Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 8- -1- -2007 ESPAÑA 29 Comienzan las rebajas de invierno con descuentos de hasta el 50 Madrid, con 150 euros por persona, es la comunidad que más gasta ABC MADRID. Ayer, primer domingo del año, comenzaron las rebajas de invierno en la mayoría de las comunidades autónomas. Estas son las rebajas más importantes, con descuentos de hasta el 50 por ciento. Aunque las comunidades de Madrid y Castilla- La Mancha comenzaron de forma oficial las rebajas el pasado día 1 y Canarias y Cantabria lo harán hoy, en el resto de las regiones la temporada habilitada para dar salida a los tradicionales descuentos de comienzos de año comenzó ayer, día 7. La mayoría de los grandes almacenes y tiendas de Madrid retrasaron sus rebajas hasta ayer, un día en el que a pesar de ser domingo hubo muchos establecimientos abiertos al ser primer fin de semana de mes. En realidad, sólo algunas de las firmas más caras y determinadas cadenas de ropa se unieron este año al pequeño comercio, que suele aprovechar la autorización administrativa de comenzar las rebajas el 1 de enero en Madrid para atraer con sus descuentos a los Reyes Magos. Según la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU) cerca de un 70 por ciento de los consumidores prefieren esperar a las rebajas para adquirir productos como la ropa, por la que se decantan más de un 35 por ciento; calzado, que también concita un 35 por ciento de las preferencias, y complementos, con un 16 por ciento de aceptación. las rebajas son una buena oportunidad para adquirir productos de temporada, que deben tener la misma calidad a un precio menor. Todos los artículos deben haber estado a la venta antes y hay que diferenciar las rebajas de otras prácticas comerciales como los saldos, que ofrecen productos deteriorados u obsoletos, y las liquidaciones, que son ventas excepcionales para dar salida a los productos por cese de actividad u obra. En casi todas las comunidades se espera que la ropa y calzado de invierno sea uno de los productos más demandados, ya que el hecho de que las temperaturas hayan sido en lo que va de invierno más benignas que otros años hace que muchos hayan retrasado las compras de estos artículos. En cuanto a los pagos, se recuerda que si un establecimiento permite hacerlos con tarjeta el resto del año no puede negarse a aceptarlas durante las rebajas, en las que el precio antiguo- -o bien el porcentaje de descuento- -debe estar indicado en la etiqueta de cada producto. Para los cambios y devoluciones, los comercios pueden no admitirlos siempre y cuando la mercancía no sea defectuosa y así lo publiciten. La medida viene a solventar una manifiesta y cotidiana injusticia, aunque otra cuestión será el tiempo que tarde en ser efectiva. Todavía no se conoce ningún aparcamiento que haya abandonado la práctica de cobrar por fracciones de 15 o 30 minutos ni ninguna compañía de telefonía que pase el recibo por segundo consumido. Y parece que tardará ya que el negocio es pingüe. Según informa la Facua, las empresas de móviles seguirán ingresando unos tres millones de euros por cada día que sigan aplicando el redondeo. Fin a los trámites desesperantes: las compañías darán a sus usuarios las mismas facilidades para darse de baja que las que tuvieron para entrar Desaparecen los sistemas automáticos de teleasistencia, que serán atendidos por personas norma establece como abusivas las cláusulas de los contratos o las prácticas comerciales de compraventa de vivienda que penalicen al consumidor si se niega a subrogarse en el crédito hipotecario del promotor. También prohíbe que los constructores o promotores obliguen al consumidor a asumir el pago de las tasas o im- puestos que corresponden al vendedor (como, por ejemplo, la plusvalía o Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana) Asimismo considera abusivas aquellas cláusulas o prácticas que impongan al adquirente de la vivienda la asunción de los gastos que comporta la conexión con el suministro de los servicios generales de la misma- -gas, agua, electricidad- cuando deba entregarse en condiciones de habitabilidad. Murcia, la que menos gasta Los ciudadanos de la Comunidad de Madrid serán los que más se gasten en las rebajas, con una media de 150 euros por persona, según la Federación de Usuarios- Consumidores Independientes (FUCI) Esto supone 30 euros por encima de la media nacional, cifrada en 120 euros por persona. Según los datos de la FUCI, en relación con el gasto, tras Madrid se sitúan Castilla- La Mancha (145 euros por persona) Navarra (142) Valencia (140) y País Vasco (138) Las que menos gastan son Murcia (99 euros por persona) Canarias (105) Galicia (108) y Andalucía (109 euros de media) Desde la FUCI, se aboga por un consumo racional durante este periodo, que se extenderá como máximo hasta el 31 de marzo, y se recomienda fijar previamente un presupuesto. Consejos prácticos La organización de consumidores señala que más de la mitad de los compradores comprueba el precio de lo que desea adquirir antes de que comiencen las rebajas para verificar las diferencias entre el etiquetado viejo y el nuevo. Sin embargo, considera preocupante que casi un 12 por ciento de ellos reconozca que en periodo de rebajas es menos exigente con la calidad de los productos. Por ello, las asociaciones insisten en recordar que los derechos de los que disfrutan los consumidores son los mismos a lo largo de todo el año y que Compra de viviendas. Aumenta la protección en un situación en la que los compradores se ven muy a menudo avasallados y vapuleados en sus derechos. En este sentido, la ley se refiere muy concretamente a la adquisición de vivienda, que no hay que olvidarlos es la inversión normalmente más elevada de las que realiza un consumidor en su vida. La nueva Billetes de avión. En este punto, por ejemplo, la ley insta a que a los usuarios del transporte aéreo se les informe del precio total de los billetes desde el primer momento, además de prohibir los cobros por emisión. Esto supone que se acabará con la práctica de algunas compañías de anunciar unos precios muy bajos que, al final, son distintos de los que se cobran, puesto que se les añaden conceptos que hacen subir el precio ofertado inicial.