Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 MADRID LUNES 8 s 1 s 2007 ABC AL DÍA SE DICE, SE COMENTA El Fuenteovejuna protagonizado por buena parte de los vecinos de Villaconejos no ha sentado muy bien en la Delegación del Gobierno. A su principal responsable, Soledad Mestre, no le ha gustado nada la repercusión que ha tenido este surrealista asunto, que ha llegado a todos los rincones del país. De cualquier modo, el papelón de afrontar un suceso protagonizado por todo un pueblo no es plato de buen gusto para ningún político. En Izquierda Unida volverá la tensión esta semana. Cada vez hay más personas en la dirección federal de la coalición que creen que la intención de Ángel Pérez y Gregorio Gordo es forzar una ruptura definitiva con la dirección federal que llevaría a IU- Madrid a presentarse como partido político independiente en las elecciones autonómicas y municipales de mayo, sin ninguna relación con la estructura nacional. La solución en un mes. CARTAS DE LOS LECTORES Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepase el espacio destinado a ellas. Pedro Montoliú Marquesinas Quisiera expresar públicamente mi personal veto a la sustitución que está haciendo la EMT, en las paradas, de las marquesinas por esos pirulís con luz. Las marquesinas protegen de los rigores climáticos, agua en UN AÑO ESPECIAL e acabó. Volvemos al trabajo con la misma sensación que lo solemos hacer a comienzos de septiembre. Bueno, peor si tenemos en cuenta cómo terminamos el año con un atentado que ha hecho cundir pesar y frustración. El largo mes de celebraciones, comidas, cenas, cava, turrón, compras y luces navideñas queda atrás y se abre ante nuestros ojos un largo año que, cuando nos queramos dar cuenta, habrá sido menos largo de lo que hoy nos parece. Además este año es especial porque hay elecciones. Me dirán que eso no es novedad pues el pasado las celebraron en Cataluña y el que el que viene se celebrarán unas generales, pero siempre he pesando que las municipales y autonómicas tienen un componente especial por afectarnos en cuanto nos rodea: el medio ambiente, los impuestos, los equipamientos, los servicios, la sanidad, la cultura, la educación, el tráfico y otros muchos aspectos que pueden hacernos la vida más agradable o desagradable. Por ello digo que va a ser un año especial. También lo será porque decir elecciones municipales y autonómicas equivale a decir final de las obras y eso no es un presentimiento sino una ley inmutable. Los 179 alcaldes madrileños y la presidenta de la Comunidad afilan ya sus tijeras, acomodan las agendas, animan a sus equipos de comunicación y se preparan ante las numerosas citas en las que intentarán demostrar que la paciencia ciudadana y las penurias sufridas han valido la pena y han sido recompensadas con un parque, un túnel, un equipamiento o una línea de metro, incluidos en un programa electoral que, siempre, se dirá ha sido cumplido a rajatabla. Los de la oposición, sean del signo que sea, lamentarán por su parte lo poco, lo caro y lo mal que se ha hecho y prometerán que ellos sí harán lo prometido en caso de ganar. Aparte de ser un deber cívico, no me digan que ser jurado cada cuatro años de la labor realizada por unos y sopesar si lo que ofrecen los otros puede ser mejor no es más trascendente que elegir quién debe ir al festival de Eurovisión. S invierno, sol en verano, y viento, además de ofrecer un asiento que dulcifica la espera del autobús. ¿Qué ventajas ofrecen los pirulís a los usuarios? Solamente los recorridos, que también ofrecen las marquesinas, además de todo lo expuesto. ¿A quién se le ha ocurrido la feliz idea? ¿Cuánto cuesta una marquesina? ¿Cuántos millones se van a ir a la chatarra, dejando a los usuarios de la EMT tirados en las aceras expuestos a los rigores climáticos y además... ¡de pie! Un motivo más para no votar al alcalde. Crispín Pérez Pujol. Madrid Billetes BIT Le escribo para expresarle mi asombro sobre la tardía implantación de los nuevos billetes BIT en los transportes de Madrid. Según informaciones de 2005, el proyecto empezó a andar en 2003, pero no estará plenamente implantado hasta 2011. La mayoría de grandes (y no tan grandes) ciudades europeas cuentan con tecnologías parecidas desde hace años. En Londres se utiliza la Oyster Card desde 2003 y en Hong Kong una tarjeta sin contacto desde 1997. Otras como Varsovia o Lisboa las tienen desde hace años. En Madrid nos quieren hacer creer que vamos a ser casi los únicos en tenerlo, pero me temo que a este paso seremos de los últimos. Juan Ramírez Pascual. Madrid IGNACIO GIL El Ayuntamiento comenzará hoy con la campaña de recogida de árboles de Navidad que, como todos los años, replanta en los viveros municipales para intentar evitar su destrucción. Los árboles deberán haber cumplido una serie de normas elementales para que puedan superar la replantación, sobre todo, mantenerlos vivos con su cepellón entero y con sus ramas verdes. DIMES Y DIRETES Antonio Sáenz de Miera Presidente Amigos del Guadarrama ADIÓS, NAVIDADES e terminaron las fiestas navideñas. Más largas en España con la coda final de los Reyes, dan para muchas cosas: nostalgia, consumo y consumismo, regalos, religión, ocio, diversión, relaciones familiares y sociales, gastronomía, buenos sentimientos y deseos, visiones absolutamente ñoñas, sensibleras y empalagosas, viajes, huida, paseos por la Sierra. Cada cual las vive a su manera, pero no dejan de ser una buena ocasión para descansar, para pensar y hacer un esfuerzo de S acercamiento a los demás. Eso de ¿has sobrevivido a la Navidad? me parece, con todos los respetos, una solemne tontería. Tenemos que defendernos de tanto aguafiestas como hay ahora por el mundo y acertar con las Navidades que necesitamos y queremos. Porque no todo vale, claro está, ni en estas fechas ni en el resto del año. Navidades sí, pero las justas: en lo que hacemos y en como lo hacemos, en lo que regalamos, en lo que gastamos, en lo que deseamos. Empieza un nuevo año, y es tiempo, convención también, de hacernos buenos propósitos. Dicen que mejor es proponerse objetivos alcanzables, lo cual parece obvio pero a veces lo evidente es lo primero que desaparece de nuestra vista, y, una vez más, volvemos proponernos lo que sabemos que nunca conseguiremos: dejar de fumar, mejorar el inglés, adelgazar definitivamente. En estos días de tiempo casi primaveral, sin apenas nieve, en los que, si nos pusiéramos tremendos, podríamos darle vueltas al inquietante asunto del cambio climático, para la Sierra de Guadarrama plantearé un objetivo sencillo, alcanzable, posible, creo yo. No quiero llegar tan lejos, llegar tan alto, y cambiar el mundo de un plumazo, con poco más que buenos deseos. Sólo enunciaré un objetivo personal y colectivo relativamente modesto: compartir siempre que sea posible el coche, en general, y para llegar a la Sierra, más aún. Exige renuncias y sacrificios, lo sé, pero si se generalizase, sería enormemente beneficioso. La Sierra lo agradecería y de qué forma. Yo lo estoy intentando en casa y me doy cuenta que es algo complicado, pero merece la pena. Otro propósito, más simple aún: no dejar los coches viejos tirados por ahí de cualquier forma, en caminos, en prados, a veces cerca de las casas. Seguramente el que los deja pueda pensar que en algún momento servirán para algo, pero nunca es así. Cerca de mi casa en la Sierra hay cuatro o cinco coches abandonados, cada vez, naturalmente, más viejos y deteriorados. No son esculturas modernas. Trasmiten una imagen de dejadez y de incuria tremendas. Demuestran falta de sensibilidad respecto a la naturaleza y al paisaje y no sirven absolutamente para nada. Ya ven, se trata de dos objetivos más bien pequeños para este comienzo de año. No pido mucho, como decía la canción de Veneno. No pido más allá de lo que podríamos alcanzar con nuestras manos con un poquito de esfuerzo. Compartir y utilizar lo menos posible el coche por la Sierra, no dejarlos abandonados en las cunetas cuando ya no nos sirven y retirar los que ahora están perturbando el paisaje serrano. La Comunidad y los Ayuntamientos pueden colaborar y lo harán. Seguro. Como todos los años, este también es el año de los buenos propósitos.