Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN MARTES 9 s 1 s 2007 ABC AD LIBITUM COMO LOS MALOS BOTIJOS EL mismo modo que cada tonto tiene su tiza, todos los listos viven encaramados en el árbol de sus obsesiones. Es una norma sin excepciones que nos ayuda a comprender la conducta de los grandes líderes políticos o de quienes lo parecen. José Luis Rodríguez Zapatero vive con la idea fija de aislar al PP, encerrarle en un aprisco aislado de la realidad nacional y dejar que se consuma. Todo su trabajo anterior al atentado etarra en Barajas se centraba en ese fin y, tras forzar a las filas que dirige Mariano Rajoy a convertirse en exclusivistas de la oposición, quiere dejarlos en nada para poder perpetuarse M. MARTÍN en el poder. FERRAND Ayer, en vísperas de que Alfredo Pérez Rubalcaba, el ministro que no se explica, comenzara su ronda de consultas con vistas a un pleno extraordinario del Congreso para hablar de ETA, en plena sesión de la Comisión Ejecutiva Federal Socialista, quizás empujado por sus integrantes, Zapatero convocó a Rajoy para una reunión urgente. Como es natural, el líder del PP aceptó la invitación y ambos se juntaron con la discreción acostumbrada. Estas reuniones, como los malos botijos, rezuman poco y filtran, cuando lo hacen, el jugo de otros cántaros. Se justifica por la gravedad del asunto y se explica porque, tanto Zapatero como Rajoy, no quieren bajar la guardia de sus intereses partidarios respectivos y no pierden ocasión de anotarse algún punto que los valga el título si, como parece más previsible, su combate personal no termina en KO. La última vez que se reunieron el presidente y su alternativa, el 22 de diciembre, Zapatero aparecía triunfal y hasta profético de un final feliz en su proceso imposible. Ayer su ánimo ya era otro, aunque su nuevo juego mantiene las líneas básicas del anterior. Acabar con el PP y de paso, si se puede, con ETA. No necesariamente al revés. Ahí nace la tribulación del indeciso Rajoy. En la situación anterior, el PP se mantenía virginal frente al problema. Con o sin ganas, el Gobierno no le había dado vela alguna en el frustrado entierro negociador de ETA. Ahora Zapatero pide la cooperación de sus principales- ¿únicos? -adversarios. Dársela es comprometerse en la hipótesis de un nuevo fracaso y negársela, adoptar una postura insostenible ante la opinión pública. Es un círculo infernal. La solución surge, como siempre, del terreno de los principios éticos más claramente democráticos: no se dialoga con gentes asesinas que guardan pistolas, en el cinto o en el armario, y amenazan con volver a usarlas si se les contradice demasiado. Sería bueno que el PSOE y el PP cabalgaran juntos en esta historia, pero después de definir los límites de un pacto democrático y dejar claros y a salvo los supuestos políticos y éticos de los que sería temerario alejarse un solo paso. Por otra parte, aunque Rajoy y Zapatero hablen dándose la espalda, es mejor que su anterior y encorajinado silencio. POR OTRA PARTE A VER QUIÉN PAGA MENOS IMPUESTOS dad mucho más favorable para las empresas que en cualN la soterrada batalla que libran Barcelona y Maquier otro país de la Unión Europea. Al calor de esos imdrid para erigirse con el título de campeón político puestos bajos, muchas sociedades norteamericanas, y y económico del Reino de España, se ha abierto un también europeas, han situado en Irlanda su sede social, nuevo frente: los impuestos; como los gobiernos autonómiprovocando a su vez ese envidiable crecimiento económicos obtienen crecientes competencias fiscales, los impuesco. tos se han convertido en un arma muy útil para señalar la Dentro de España también cabe señalar que las especiaidentidad política de cada quien, y también para competir les condiciones fiscales de Navarra- -donde desde hace económicamente en el panorama nacional. años no se paga el impuesto de sucesiones y donaEl primer paso lo ha dado Esperanza Aguirre, ciones- -también ha representado un factor de crela presidenta de la Comunidad de Madrid, al abolir cimiento económico de la Comunidad Foral. Y esa el coste impositivo de sucesiones y donaciones. Esdebe ser justamente la preocupación de la Generate impuesto tiene escasa capacidad recaudatoria, lidad: que una parte del entramado de empresas faeconómicamente equivale al chocolate del loro, pemiliares catalanas- -para las que la fiscalidad en ro suprimirlo es un gesto de alto contenido simbólila sucesión sí resulta muy relevante- -se plantee co, en la medida que explicita la filosofía política el traslado a regiones fiscalmente menos onerodel Gobierno madrileño. Para una liberal como se sas. declara la presidenta de la Comunidad de Madrid, JOSÉ MARÍA Habrá quien se alarme ante el peligro de que se rebajar impuestos resulta condición definitoria, GARCÍA- HOZ desate una guerra fiscal entre las regiones españoun liberal siempre tratará de disminuir el peso del las que podría conducir al desequilibrio financiero públiEstado en favor del de las personas y la sociedad civil. co de todo el conjunto. Aunque la capacidad de equivocarY viceversa, para un gobierno de mayoría socialista y se de los políticos resulta ilimitada, de momento no hay en todo caso de ideología izquierdista, como es el Gobierno motivos para la alarma, pues las competencias fiscales de de la Generalidad de Cataluña, los impuestos son la herralas autonomías son todavía reducidas. Quizá lo más apromienta perfecta para enarbolar la engañifa igualitaria. piado sea hacer de la necesidad virtud y mirar la parte poAunque debido a su calendario electoral, la Generalidad sitiva de la cuestión: si la medida tomada por la Comunisólo cuenta con la prórroga del presupuesto del año pasadad de Madrid aporta algún resultado positivo en térmido, resulta poco arriesgado apostar a que en los nuevos prenos de traslado de empresas y patrimonios desde Barcelosupuestos no se incluirá ninguna rebaja impositiva. Por el na, todos los planteamientos fiscales, incluidos los del Esmomento, la única reacción de la Generalidad a la rebaja tado, deberían ser revisados a la baja. madrileña ha sido un punto esquizofrénica, pues al propoEn todo caso, resulta necesario recordar que en la acner que el Gobierno de España impida rebajas fiscales a tualidad el debate fiscal de la Unión Europea está justalos gobiernos autonómicos parece estar arrojando piedras mente en lo contrario: en el camino hacia la armonización sobre su propio tejado autonómico. fiscal de todos los países miembros, el primer paso consisPero además de cuestiones ideológicas entre liberales y te en impedir que se declare una guerra fiscal en la que los socialistas, la fiscalidad tiene consecuencias prácticas de Estados rebajen impuestos como método de atraer inverprimera magnitud: los impuestos bajos constituyen una siones y empresas. O sea, que allí donde la Unión Europea atracción de primer orden para empresas y particulares. trata de armonizar y homogeneizar, España marcha justo El ejemplo más claro de esta situación es el de Irlanda, país en la dirección contraria que sus socios europeos. Alguien de la Unión Europea que durante los últimos diez años ha debe estar equivocado. registrado un crecimiento económico impresionante; en josemaria garcia- hoz. com el origen del milagro irlandés se encuentra una fiscali- D E