Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 7- -1- -2007 91 DEPORTES www. abc. es deportes Atlético de Madrid Gimnástico 0 0 poco durante quince minutos y luego esperó a que el rival se equivocase a ver si aparecía alguno de sus estiletes. Lo hizo el Kun, pero con tan poco acierto que falló los tres uno contra uno que tuvo ante Rubén Pérez. Para colmo, perdió otra por cedérsela a Galletti, que falló de forma estrepitosa. Todo fue en quince o veinte minutos y tal como llegó se fue, desapareció. Paco Flores movió el banquillo, metió aire en el medio campo, reorganizó sus filas y el Atlético se evaporó como humo, en un soplido, como un fantasma. Incluso el último tramo volvió a ser del Gimnástico, que tan mal anda el pobre que no se lo creía. Poco acostumbrado a dominar, se topó con el control y los metros necesarios para dar el golpe de gracia, pero no se atrevió, consciente de que un punto era un tesoro para un abandonado a su suerte como son ahora los catalanes. Y el Atlético, mal, flojo, sin cuajo ni trapío. Como diría Barricada, un trapo ambulante. Atlético de Madrid (4- 4- 2) Leo Franco; Valera, Pablo, Zé Castro, Pernía; Galletti (Pollo, m. 89) Gabi, Jurado, Antonio López (Mista, m. 46) Agüero y Fernando Torres. Gimnástico (4- 3- 3) Rubén Pérez; Ruz, Llera, Matellán, Mingo; Generelo (Irurzun, m. 62) Morales, Buades; Campano (Cuéllar, m. 69) Rubén Castro (Portillo, m. 75) y Juan. Árbitro: Carlos Delgado Ferreiro, del Comité vasco. Enseñó tarjeta amarilla a Valera y Pernía por parte del Atlético de Madrid; y a Irurzun, Morales y Rubén Pérez por el lado del Gimnástico. Mostró la roja a Gabi en el minuto 87 por doble amonestación, la primera por una falta sobre Juan y la segunda por cortar un contragolpe y golpear a Buades. Un Atlético sin pasión El Gimnástico, colista de la Liga, le arrancó un punto y estuvo a punto de ganarle en una mala primera parte JOSÉ MANUEL CUÉLLAR MADRID. Cuanto más arriba llega el Atlético más vértigo tiene en las alturas. No puede con ellas, se marea, le entran vómitos y llega cualquiera y le pinta la cara. No es que el Gimnástico sea un cualquiera, de hecho es un equipo muy aseado, con buen trato de balón y toque exquisito, pero es el colista de la Liga y arriba no es capaz de matar ni un mosquito, ya no digamos una mosca. Eso le salvó al Atlético en la primera mitad, que fue nefasta. Alineó Aguirre a un equipo de jugones, con Gabi y Jurado en el medio campo, pero ya puedes poner a filigraneros que si luego les obligas a hacer labores de picapedreros no vale para nada. El Vasco les puso en paralelo y allí estaba el bueno de Jurado a setenta metros del área contraria sacando el balón al lado del canterano y casi entre los centrales. Valentía mentirosa porque para eso no hacían falta jugones, sino encofradores. El Gimnástico, que no tiene mucho pero sí a Buades, que es muy buen jugador, se apoderó del medio campo con tres medios centro y la ayuda de los dos exteriores, Campano y Juan. Éstos crearon problemas llegando desde atrás y lanzando diagonales que pillaron en pleno mareo a los laterales rojiblancos, que ni les vieron. hartado de tanta incomprensión y había desaparecido del choque. Así, el Atlético no puede aspirar a estar arriba. En la segunda parte lo intentó con más ahínco, pero con la misma escasa fe. Achuchó un Triste resignación Pero entonces quedó al descubierto el porqué de que el Nástic esté donde está. Le pegó con todo al Atlético y le pegó con nada, porque no tiene pegada, ni acierto arriba ni peso. Una tras otra las ocasiones de los de Paco Flores se estrellaron en la ceguera propia y en Leo Franco, que se las pinta como nadie para sacar a su equipo de apuros. Y el Atlético, como si nada, sin pasión en el juego, sin emoción, sin garra, resignado a su triste sino en el Calderón, que es sufrir y sufrir. Ni tenía el balón ni tampoco contra, que es lo que pretendía. Algunas carreras de Torres sin acompañante y cuando éste apareció (Agüero) el Niño ya se había Fernando Torres intenta irse de la entrada de Morales IGNACIO GIL Así jugó el Atlético Leo Franco: bien. Valera: regular. Pablo: regular. Zé Castro: bien. Pernía: regular. Galletti: mal. Gabi: mal. Jurado: regular. Antonio López: regular. Agüero: mal. Fernando Torres: regular. Mista: mal. Pollo: sin calificar. El entrenador: Javier Aguirre. Mal. Colocó mal a su medio campo y no tuvo recursos para cambiar el signo del encuentro. Lo mejor: Las paradas de Leo Franco y los cortes de Zé Castro. Lo peor: Poca convicción. Sin control de juego ni ambición. Así jugó el Gimnástico Rubén Pérez: bien. Ruz: regular. Llera: bien. Matellán: regular. Mingo: regular. Generelo: regular. Morales: regular. Buades: notable. Campano: regular. Rubén Castro: regular. Juan: bien. Irurzun: regular. Cuéllar: regular. Portillo: regular. El entrenador: Paco Flores. Regular. Al equipo le sobró orden y le faltó ambición. Lo mejor: El fútbol que dio Buades y las salidas de Rubén Pérez. Lo peor: Perdonó demasiado arriba. No tuvo fe en el triunfo. Aguirre: Hicimos un partido bastante flojito ABC MADRID. No estaba contento Aguirre con el papel de su equipo. Reconocía que hicimos un partido bastante flojito. No fue un buen encuentro para nosotros. Pudimos incluso ganar, pero no hay más remedio que buscar la fórmula para generar ocasiones y que éstas se concreten. El segundo tiempo fue un correcalles y no supimos matar el encuentro Paco Flores hacía una buena lectura del partido: Un punto es bueno pero el objetivo era ganar sobre todo teniendo en cuenta las estadísticas del Atlético en los principios de año. Nos ha faltado un poco de control de juego pero por otro lado hemos cerrado muy bien nuestra puerta y ellos sólo nos han creado dos ocasiones de gol. Para ser el equipo más goleado es un dato a tener en cuenta