Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 ESPAÑA Análisis de un Gobierno desfallecido LUNES 8 s 1 s 2007 ABC La crisis de los cayucos (en la imagen, uno llegando a Los Cristianos) puso al Estado REUTERS al límite de su capacidad de respuesta. Las continuas giras africanas de ministros no consiguieron embridar el problema. El entusiasmo de la UE en aportar ayuda fue perfectamente descriptible (Viene de la página 12) JAIME GARCÍA Catástrofe ecológica. La Xunta y Medio Ambiente se vieron impotentes para sofocar la tea en la que se convirtió toda Galicia en agosto. En la imagen, un voluntario sofoca el fuego en Ponte Candelas (Pontevedra) te de la acción exterior española, que monopoliza la puesta de largo de la Alianza de Civilizaciones. Justicia Se marcha el ministro, no los problemas El ministro de Justicia cierra el año con un balance discreto y crecientes críticas por mantenerse en el Gobierno meses después de haber sido designado candidato del PSOE a la presidencia de Canarias. La gestión de Juan Fernando López Aguilar ha estado más dedicada a apagar los fuegos que desde otras instancias se encendían a cuenta del proceso de paz que al ejercicio de una intensa acción de política judicial. Por ejemplo, se ha visto obligado a justificar los excesos del fiscal general. 2006 se cierra sin el impulso necesario para la renovación del CGPJ lo que supone un fracaso negociador del Gobierno. López Aguilar está recibiendo además amplia contestación interna desde los sectores mayoritarios de la Judicatura y de la Fiscalía. Su labor legislativa se ha centrado en 2006 en dos proyectos: una reforma del Código Penal que endurece las sanciones en materia de delincuencia organizada y seguridad vial; que modifica la norma vigente respecto a la prescripción de delitos y que elimina el automatismo que permitía la expulsión inmediata de inmigrantes delincuentes sin papeles y, en segundo lugar, la reforma del Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal, que limitará el mandato del fiscal general a cuatro años. También ha acometido una reforma de la Ley del Me- nor para que, en ningún caso, los jóvenes entre 18 y 21 años puedan ser considerados menores y ha proseguido en la especialización de la Fiscalía. En el debe de la gestión de López Aguilar quedará también la reforma de la Ley Orgánica del TC, con una modificación del recurso de amparo para tratar de desatascar ese Tribunal, casi colapsado, y evitar los roces entre éste y el Supremo. Administraciones Públicas Vacío y tancredismo en la cuestión territorial El proyecto de administración electrónica (idea interesante que debiera contar con un apoyo económico del que parece huérfana) ha fagocitado casi toda la actividad durante 2006 de un Ministerio, extrañamente difuminado, pese a que debiera haber sido vital para coordinar los mínimos y máximos de las reformas estatutarias emprendidas por cinco Comunidades autónomas. Jordi Sevilla es uno de los cinco ministros a los que no conoce más de mitad de los españoles, según el CIS. A estas alturas de legislatura, parece evidente que la actividad de Administraciones Públicas debería generar más volumen informativo que las siete notas de prensa emitidas en este mes de diciembre. mienza a surgir en la opinión pública una contestación al afán intervencionista del departamento dirigido por Salgado, que sin tener cerrada la guerra con algunas Comunidades por el reglamento que desarrolla la ley antitabaco (el frente de conflicto más notable es con Madrid, a cuya administración regional van dando la razón los tribunales) ahora mantiene una batalla con buena parte de las cadenas de comida rápida. Este año 2007 deparará el desenlace final de estas justas políticas que dirime Salgado- -quien ha visto frustrada su promoción internacional al frente de la Organización Mundial de la Salud- -con otras administraciones y con parte del sector servicios. Además, está al caer su enésima pieza normativa, la Ley del Alcohol, que vistos los antecedentes se prevé también polémica. En el en- tretanto, 2007 asistirá también a la tramitación de la Ley de Biomedicina, en la que el Gobierno socialista quiere regular la clonación terapéutica. Trabajo y Seguridad Social Malas cifras sociales, buenas en empleo Todas las encuestas colocan a la inmigración en el frontispicio de las preocupaciones de los españoles. La crisis de los cayucos- -nunca resuelta- -provocó una situación cercana a la emergencia nacional, pues las instituciones del Estado se vieron al límite de su capacidad de respuesta, cuando no superadas. Se sucedieron los planes y los viajes (casi siempre sin resultados palpables) a los países emisores de inmigrantes ilegales. Los vuelos de la vergüenza volcados a comunidades o ciudades con gobierno popular, volvieron a enfrentar a las autonomías. La ayuda Comunicación, el gusto por lo insólito La insólita emisión pública, en la reseña oficial del Consejo de Ministros, de una condecoración no acordada por el Gobierno en su reunión semanal es el remate de un año difícil para la Secretaría de Estado de Comunicación. El departamento que dirige Fernando Moraleda ha vivido entre nubarrones, especialmente en el último trimestre, cuando los medios han asistido a fenómenos tan insólitos como convocar a la prensa para lo que quedó en la mera lectura de una declaración- -sin admitir preguntas- -por parte del presidente del Gobierno. El problema es que la audición era en Argelia, donde por primera vez no hubo rueda de prensa tras una cumbre bilateral. Unos días después, el Gobierno pedía disculpas por el hecho (también insólito) de que el PP se enterase por la prensa de que Rajoy había sido convocado para entrevistarse con Zapatero. No menos peculiares son las formas y el lenguaje nuevos. Paradigma de este nuevo estilo es llegar a informar de que, en su primera visita a España, Benedicto XVI regaló un collar de perlas con una cruz a las mujeres asistentes a la reunión mantenida con Zapatero. Peculiar, y de nuevo insólita, manera de denominar a un rosario. La comunicación es un calvario para el Gobierno. europea, escasa y demasiadas veces inefectiva, sintetizó el desinterés de los socios de la UE por un problema que algunos gobiernos consideraron como lógico tras el unilateralismo de la regulación masiva. La otra pata social del Ministerio de Caldera no anda mejor en cifras, pese a la entrada en vigor de la ley contra los malos tratos a las mujeres. Hace unas semanas se superó el número de asesinadas, una frustrante estadística que no invita al optimismo respecto a este año, pese a la creación de nuevos juzgados. En empleo el balance presenta mejor cara. El diálogo social con patronal y sindicatos ha sido fundamental para sacar adelante la reforma laboral y la del sistema público de pensiones. El reto para 2007 será bajar la tasa de paro (ahora en el 8,1 con más de dos millones de parados) por debajo del 8 y superar el listón de los 19 millones de afiliados (18,7 millones antes del cierre del ejercicio) También se propone Trabajo reducir la temporalidad (hoy por encima del 34 y facilitar la entrada en el mercado laboral de jóvenes y mujeres. Medio Ambiente A fuego y agua Fue Medio Ambiente uno de los Ministerios ariete a la hora de abrir la legislatura. La derogación del trasvase del Ebro fue el resultado de haber atizado el enfrentamiento de la España seca y la húmeda. La alternativa (las desaladoras) se ha revelado como la no alternativa pues continúan irresolubles los problemas medioambientales que genera este ingenio y la propia capacidad de abastecimiento si se encomien- Sanidad Prolífico en normas y polémicas Ningún Ministerio ha sido tan normativamente prolífico como el de Sanidad, cuya colosal producción legislativa se salda (según las encuestas) con unas cifras algo decepcionantes en la aplicación y efectos ciudadanos de la Ley del Tabaco. Co-