Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 8 s 1 s 2007 ECONOMÍA 39 La fiscalidad del automóvil, a revisión El Gobierno prepara un nuevo modelo basado en criterios medioambientales que deberá entrar en vigor en 2008 s Las asociaciones del sector confían en que la reforma tenga un cáracter neutral para no penalizar a ninguna tecnología, cilindrada y segmento ANTONIO POLO MADRID. El Gobierno prepara un nuevo modelo fiscal para el automóvil que deberá estar completado antes de que concluya 2007, aunque su entrada en vigor no está prevista hasta 2008. Entre otras razones porque la próxima primavera se celebran elecciones locales y autonómicas y buena parte de los impuestos se encuentran transferidos. Aunque es pronto para determinar el calado de la reforma, todos los indicios apuntan a que el Ministerio de Economía y Hacienda introducirá sustanciales cambios ligados a la contaminación medioambiental del automóvil, gravando tanto el uso como el consumo y no la compra como ahora sucede. Bajo la máxima de que quien contamina debe de pagar, la Comisión Interministerial formada por los departamentos de Industria, Medioambiente y Economía ya ha puesto proa a un proyecto que todavía no ha sido consultado al sector, que ha sido ninguneado en la elaboración del real decreto ley aprobado por el Consejo de Ministros el 29 de diciembre y que prorroga hasta el 1 de enero de 2008 el Plan Prever. del sector? Aunque caracterizado por su falta de vertebración, de la que se han beneficiado tanto los gobiernos del PP como los del PSOE, las distintas organizaciones se muestran de acuerdo en que la nueva fiscalidad debe estar ligada con carácter general a criterios medioambientales y más específicamente a las emisiones de anhídrido carbónico (CO 2) RECAUDACIÓN FISCAL DEL AUTOMÓVIL EN ESPAÑA 2004 En millones de euros 15.000 12.000 11.889,4 En porcentaje 18,8 16,3 16 20 12,3 9.000 6.000 3.000 0 9,0 6,9 6,2 2,7 4.153,8 3.355,5 2.062,0 1.289,6 208,7 105,4 10,0 12 8 4 5,0 87,7 70,0 0 Impuestos IVA IVA Impuesto Impuesto TransfeTasas Cambios Permisos especiales combustible adquisición circulación matriculación rencias matriculación titularidad circulación carburantes vehículo Recaudación 2004 Variación 2003 04 Antigüedad y contaminación Aniacam, que agrupa a los importadores, ha elaborado un extenso trabajo en el que propone que la fiscalidad se aplique en una cuantía proporcional a la antigüedad de los vehículos, ya que son precisamente los más viejos aquellos que más contaminan. Para la asociación que preside Germán López Madrid, aumentar la presión fiscal sobre los vehículos nuevos no tiene justificación, ya que éstos son los que menos contaminan, tanto por su menor consumo como por su mayor eficiencia en emisiones Un aumento de los impuestos sobre los vehículos nuevos conllevaría una disminución de la demanda y una menor rotación en el parque viejo, el más contaminante añade. Partiendo de la dificultad que entraña reglamentar las emisiones, Aniacam propone crear un rango máximo que sea independiente del segmento, la cilindrada o el uso (profesional, personal) que se le dé al vehículo. De forma que los vehículos limpios que cumplan con la normativa deberían pagar menos impuestos, ya que ni la cilindrada ni el segmento aseguran una mayor o menor contaminación. En este contexto apoya una ampliación del papel que cumplen las ITVs, através de la medición de mayor diversidad de gases y partículas tóxicas, y prohibiendo la circulación a aquellos vehículos que no superen las normas. En la misma línea Anfac, que agrupa a los fabricantes de automóviles, defiende que la fiscalidad de los coches y combustibles esté relacionada con las emisiones de CO 2 sin aumentar la presión fiscal. En palabras de su presidente, Juan Antonio Fernández de Sevilla, los cambios de fiscalidad no deberían suponer un aumento de la fiscalidad del automóvil en su conjunto, que debería ser neutra desde un punto de vista técnico, sin favorecer ningún tipo de tecnología frente a otra, y sin afectar a la competitividad de la industria De forma complementaria a estas iniciativas, el presidente de Anfac cree necesario desarrollar la disponibilidad de combustibles alternativos, introducir cambios en el comportamiento del conductor y gestionar mejor las infraestructuras terrestres y marítimas. Para el presidente de Faconauto, Antonio Romero- Haupold, la nueva tasa verde debería abordarse en el contexto de una revisión global de la fiscalidad del automóvil. En línea con las propuestas de la CE- -afirma- -se debería dejar el IVA como único impuesto que grave la adquisición de los automóviles y gravar el uso que se realice del vehículo a través de los impuestos especiales sobre carburantes En su opinión, sería necesario realizar estudios técnicos concretos que determinaran los vehículos que contaminan más, pero no aplicarlo indiscriminadamente sobre los automóviles que pensamos que contaminan más, como son los de motorización diesel, los todoterreno y los vehículos de lujo La industria está dispuesta a hacer valer sus derechos, después de haber sido ninguneada con el Plan Prever Marginación y olvido Llueve sobre mojado y esta marginación en aspectos básicos que condicionan la marcha del negocio ha encrespado los ánimos de las principales asociaciones del sector (Anfac, Aniacam, Faconauto y Ganvam) que ya han mostrado su disposición a dar la batalla para defender sus derechos. En su favor argumentan que la industria de automoción genera el 6 del PIB, emplea al 11 de la población activa y sigue representando una caudalosa fuente de ingresos para las arcas del Estado, como lo refrendan los 22.180 millones de euros, un 2 más, recaudados a su costa en 2006. Poco se sabe de las intenciones del Gobierno, salvo que está decidido a crear nuevos mecanismos fiscales que graven la contaminación medioambiental. Algunos rumores no confirmados apuntan a una subida del impuesto de matriculación para los vehículos más potentes, entre los que podrían figurar los todoterreno. ¿Cuál es el punto de partida Armonización europea El sector coincide en que el nuevo modelo del Gobierno debería converger con los planes de Bruselas, que pretende armonizar las cargas fiscales de los distintos países mediante una propuesta de amplio corte ecológico. La nueva norma persigue abolir gradualmente el impuesto de matriculación a lo largo de un periodo de 5 a 10 años, favoreciendo la libre circulación de vehículos entre países europeos; reducir los impuestos que gravan la compra de vehículos, y calcular las bases impositivas en función de la cantidad de gramos de dióxido de carbono emitidos por vehículo. ABC Fuente: Aniacam