Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 9 s 1 s 2007 CULTURAyESPECTÁCULOS 79 Sobrevivir a Lolita La gloria literaria llamó a la puerta de Vladimir Nabokov con mano adolescente, casi infantil, la de su Lolita Veinticinco años después de la muerte del escritor de origen ruso, Galaxia Gutenberg comienza la edición de sus obras completas con las novelas norteamericanas POR MANUEL DE LA FUENTE MADRID. Aquel distinguido exiliado ruso capaz de expresarse en tres idiomas (su lengua nativa, inglés y francés) ya llevaba residiendo en los Estados Unidos (cuya nacionalidad finalmente adoptaría) cerca de quince años, e incluso algunas de sus obras, como La verdadera vida de Sebastian Knight publicada en 1941, y Barra siniestra editada en 1947, eran conocidas y habían sido bien valoradas por un pequeño pero exquisito círculo de críticos. Sin embargo, fue entonces, en 1955, cuando el novelista ya atisbaba sus sesenta años, tres largos lustros después de su llegada y muy lejos de Norteamérica, donde el destino iba a llamar a su puerta, con dedos adolescentes, infantiles más bien, y bajo el nombre de Lolita título de una de las novelas más polémicas, excitantes, rompedoras y controvertidas del siglo XX, y la que permitió a su autor, Vladimir Nabokov, la entrada en el selecto y exigente olimpo de la narrativa mundial, por los siglos de los siglos. Ahora, estos tres títulos ya anteriormente citados, más el guión inédito de la propia Lolita que preparó por encargo de Stanley Kubrick (y que el realizador no llegó a usar para su filme) y Pnin una novela satírica, son editados por Galaxia Gutenberg Círculo de Lectores como primer volumen de las obras completas del novelista nacido en los alrededores de San Petersburgo, en 1899. En concreto, el volumen, que es el tercero de los nueve de que finalmente constará la edición, lleva por título Novelas 1941- 1957 Y, por cierto, han leído bien, el volumen hace el tercero y no el primero de la lista, pues se ha preferido arrancar la edición con el volumen en el que está incluida la referida Lolita ca antes de la Revolución Rusa, hasta el punto de que su abuelo fue ministro de Justicia. Pero las cosas cambiaron drásticamente tras el triunfo bolchevique, y entonces los Nabokov se vieron obligados a abandonar la madre Rusia y se establecieron paulatinamente en diversas ciudades europeas como Londres, Cambridge y Berlín, convertidas así en las primeras estaciones del que ya sería un exilio eterno. Fue precisamente en la capital alemana donde Nabokov conoció, en un baile de máscaras, a su esposa, también de origen ruso y judío, Vera Slonim, e igualmente procedente de una familia de aristocrátas exiliada tras la victoria de la revolución de los soviets. Vladimir y Vera pemanecieron juntos toda la vida (el origen judío de su esposa fue lo que obligó a la pareja a abandonar Alemania) y ella fue una testigo de excepción en el proceso por el que el novelista se fue desprendiendo del ruso algo único y peculiar de él, un auténtico artefacto de belleza según Vera) y comenzó a hacerse completamente dueño, amo y señor de la lengua inglesa que llegó a dominar a la perfección y a la que aportó, de nuevo la propia Vera dixit, una cadencia, melodía y flexibilidad que jamás había tenido antes Y fue en la lengua de Shakespeare en la que Vladimir Nabokov se estrenó con las obras que ahora se editan. Nabokov, que publicaría después otros títulos de notable éxito como Pálido fuego (1962) y Ada o el ardor murió en Montreux (Suiza) a los 78 años de edad. Un cuarto de siglo después, parece que el tiempo ha puesto en su sitio (un gran sitio) a este hombre que en una ocasión dijo: Pienso como un genio, escribo como un autor distinguido y hablo como un niño Para los lectores españoles se da la feliz circunstancia de que en estas obras completas se van a publicar por primera vez en nuestro país diversos textos inéditos como su correspondencia, algunos cuentos, piezas teatrales y poemas. El responsable de esta ambiciosa aventura editorial es Antoni Munné, que ha tomado como referencia las obras completas de Nabokov publicadas en inglés por The Library of America cuya edición corrió a cargo del especialista Brian Boyd, autor también de la biografía del novelista. Nabokov- -explica Munné- -fue un autor de una enorme modernidad para su época y sigue siéndolo, y aunque eso no impide que pueda ser un autor para el gran público, se puede decir de él que especialmente era un gran escritor para escritores, cuya obra está totalmente impregnada de inteligencia, ironía y sarcasmo Cierto hermetismo A las novelas se dedicarán también los volúmenes I, II y IV El V a la correspondencia y las memorias; el VI a los cuentos; el VII a los ensayos y cursos; el VIII a la poesía, ensayos y problemas de ajedrez, y el IX a las entrevistas y textos misceláneos que permitirán profundizar en la obra de este narrador imprescindible y rompedor, del que incluso se puede decir, como añade Antoni Munné que en algún momento, en alguna de sus novelas era críptico y hermético, alguien como, salvando las distancias, James Joyce En definitiva, y mucho más allá de Lolita incluso como un superviviente de su propia creación, Vladimir Nabokov al completo. Vida y obra de un hombre que dejó dicho: Nuestra existencia no es más que un cortocircuito de luz entre dos eternidades de oscuridad La fiera de mi niña Cuando en 1955 Vladimir Nabokov concluyó la redacción de Lolita y quiso publicarla no las tuvo todas consigo, ni muchísimo menos. De hecho, cinco editoriales norteamericanas rechazaron el original de la que sería su obra más conocida. Finalmente, para verla publicada, el novelista se la confió a una editorial francesa, Olympia Press, que estaba especializada en literatura más o menos erótica y en autores difíciles como Jean Genet, el Marqués de Sade y Henry Miller. En principio, la editorial la sacó a la calle en dos tomos. Pero la edición sería secuestrada por el ministerio del Interior y Nabokov debería esperar hasta el año 1958 para ver la edición íntegra en inglés. No obstante, si la obra por escrito ya levantó algunas polvaredas de polémica, su paso al cine de la mano de Stanley Kubrick no hizo La lengua de las mariposas Amante del ajedrez (ese arte bello, complejo y estéril decía) apasionado del mundo de las mariposas (las cazó y coleccionó durante toda su vida, y hasta se cuenta que llegó a dar su nombre a algún ejemplar) Vladimir Nabokov había crecido en una acaudalada e influyente familia, cuyos varones se habían dedicado a la políti- sino darle mayor repercusión al fenómeno. Como se recordará, la película estuvo interpretada por Sue Lyon (de 16 años) como Lolita, James Mason en el papel de Humbert Humbert, y Peter Sellers como amante de la jovencita. Se cuenta que a Nabokov la versión cinematográfica no le gustó. En cualquier caso, al novelista le vino bien la polémica, ya que además de reportarle fama y reportarle dinero, sirvió para revalorizar el resto de su obra. Lo que no impidió las críticas afiladas de quienes veían en la novela una pieza autobiográfica, algo que Nabokov (que había sido profesor en un exclusivo colegio femenino norteamericano) tuvo que negar rotunda y reiteradamente. Como epílogo, y veinte años después, de lamuerte del novelista, en 1997, la novela tuvo un remake, dirigido por Adrian Lyne y con Jeremy Irons en el papel de Humbert y con Dominique Swain en el de Lolita.