Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 8- -1- -2007 Tras la autocrítica de Blanco, la Ejecutiva del PSOE cerrará hoy filas con Zapatero 11 La escasa distancia electoral entre ambas formaciones las sitúa en un escenario de empate técnico El sondeo para ABC confirma la tendencia ya apuntada por el último barómetro del CIS ESTIMACIÓN DE VOTO PROBABLE En porcentaje 50 Tregua de ETA PSOE 40 41,1 40,4 PP 42,7 38,3 43,8 36,7 44,5 36,8 40,4 39,3 41,6 38,2 42,6 37,7 30 bre, con ser malos para el Gobierno, podrían haber sido peor en caso de recoger el impacto de las elecciones catalanas, por un lado, o la confirmación de la autoría de ETA del robo del arsenal de armas en Francia, por otro. Respaldo electoral intacto En todos los casos, los sondeos vienen a confirmar que el primer partido de la oposición mantiene, pese a tratarse de la primera legislatura de Rodríguez Zapatero, no sólo intacto su respaldo electoral- -lo que le permite moverse en la seguridad de un suelo inamovible- -sino incluso en ascenso ante un PSOE que muestra la tendencia contraria, esto es, una ligera, pero imparable, pérdida de confianza, lo que no da necesariamente votos a la derecha, pero si desmoviliza a un amplio sector de la izquierda, potenciales votantes pero también proclives a quedarse en casa los días de consulta ante las urnas. Para el PP el valor de las encuestas es el de las tendencias que muestran. Reducidas a la categoría de una fotografía de una instantánea la evolución de los sondeos viene a demostrar, a juicio de los populares, la corrección de la estrategia emprendida a partir de septiembre, cuando se pasó del ejercicio de oposición puro y duro a la de la presentación de alternativas. La foto que sale de los distintos sondeos, propios y ajenos, demuestra, dicen en el PP, que pueden ganar las elecciones, todo ello con la vista puesta en un posible adelanto elec- toral, ahora sujeto, no obstante, a las consecuencias que pueda tener la ruptura del alto el fuego de ETA. Lo cierto es que el presidente del Gobierno ha insistido en su voluntad de agotar la legislatura, para llegar a marzo de 2008. Rodríguez Zapatero no se encuentra ahora en su mejor momento, aunque no es descartable que sean los dirigentes territoriales y candidatos municipales los que corran con el desgaste gubernamental en las elecciones locales y autonómicas del último domingo de mayo. 20 10 12,6 5,9 Otros 13,4 5,6 13,8 5,0 Junio 2006 13,7 5,0 Barómetro Primavera (marzo 06) 74 14,7 5,6 Barómetro Invierno (enero 06) 74 14,9 5,3 14,7 5,0 0 IU Sondeo Flash (enero 07) 72 Barómetro Otoño (oct. 06) 73 Barómetro Resultado Real Otoño (sep. 05) (14- 3- 04) 75 %75,7 Participación estimada 73 Ángel Collado ENTRE EL EMPATE Y LA ALTERNATIVA Nunca un presidente del Gobierno español se desgastó tanto en tan poco tiempo en su primera legislatura, recién llegado al poder. José Luis Rodríguez Zapatero resulta peculiar hasta en su relación con la opinión pública. Según acreditan las series de los barómetros del oficial CIS, el enamoramiento de la ciudadanía a la que tanto apela empezó justo con su llegada a la Moncloa- -antes estaba muy justito en valoración de líderes- alcan- zó la máxima pasión a las pocas semanas con la retirada de las tropas españolas de Irak y se fue diluyendo a lo largo de 2005 para tornarse en hastío y después en preocupación durante el pasado otoño. Ya meses antes de que ETA cometiera el atentado de la T- 4 y liquidara el proceso de Zapatero, el 56, 7 por ciento de los ciudadanos consultados en octubre por el CIS reconocía desconfiar del jefe del Ejecutivo. Sólo el 39 por ciento se manifestaba en sentido contrario. El desánimo cundía entre su electorado, un 42.6 en marzo del año 2004. Desde entonces, todas las encuestas, empezando por las del CIS, han rebajado la ventaja del PSOE sobre el PP en intención de voto a menos de punto y medio. Se ha instalado en el ambiente de todos los medios políticos la idea de que los dos grandes partidos están en empate técnico dato que vie- ne a corroborar hoy el sondeo que publica ABC. La confirmación de ese equilibrio es especialmente negativo para el PSOE, pues no deja de ser el partido en el poder, se supone que debe tener la iniciativa política y goza de un control directo o indirecto por cuestiones de afinidad sobre buena parte de los medios de comunicación, situación sólo comparable a la que disfrutó Felipe González en sus mejores tiempos. Con su peculiar forma de entender la política- -cuestionar la Transición y el modelo constitucional con reformas estatutarias como la catalana, negociar con ETA a pecho descubierto o halagar a determinadas minorías con medidas como el matrimonio homosexual -ha logrado movilizar a la opinión pública que ya tenía en contra sin apuntalar a la más próxima que le dio la victoria el 14- M. Ni la alianza de civiliza- ciones ni la memoria histórica ni el proceso de paz habían servido a Zapatero en el último año para frenar el desgaste de su Gobierno y de su persona. Todo estaba pendiente de que ETA tuviera algún detalle claro para la apuesta del jefe del Ejecutivo por la negociación y los terroristas lo han tenido, pero en sentido contrario. En el PSOE se temen y en el PP dan por hecho que ya no hay tal empate técnico y que ya se han podido invertir las posiciones. Pero para que se dé ese cambio efectivo en la opinión pública, que cale la idea de la necesidad del relevo faltan otros dos factores: que la conciencia del desastre en el Ejecutivo se abra paso en el electorado del PSOE de 2004 y que el jefe de la oposición sepa presentarse como alternativa ante el conjunto de la sociedad. Como mínimo, según las encuestas, el desengaño hacia Zapatero parece ser un hecho. 143 METOS. TRES HUECOS A GENERAL ORAA. PARA REFORMAR.