Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 OPINIÓN MARTES 9 s 1 s 2007 ABC REVISTA DE PRENSA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. Juan Pedro Quiñonero Palabras del Rey, palabras de libertad Una paz que ha devuelto el miedo La celeridad de Patxi López para unirse a la manifestación por la negociación de Ibarretxe demuestra la naturaleza de un proceso, denominado de paz, que sigue la marca y el emblema de Zapatero: lo que sea, como sea y a costa de lo que sea. Si Zapatero está dispuesto a continuar sus negociaciones después de los asesinatos de Barajas es porque la vida y la seguridad de los ciudadanos son irrelevantes frente al supremo valor de su maldito proceso de paz. Una paz que ha devuelto el miedo y el sojuzgamiento a los vascos y se cierne siniestra sobre Navarra, una paz que, basada en la impunidad de la peor canalla, es buscada en la retorsión del Derecho hasta convertirlo en jerigonza de truhanes. Lo quiera o no, el inframundo de ETA y su entorno es incompatible con toda sociedad civilizada, y Zapatero nada puede hacer frente a esa evidencia, que llegado el caso se manifestará violentamente. Reconocer sus muchos errores, pedir perdón a los ciudadanos por los gravísimos retrocesos provocados por sus frívolas e insensatas iniciativas y abandonar la vida pública sería su única actuación homologable como gobernante. Juan Carlos Antón Nárdiz. Madrid ESPAÑOLES, SI; ZP, MENOS E spaña recibe numerosas muestras de respeto y solidaridad internacional mientras se constata la caída brutal de la cota personal de Zapatero. En Ecuador, El Comercio publica un editorial muy severo que termina de este modo: La muerte de nuestros compatriotas ha permitido ver el rostro de una nueva España, solidaria y humana, ante la tumba de nuestros emigrantes caídos José Luis Rodríguez Zapatero, por el contrario, se percibe como primer responsable de lo ocurrido y, a la vez, víctima de su entrega a ETA. Washington Post afirma que ZP está perdiendo el apoyo de la opinión pública. En Berna, Le Temps titula: Zapatero, víctima indirecta de ETA Y escribe: El fracaso puede costarle a Zapatero las próximas elecciones Las maniobras políticas en curso dejan un regusto de cenizas frías. En Berlín, Die Tageszeitung titula: Los españoles, escépticos En París, L Humanité agrega: El proceso vasco, hecho trizas En Buenos Aires, La Nación afirma que Zapatero y Rajoy dejan constancia de sus divergencias Por su parte, El Universal mexicano escribe: Rajoy salió de La Moncloa sin tener una idea clara de lo que quiere el presidente sobre el problema de fondo En México, igualmente, Nuevo Excelsior publica un artículo feroz de Benito Bacif, que escribe: La presidencia le cayó del cielo a Zapatero. A partir del 11 de marzo del 2004, se ha empeñado en seguir a rajatabla una plataforma de partido con la que no hubiera conseguido ganar las elecciones, de no ser por la ayuda de los terroristas islámicos El atentado ha producido la mayor crisis de confianza con la que se ha enfrentado su Gobierno. El atentado de Barajas ha descarrilado la política antiterrorista. Zapatero ha perdido su apuesta. ETA le ha recordado que no quiere la paz, sino la victoria. La pregunta que queda en el aire es qué hará el Gobierno socialista después de recoger los cadáveres y levantar los escombros Decía el escritor y político romano Cicerón: De hombres es equivocarse; de locos, persistir en el error. Todos los hombres pueden caer en un error, pero sólo los necios perseveran El presidente del Gobierno, de forma irresponsable, ha errado en su negociación con la banda terrorista ETA al hacer oídos sordos a las víctimas del terrorismo, al único y mayoritario partido de la oposición y al resto de la sociedad, que reclamábamos la vuelta al Pacto Antiterrorista y a la defensa del Estado de Derecho con las medidas jurídicas, policiales y políticas de consenso frente al chantaje de los asesinos etarras. Ahora Zapatero ha visto, por desgracia, cuál es el único lenguaje de los terroristas: el coche- bomba y la muerte. Si tiene alguna duda de cómo seguir adelante en esta dura victoria de la democracia frente al terror, que escuche las palabras de Su Majestad Don Juan Carlos pronunciadas el sábado, llamando a la unidad política y a la confianza en las Fuerzas de Seguridad y la Justicia como claves contra el fin del terrorismo. Palabras de Rey, palabras de libertad. D. García García Madrid rá y hará que consideremos el atentado de Barajas como una anécdota sin importancia. Que para memoria histórica, ya se encargarán ellos de decirnos de qué tendremos que acordarnos. Francisco Faz Olivencia El Ejido (Almería) Una región dentro de España Unos veinte millones de euros, es decir, más de 3.300 millones de pesetas, será lo que nos cueste a los andaluces el plebiscito para refrendar el estatuto, donde figura que Andalucía es una realidad nacional cuando la absoluta mayoría piensa que es una región dentro de la unidad de España. Lo de realidad nacional viene por un manifiesto separatista firmado en 1919, entre otros, por Blas Infante. Carece de cualquier otra historicidad. Hay en el nuevo estatuto andaluz inquietantes puntos, incluso de dudosa constitucionalidad, como calificar de laica la escuela pública, cuando la Carta Magna dice que España es una nación aconfesional. Los fondos públicos que la Junta de Andalucía se va a gastar en el referéndum del nuevo estatuto vendrían muy bien para pagar la enorme deuda sanitaria de nuestra región, ayudar a pensionistas y parados, arreglar carreteras en mal estado o reforzar la educación, donde tenemos el liderazgo por los fracasos escolares de los niños andaluces. Ana Alicia Santamaría Gálvez Granada chazo no se han hecho esperar contra los planes educativos del Gobierno socialista. Juan Luis Martínez Sevilla Consumismo descontrolado Es incuestionable que nuestra sociedad se encuentra abocada a un consumismo creciente, que en estas fiestas navideñas se ha visto incrementado de manera notable. Tanto es así que en la misma mañana del día de Reyes podías ver en los contenedores juguetes y objetos tirados, bien por haber sido estropeados al poco tiempo de sacarlos de su envoltorio, bien por no ser del gusto del que lo recibió. Quizá esto último pudiera parecer algo exagerado, pero el hecho se queda pequeño ante la realidad que vivimos día a día. Lo preocupante no es ya la sensación compulsiva de comprar en los adultos, sino que esta sensación se ha transmitido a los más jóvenes, que, atrapados en su proceso educativo de autodominio y autocontrol, no tienen los mínimos resortes para afrontar esta situación. Los comercios utilizan todo tipo de reclamos para conseguir la atención de los consumidores: día de la madre, del tío, del vecino o de la mascota; temporadas de rebajas reales o figuradas; ofertas de dos por uno; regalos por comprar lo que sea; por ser el cliente número 100; llevar los productos a tu casa o al trabajo; poner tu fotografía en el establecimiento por ser un buen cliente o darte una vuelta en limosina por el barrio... Como dijo el clásico, lo importante no es tener sino ser pero parece que en el siglo XXI el criterio dominante es otro. José Javier Ávila Martínez Madrid Adoctrinamiento ideológico El borrador de la ministra Mercedes Cabrera sobre la nueva asignatura de Educación para la Ciudadanía confirma la sospecha sobre el adoctrinamiento ideológico de la materia, la conculcación del derecho de los padres a elegir la educación que desean para sus hijos, refiriéndose en él reiteradamente a relaciones afectivosexuales preferencias sexuales y distintas realidades familiares Andalucía puede ser la región donde primero se implante, y las voces de protesta y el re- Una mera anécdota La incomprensible reacción del Gobierno ante el atentado de ETA en Barajas tiene su clara explicación. El Gobierno sabe que en este país todo partido político cuenta con una masa de electores incondicionales, que sea cual sea la política que adopte su partido y las consecuencias de su aplicación, buenas o malas, esta masa de incondicionales acudirá a las urnas para votar al partido al que ideológicamente se sienten fieles. De esta manera, al Gobierno le basta con dejar que el tiempo haga estragos en nuestra memoria, realizar una buena labor de relaciones públicas y manifestaciones populistas, acusar sin sentido a la única oposición, que es el Partido Popular, y movilizar a su electorado incondicional para sentirse lo suficientemente seguro de que ninguna cita electoral será capaz de desalojar a Rodríguez Zapatero de La Moncloa, ni al PSOE del poder. Lamentablemente, tendemos a no aprender de nuestros errores y a dejarnos llevar por la precipitación, y gracias a nuestra naturaleza este Ggobierno no renuncia a la negociación con ETA, y considera-