Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 9 s 1 s 2007 INTERNACIONAL 33 Villepin promete una ley para denunciar a las autoridades que no aseguren una vivienda Los Hijos de Don Quijote levantan sus tiendas tras los compromisos del Gobierno francés JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. Los Hijos de don Quijote se consideran satisfechos, gritan ¡Victoria! y anuncian la recogida de sus campamentos, tras el anuncio de medidas gubernamentales- -de profundo perfume demagógico- -contra la exclusión, la pobreza y la indigencia de cerca de un millón de personas en Francia sin domicilio fijo (SDF) El movimiento nació las pasadas navidades cuando un centenar de militantes lanzaron una carta abierta y plantaron sus tiendas de campaña a lo largo del Canal San Martín, cerca de la Plaza de la República, tras ser expulsados de la Plaza de la Concordia. En apenas diez días el movimiento ganó una gran notoriedad gracias a la inteligente utilización de los nuevos medios de comunicación (teléfonos móviles) y publicando una carta cuyo punto capital es la exigencia inmediata de una vivienda digna para todos los SDF de Francia El presidente de los Hijos de Don Quijote, Augustin Legrand, habla a la prensa, ayer en París las autoridades que no le ofrezcan una vivienda digna en un plazo de tiempo razonable. Nadie sabe cuándo podrá ser realidad tal proyecto- -ni los fondos comprometidos- que deberá aclarar graves interrogantes. ¿Contra quién será posible querellarse: alcaldes, autoridades regionales, el gobierno de turno, el Estado... Nadie sabe tampoco quién, cómo ni cuándo podrán construirse cerca de un millón de viviendas gratuitas. Pero el efecto sorpresa fue fulminante. Tras la futura ley, Jean- Louis Borlo, ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, recibió a representantes de la organización a quienes prometió cumplir el resto de sus exigencias: más albergues gratuitos de urgencia, nuevas formas de soco- AFP Chirac, el primero Con el olfato político de los grandes demagogos, el presidente Jacques Chirac fue el primero en reaccionar con rapidez vertiginosa. Dominique de Villepin, primer ministro, anunció después un proyecto de ley que debiera permitir a todo ciudadano francés querellarse jurídicamente contra rro inmediato y la oferta de lugares de acogida especiales para SDF con perros o gatos. Ayer, la organización humanitaria hizo público un comunicado con su convencimiento en que hemos conseguido un cambio radical de política, en lo que respecta a los SDF; y estamos convencidos que será realidad el proyecto de una vivienda digna para todo el que la reclame