Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 8 s 1 s 2007 MADRID 45 Llegan las listas... y los empujones La Asamblea de Madrid aumentará su número de escaños en las elecciones autonómicas de mayo hasta, al menos, 123 diputados, doce más que ahora; las peleas internas en los partidos están aseguradas POR MARIANO CALLEJA MADRID. Los nervios se notan, se sienten, se palpan. Y eso que sus señorías tienen todo este mes de enero de vacaciones para tranquilizarse un poco. Cuando vuelvan a la Asamblea en febrero, para retomar los Plenos y las Comisiones, los diputados de la Comunidad de Madrid tendrán ya muy poco tiempo para ganarse un puesto en las listas electorales de sus partidos, en las que habrá más empujones que nunca. El problema es muy sencillo: son muchos para pocos puestos. Y la solución, muy complicada. Y eso que en los comicios del 27 de mayo, la Asamblea tendrá doce diputados más, por el aumento de población, que ya ha rebasado los seis millones de personas. Pasará de los 111 actuales a los 123 como mínimo. El PP de Madrid tiene claro sus dos primeros puestos en la candidatura: Esperanza Aguirre y su mano derecha en el Gobierno, Ignacio González. El número tres, según las previsiones que maneja la dirección del partido, podría ser la presidenta de la Asamblea, Concepción Dancausa. Fuentes de la ejecutiva del PP no prevén grandes cambios en la lista, si bien reconocen que habrá que hacer encaje de bolillos para incluir a todos los consejeros, viceconsejeros y otros cargos de la Comunidad que ahora no ocupan escaño en la Asamblea. Los dos vicepresidentes, Ignacio González y Alfredo Prada, y consejeros como Manuel Lamela, Mariano Zabía, Elvira Rodríguez, Fernando Merry del Val y Lucía Figar no son diputados en esta legislatura, y todos deberían ir por delante en la próxima candidatura. El caso de Santiago Fisas, consejero de Cultura y Deportes, es diferente, ya que ha anunciado su intención de volverse a Barcelona cuando termine el presente mandato. El Comité Electoral del PP de Madrid, que preside Ignacio González, tendrá que elaborar también la lista para el Ayuntamiento de la capital. Ya no queda ninguna duda respecto a que Ana Botella será la número dos tras Alberto Ruiz- Gallardón. Pero desde la dirección del partido, que preside Esperanza Aguirre en la región, quieren mover ficha y participar en esta candidatura. Ignacio González tiene muy claro que la actual concejal de Las Artes de Gallardón, Alicia Moreno, no debe ir en la lista, al entender que no comparte los principios del PP. Esto no quiere decir que Moreno no pudiera seguir en el Ayuntamiento, ya que la ley de Grandes Ciudades permite al alcalde crear un Gobierno local con consejeros delegados sin necesidad de que éstos sean concejales elegidos en las urnas. Aguirre junto a Concepción Dancausa, posible número tres en la lista del PP a la Asamblea rían las elecciones al PSOE sin demasiados problemas tanto en la Comunidad como en el Ayuntamiento, pero dentro del partido estarán atentos a esa otra batalla interna, que dará mucho que hablar. La última vez, en 2003, ganó Gallardón: en las elecciones municipales logró 874.264 votos en la capital, mientras que la candidatura autonómica de Aguirre sumó 791.306 votos en Madrid ciudad en las elecciones de octubre para la Comunidad. Los aguirristas también quieren enviar a uno de los más leales a Esperanza Aguirre a la candidatura que encabece Gallardón. Uno de los nombres que suenan con fuerza es el de Juan Soler, portavoz adjunto del Grupo Popular a la Asamblea y uno de los ideólogos de la la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES) En el PSOE, Rafael Simancas quiere una lista de continuidad y contará con su equipo más cercano y leal, encabezado por Ruth Porta, Andrés Rojo y Antonio Romero. Tras el tamayazo del año 2003, Simancas mirará con lupa cada una de las incorporaciones. El portavoz socialista se ha mostrado contrario a los fichajes estrella para su candidatura, y a los independientes para los primeros puestos. Las peleas, y los empujones, están asegurados en el Partido Socialista de Madrid a partir de febrero entre las distintas familias. En la candidatura socialista para el Ayuntamiento, una ERNESTO AGUDO Candidaturas con cuotas de hombres y mujeres Los partidos deberán tener muy en cuenta el número de mujeres y hombres que tienen en sus candidaturas, ya que la ley de Igualdad, que estará aprobada, previsiblemente, antes de las elecciones de mayo, establece el sistema de cuotas que tanto gusta a la izquierda. La ley establece que las candidaturas para las Asambleas de las Comunidades y en los municipios con más de 5.000 habitantes deberán tener una composición equilibrada de mujeres y hombres, de tal manera que en el conjunto de la lista cada sexo represente un mínimo del 40 por ciento. Se mantendrá esa proporción mínima de representación en cada tramo de cinco puestos. La ilusión de los aguirristas El PP de Madrid quiere colocar bien a los concejales aguirristas en la lista de Gallardón, como podrían ser Eva Durán, Ángel Garrido e Íñigo Henríquez de Luna. Dentro de la dirección del partido también hay quien propone relevar a otros concejales del núcleo duro de Gallardón, como Pilar Martínez, por su actitud crítica en el último congreso regional del PP, en el que Esperanza Aguirre fue proclamada presidenta del partido en Madrid. Estas mismas fuentes, aguirristas cien por cien, reconocen que en las elecciones de mayo les haría ilusión que Aguirre consiguiera más votos que Ruiz- Gallardón en Madrid capital. La ejecutiva del PP cree que hoy por hoy gana- Obras en la Asamblea El incremento del número de diputados ha dejado pequeña la Asamblea, ubicada en Vallecas, en pocos años. Como está relacionado con el aumento de población, los diputados pueden seguir subiendo de manera incesante en el futuro. El problema es, sobre todo, de espacio. Por eso, la Asamblea acometerá obras en el hemiciclo, aunque muchos piden ya que se limiten por ley los diputados. vez que les han impuesto a Miguel Sebastián como número uno desde la sede de Ferraz, el PSM deberá elaborar una lista con un potente número dos ante la previsible marcha de Sebastián si no gana las elecciones. Sebastián ha eludido en varias ocasiones comprometerse a seguir en la política municipal si los socialistas vuelven a perder en las urnas ante Gallardón. En Izquierda Unida, las peleas comenzaron hace varios meses, cuando se decidieron los cabezas de cartel para la Comunidad y el Ayuntamiento: Gregorio Gordo y Ángel Pérez, respectivamente. Todo indica que la confección del resto de la lista será igual de traumática que la de sus números uno La lucha de familias es algo habitual en esta coalición, pero en las últimas semanas se llegó a hablar incluso de escisión por el choque frontal que se produjo entre la dirección de Madrid y la federal, encabezada por Gaspar Llamazares, que pretendía anular la elección de varios candidatos.