Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 MADRID LUNES 8 s 1 s 2007 ABC La potabilizadora más grande de toda la Comunidad La Estación de Tratamiento de Agua Potable (ETAP) de Colmenar Viejo, es la planta potabilizadora más grande de la Comunidad de Madrid. Entró en servicio en 1977 y ha sido sometida a obras de ampliación y mejora en los años 1984, 1990 y 2000. Esta planta puede llegar a tratar hasta 16 metros cúbicos por segundo (1,6 hectómetros cúbicos al día) Es decir, a pleno rendimiento sería capaz de suministrar agua a toda la población de la Comunidad de Madrid. Aunque esa es su capacidad máxima, hoy la planta potabiliza agua para tres millones de personas (la mitad de la población madrileña) ya que el Canal de Isabel II dispone de otras plantas localizadas en otros puntos de la región para tratar el agua procedente de distintos ríos. La planta de Colmenar Viejo trata el agua procedente de los ríos Lozoya, Jarama, Sorbe y Guadalix. Desde sus instalaciones, las bolsas llamadas a desaparecer se transportan en contenedores con capacidad para 2.500 unidades. Un trabajador del Canal reparte las bolsas de agua, que van a desaparecer pronto, a los afectados por un corte EFE Envases con fecha de caducidad El Canal de Isabel II ha decidido sustituir las bolsas de agua potable por botellas de plástico de medio y cinco litros s El cambio se debe al desperdicio innecesario que se produce cuando se abre el envase POR MARÍA ISABEL SERRANO MADRID. El Canal de Isabel II también se apunta a su propia campaña publicitaria- -sí, la de Súmate al reto del agua y tiene proyectado sustituir en breve las bolsas de un litro de agua que distribuye en casos de averías y emergencias, principalmente, por otro tipo de recipiente más práctico y que no obligue al desperdicio innecesario del líquido. Definitivamente, las bolsas de plástico tienen los días contados. Se seguirá envasando y distribuyendo agua, pero será en recipientes más prácticos y duraderos. Ana María y Luis son un joven matrimonio de madrileños que han sufrido en sus propias carnes diversos cortes de agua en su domicilio por culpa de diversas averías como consecuencia de las obras que se realizan en su distrito, Carabanchel. Recuerdan, especialmente, la de un verano, con un sol de justicia y un calor que derretía el asfalto. Venían los camiones cisterna del Canal de Isabel II- -dice Luis- -para repartir bolsitas de agua y un abastecimiento más abundante para las actividades más habituales en una casa. Nos pasó durante varios días y, de verdad, que se agradecía porque en pleno verano, con el calor, hay que refrescarse bastante a menudo Averías y emergencias Las bolsas de agua potable, de un litro de capacidad, se distribuyen entre los ciudadanos en casos de cortes del suministro por averías en la red y en casos de emergencias. Resultan muy incómodas porque cuando se abren, gran parte del líquido se cae y se pierde. Tampoco es fácil conservar el agua que no se consume porque es imposible volver a cerrar la bolsa. Estos envases se sustituirán por botellas de plástico de medio y cinco litros de capacidad. En la planta potabilizadora de Colmenar Viejo se fabrica una media de 2.200 bolsas de plástico a la hora. El agua que se utiliza en dicha estación de tratamiento procede de los ríos Lozoya, Jarama, Sorbe y Guadalix. chas bolsas por botellas de plástico que, además, permitirán un almacenaje más óptimo del agua una vez distribuida. Cubrir demandas Los técnicos del Canal se decantan por sustituir las bolsas de plástico por botellas- -de plástico duro- -de medio litro y cinco litros para cubrir así distintas demandas. Los propios responsables del Canal reconocen que la manipulación de las bolsas actuales, una vez abiertas y dado el material con que están fabricadas, provoca que, en ocasiones, se produzca un desperdicio de agua. Si el usuario abre la bolsa, que es de un litro, en plena calle y sólo bebe una pequeña cantidad, no hay opción de que se guarde el envase una vez abierto en la Estación de Tratamiento de Agua Potable (ETAP) construida en 1977 y que está localizada en el municipio madrileño de Colmenar Viejo. En 1995, la planta fue sometida a obras de remodelación. La empacadora produce bolsas de agua de un litro con un ritmo de producción de una bolsa por segundo. La media de fabricación de bolsas se sitúa en 2.200 bolsas a la hora. Controles de calidad Durante el año 2005 se envasaron 1.066.480 bolsas. La planta envasadora toma agua de la ETAP para su envasado y posterior distribución. A cada bolsa se le graba una fecha de caducidad de tres meses posterior al envasado. Semanalmente se muestrean lotes de bolsas que son sometidas al mismo análisis que se efectúa con el agua potable. El control analítico se realiza una semana después del envasado; también a las dos semanas, al mes y a los dos y tres meses del envasado. Todo ello se realiza con el objetivo de vigilar estrictamente la calidad del agua. Las bolsas de agua potable se distribuyen cuando se produce un corte de agua debido a obras en la red de distribución a las casas, avería o rotura de tubería. Abrir y desperdiciar Lo malo de esas bolsas de agua- -interviene Ana María- -es que son de plástico y contienen un litro de agua. Si la abres y no consumes todo el contenido, es muy difícil, prácticamente imposible, guardar el resto. Una gran cantidad de líquido se cae al suelo, se pierde... ¿Dónde lo vas a guardar? Tienes que rellenar botellas como puedes, pero, al final, siempre se pierde agua, porque se cae. No se puede evitar un desperdicio que, además, es innecesario Según ha podido saber ABC, el Canal de Isabel II ha puesto fecha de caducidad a las bolsas de plástico. El proyecto definitivo se presentará en breve. El objetivo es sustituir di- Uso eficiente De ahí que también esté proyectada la construcción de una planta embotelladora cuya producción será de un millón de litros de agua al año. Este proyecto- -aseguran en el Canal- -redundará en los programas de uso eficiente del agua ya emprendidos y mejorará el servicio prestado a los ciudadanos ante un corte en el suministro de agua Hasta el momento, las bolsas de agua potable se llenan Los propios técnicos del Canal reconocen que los actuales envases son difíciles de manipular