Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN MIÉRCOLES 10 s 1 s 2007 ABC AD LIBITUM MARÍN MEJOR QUE ZEFFIRELLI VISTO Y NO VISTO ZP Y EL RICINO ETARRA Armando Estacio será extraditado (sic) a su país de oriL Madrid tiene a Calderón me llamo Calderón gen... informa la página web de un diario de progrey doy suerte y España tiene a Rodríguez a huso. Y está esa teoría de la suerte- -formulada por un hermilde a mí no me gana nadie Son dos bromas mano cómico del ministro de Justicia- -según la cual, que nos gasta la opulencia, aquella herencia de Pérez y si la Eta te acierta, te ha tocado la lotería. Aznar. La opulencia convirtió a España en una exten ¿Política o psiquiatría? Quizás sería mejor pregunsión de La isla de los pingüinos tar qué son los españoles, pingüinos o lémures, siendo- -El gran pueblo pingüino había llegado a no tener los lémures todos los miembros de lo que Harold Bloom tradiciones, ni artes, ni cultura intelectual. Los progrellama la Escuela del Resentimiento y que hacen sos de la civilización se manifestaban en él por lo mismo que esos roedores: cuando uno se lanla industria homicida, la especulación infame, za por un precipicio, todos lo siguen. el lujo horrendo. Su capital revestía, como todas- ¡Ellos rompieron su palabra, nos engañalas grandes ciudades de entonces, un carácter ron! -patalea Plinio en el New York Times cosmopolita y financiero: reinaba en ella una Muy mal, Plinio. Todo el mundo sabe que en fealdad inmensa y regular. El país gozaba de la vida, como en las novelas de Zola, si aparece tranquilidad perfecta. Era el apogeo. un hombre de cogote corto y cara apoplética, va En esto llegó la Eta a Barajas y mandó a paa cometer un asesinato. Con los etarras pasa lo rar. Otra vez la crisis. IGNACIO RUIZ mismo. Desde hace cuarenta años, quieren la InEl Gobierno culpa de la crisis a la Oposición, QUINTANO dependencia y Navarra: si no se lo das, bomba; y, que, bien mirado, nunca se ha opuesto a nada. si se lo das, ya veremos. ¿Dónde está el engaño? Nadie sabe por qué la Eta lo hizo lloriquea en los peEn Madrid vuelve a hacer tanto frío que hasta los proriódicos extranjeros Rubalcaba, que era el ministro lisgres llevan las manos metidas en sus propios bolsillos. to. ¡Ufff! En ese Ministerio pasamos del Clouseau de Los más científicos tratan de explicarnos el conflicBlake Edwards- -aquel ministro Alonso que desapareto en clave marxista: el problema de la disputa burgueció sin resolver siquiera la profanación de la tumba del sa sobre la territorialización de sus derechos a la extracgeo de Leganés- -al Plinio de García Pavón: De cómo el ción de plusvalías, etcétera. De este latazo Rodríguez no Quanque mató al hermano Folión y del curioso ardid entiende nada, aunque Suso de Toro se lo explicaría en que tuvo el guardia Plinio para atraparlo. Pero sin grauna tarde. De momento, no lo necesita. Él es un rojo y cia, claro. trabaja para un ajuste de cuentas: si él tragó en el 78 con- -El proceso está roto, el proceso está liquidado, el el ricino franquista, la derecha, heredera del franquisproceso está acabado- -declamó Rubalcaba, el listo que mo, tendrá que tragar con el ricino etarra. ¿Independenhace de ministro del Interior. cia vasca y Navarra? ¡Oído, cocina! Su patriotismo no Pero, si uno hace de ministro del Interior, incluso en va por ahí. Él es un patriota de la libertad, y los pingüiel Gobierno de Rodríguez, esas frasecillas solemnes sónos y los lémures lo siguen. Al fondo, un destello de solo pueden pronunciarse en serio llevando de una cadeciedad civil: el alcalde de Ortuella ordenó retirar de un na, una vez conocida su guarida, al carnicero Ternera, local público a un Papá Noel ahorcado porque los niños, jefe del bandidaje que acaba de matar a dos ecuatoriaal verlo, moqueaban. En el quiosco, leemos que la gallenos, aunque esto, desde un punto de vista progresista, ga de Cancún se libera tras su paso por la cárcel. ¡Cortodavía esté por ver. No querían hacerlo, oiga matiza zas mellizas de dormir morenos! No tardaremos mucon su fino pesquis intelectual el rector Peces Barba. cho en ver a la Tigresa posando de liberal. Según previsiones del Ministerio del Interior, Diego S OSPECHO que José Luis Rodríguez Zapatero no se siente cómodo en el Congreso de los Diputados. De ahí que, cada vez que se anuncia una presencia estelar del presidente del Ejecutivo en la Cámara Legislativa- -como la que le espera el próximo lunes- disminuya la intensidad de su sonrisa y ponga a trabajar a sus colaboradores para, en lo posible, adaptar el natural choque de las ideas que vitalizan la democracia en algo más próximo a una representación teatral. Posiblemente estaría más tranquilo si la presidencia del Parlamento estuviera ocupada por un Franco Zeffirelli, a fin de cuentas senaM. MARTÍN dor en Italia, que por MaFERRAND nuel Marín, entregado a la responsabilidad y la apariencia de su cargo y función. El debate, incluso en la modalidad light con la que hemos rebajado nuestra tensión parlamentaria, comporta un riesgo. Siempre cabe en él un adversario respondón y firme en la defensa de sus convicciones y o intereses. En los montajes operísticos, por el contrario, todo suele suceder según prevé la partitura y dispone el director. Así, más cerca de Zeffirelli que de Marín, Alfredo Pérez Rubalcaba prepara- ¿ensaya? -la función parlamentaria del lunes. Que nada altere la sonrisa de Zapatero, sin la que, por cierto, el presidente se queda en nada y pierde toda su identidad. Entre la ronda que, convertido en director de escena, Rubalcaba ha iniciado con los portavoces de los grupos parlamentarios llama la atención su encuentro con Eduardo Zaplana. Tras el gestual vis a vis escenificado por sus jefes respectivos anteayer, el encuentro del ministro para todo y el portavoz para nada tiene poco sentido; pero, a falta de sustancia democrática en el guiso nacional, que no decaigan la liturgia y los adornos. Ambos, como nos tienen acreditado, son expertos en hablar mucho y decir poco, y, aún así, ese poco no suele ser coincidente con la realidad. Si, para volver a casa, tuviera que comprarle una mula a cualquiera de los dos volvería andando con menos riesgo de cansancio y mayor seguridad de transporte. Por otra parte, y por mucho que complazcan a Zapatero las escenificaciones políticas, tanto más cuanto menos contenido les quepa, tampoco hay que obsesionarse con el consenso. La democracia se fortalece y perfecciona en la confrontación. La coincidencia en un objetivo, como parece ser que se da frente a ETA, no tiene que comportar necesariamente una identidad en los métodos que cada cual pueda estimar como idóneos. Ahora gobierna el líder socialista y es a él a quien compete iniciar caminos que pueden conducir a situaciones como la del aeropuerto de Barajas o, y que así sea, la erradicación de la banda etarra. ¿Dónde está escrito que la oposición deba respaldar al Gobierno en contra de las ideas que la conforman como alternativa? El acuerdo no es más democrático que la disensión. E -Nosotros, tranquilos. Ellos están unidos sólo para hacerse la foto ante la puerta de La Moncloa.