Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 8- -1- -2007 75 CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo Descubren en el líquido amniótico células madre tan eficaces como las embrionarias Las células AFS crean músculo, hueso, neuronas, vasos sanguíneos y células hepáticas sin riesgo de cáncer N. RAMÍREZ DE CASTRO MADRID. Uno de los santos griales de la biomedicina es encontrar un tipo de célula madre con la misma capacidad que las embrionarias para reparar órganos dañados y sin ninguno de sus inconvenientes. Es decir, sin que despierte recelos éticos o fomente el desarrollo de tumores. Un grupo de investigadores de la Universidad Wake Forest (EE. UU. dirigidos por Anthony Atala, ha encontrado un nuevo tipo de célula madre que se aproxima a esa anhelada búsqueda científica. Esas células tan preciadas se encuentran en el líquido amniótico que rodea a los fetos, un tejido intermedio- -ni adulto ni embrionario- perfecto para su desarrollo. En la revista Nature Biotechnology los científicos estadounidenses cuentan cómo esas células derivadas del líquido amniótico (AFS, en sus siglas en inglés) crearon tejido muscular, óseo, vasos sanguíneos, neuronas y células hepáticas. Pero podría ser sólo el principio. Las nuevas células halladas son una herramienta prometedora para reparar órganos lesionados en enfermedades como el parkinson, el alzheimer o la diabetes. Los científicos que han identificado estas valiosas células son un referente en medicina regenerativa. Anthony Atala fue el primero en trasplantar, con éxito, una vejiga creada en el laboratorio y en su Instituto de Medicina Regenerativa se trabaja en la generación de hasta veinte tejidos y órganos diferentes, incluidos vasos sanguíneos y corazones. El nuevo tesoro biológico hallado ahora posee propiedades que comparten las células de organismos adultos y las embrionarias. Las AFS son capaces de renovarse, tienen una gran capacidad de autogeneración y se duplican cada 36 horas. Además se extraen con facilidad, bastaría con que se conservara el líquido extraído en las mujeres embarazadas que se sometan a una amniocentesis, una prueba para diagnosticar daños en el bebé. El equipo de la Universidad Wake Forest propone que las mujeres embarazadas conserven el líquido amniótico y lo congelen, como ahora se hace con los cordones umbilicales, para que en el futuro puedan tratarse ellas o sus hijos, sin riesgo de rechazo. UNA FUENTE INAGOTABLE DE CÉLULAS MADRE Zonas de donde se extraen las células madre Folículos pilosos (pelo) Cerebro Mucosa oral Grasa Cuerpo carotídeo Es una glándula adherida a la arteria carótida que se encarga de medir el oxígeno que llega al cerebro Músculo Cordón umbilical Médula ósea También en la placenta No es la primera vez que se hallan células madre en el líquido amniótico. Se sabía que el líquido donde flotan los embriones contenía diferentes tipos de células de origen fetal. capaces de transformarse en otros tejidos. Nos preguntamos, si entre esa población celular podríamos localizar auténticas células madre pluripotenciales. Y la respuesta fue afirmativa, explica Anthony Atala. En la investigación, las células fueron aisladas del líquido amniótico extraído de 19 mujeres que se sometieron a una amniocentesis. Las células se aislaron, cultivaron e inyectaron en ratones. En el cerebro, se transformaron en neuronas, en el hígado en células hepáticas capaces de secretar urea, al entrar en contacto con tejido óseo crearon nuevo hueso... Tuvimos éxito en cada uno de los tipos celulares que tratamos reproducir asegura Atala. Y aún no se ha determinado el espectro total de células que pueden lograrse con las AFS. Embriones Líquido amniótico Otro dato a favor del empleo de estas células en el tratamiento de pacientes es el bajo riesgo de desarrollar un cáncer, a diferencia de lo que ocurre con las embrionarias. En ninguno de los ratones tratados aparecieron tumores. Durante el estudio, los científicos encontraron una población similar de estas células en la placenta. Las hallaron en biopsias realizadas para el diagnóstico prenatal (una prueba denominada biopsia de vellosidades coriónicas) y en placentas de mujeres que ya habían dado a luz. La competencia de las MAPC Las mujeres podrían conservar el líquido amniótico o su placenta para tratar a sus hijos, como se hace con el cordón umbilical Las nuevas células pueden transformarse en numerosos tejidos y no favorecen el desarrollo del cáncer como las embrionarias Dos estudios prueban que el cáncer procede de grupos de células madre Dos investigaciones diferentes ofrecen pruebas de que las células madre pueden desencadenar la aparición del cáncer. La Universidad de California del Sur (EE. UU. y la Universidad Hebrea de Jerusalén llegan a la misma conclusión en la revista Nature Genetics lo que supone un nuevo obstáculo al desarrollo de tratamientos con células madre embrionarias. Aunque ambos sugieren también una fórmula para examinar las células y reducir el riesgo. Al parecer los genes que se silencian en las células madre embrionarias se encuentran representados en exceso entre los genes que están permanentemente silenciados en los cánceres. Cuando están en este estado se dividen más y en el proceso pueden acumular mutaciones adicionales que se transforman en tumores Este nuevo grupo de células se asemeja a otras denominadas MAPC presentes en la médula ósea. Su potencial y comportamiento también es similar al de las embrionarias y no despiertan dilemas éticos. Las MAPC pueden convertirse en casi cualquier tejido. Con estas células otros científicos han obtenido neuronas y, recientemente en la Clínica Universitaria de Navarra, los componentes celulares de una arteria. Más información sobre el Instituto Wake Forest de Medicina Regenerativa: www 1. wfubmc. edu regenmed ABC Carlos Aguilera