanto de un incremento importante de la delincuencia en Cataluña, como de que ésta es ahora mucho más violenta, sobre todo con la llegada de bandas de Este de Europa cuyas acciones tienen una enorme repercusión. La violencia que estos delincuentes despliegan en la ma- YOLANDA CARDO yoría de ocasiones es, a su juicio, gratuita. Toni Lara sí sostiene que con un incremento de efectivos y una mayor presencia en la calle, cambiaría la sensación de inseguridad que muchas veces tienen los ciudadanos Medidas urgentes El Sindicato SAP- UGT reclama igualmente medidas urgentes, una de ellas el replanteamiento del despliegue, para acabar con el déficit de agentes. Según el secretario de Acción Sindical, Valentín Anadón, hay áreas básicas policiales que están bajo mínimos y donde la situación es insostenible, lo que conlleva graves deficiencias en la calidad del servicio y un factor de riesgo, tanto para los agentes como para los ciudadanos Según Anadón- -y en esto coincide el resto de sindicatos consultados- la situación en Cataluña se está manteniendo por la profesionalidad y el sobreesfuerzo de los agentes, en especial los de seguridad ciudadana UGT ha solicitado negociaciones encaminadas a establecer una bolsa de horas extras o de operaciones especiales retribuidas, de carácter voluntario, que compense la falta de efectivos Acuerdo Generalitat- Gobierno Para que este replanteamiento pueda llevarse a cabo tendría que haber un acuerdo entre la Generalitat y el Gobierno, de forma que las Fuerzas de Seguridad del Estado no se marchen antes de que lleguen los Mossos y queden zonas desprotegidas según manifestó David José, secretario general del Sindicato de Policías de Cataluña (SPC) A su juicio, esa coordinación no ha presidido el proceso de repliegue de la Guardia Civil y del Cuerpo Nacional de Policía y despliegue de la Policía autonómica, que comenzó en 1994. Aun sin haberse hecho públicas cifras oficiales de la falta de agentes, la percepción es que hay zonas que han ido quedando desprotegidas. Según el secretario general del SPC, ha habido vacantes en las Fuer- Estudian el territorio El SPC cree que la falta de policías incide en el aumento de la inseguridad. Los delincuentes son profesionales y primero estudian el terreno donde van a actuar dice David José, quien añade que una plantilla policial adecuada reduciría el tiempo de respuesta y tendría un efecto disuasorio Toni Lara, miembro del Consejo de la Policía por CC. OO. recuerda que la falta de agentes no es un problema de ahora y que los representantes sindicales han enviado escritos a los grupos políticos de- El aumento de población ha obligado a ampliar la plantilla final en 3.000 agentes La sustitución de las Fuerzas de Seguridad del Estado por los Mossos d Esquadra en buena parte de sus funciones comenzó en 1994. Según el calendario, la Policía autonómica se desplegará este año en las poblaciones barcelonesas de Sant Feliu de Llobregat, Sant Boi, Martorell y Gavá, y en las comarcas del Garraf, Alto y Bajo Penedés. El despliegue se completará en 2008 con la llegada de los Mossos a Tarragona. La dotación policial en Cataluña, según datos de septiembre pasado, era de 27.724 agentes entre los diferentes cuerpos, 11.720 de ellos mossos A mediados de ese mes, el Gobierno y la Generalitat llegaron a un acuerdo para dotar el cuerpo autonómico con 3.000 efectivos más de los previstos, ya que el aumento de la población ha sobrepasado los planes iniciales. Así, en 2008 habrá unos 17.137 agentes, frente a los 15.000 previstos. A partir de entonces y hasta 2015, la plantilla se completará hasta llegar a 18.267 mossos