Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 7 s 1 s 2007 Ahorro e Inversión ECONOMÍAyNEGOCIOS 57 Wen ZhangGoldberg Gestora de Carmingac Gestion Los mercados emergentes vuelven a ganar la partida Son mercados de alto riesgo; un riesgo que ha vuelto a ser premiado. Las bolsas de los países emergentes se han convertido, de nuevo, en las protagonistas de 2006 ISABEL SÁNCHEZ MI CARTERA DE INVERSIÓN MADRID. Por cuarto año consecutivo, las bolsas de los países emergentes han vuelto a ganar la partida a los mercados bursátiles desarrollados. Otro año más, el riesgo ha sido compensado. Quién ha invertido en estos mercados, ha triunfado, ya que, salvo en casos aislados como los de Tailandia y Turquía, los emergentes han logrado excelentes revalorizaciones. Eso, incluso después de superar el bache primaveral. De hecho, el MSCI Emerging Markets (el índice más utilizado para el seguimiento de los mercados emergentes) ha rebasado su nivel máximo de antes de la corrección. Desde su mínimo de año, alcanzado a mediados de junio, el indicador se ha revalorizado hasta finales de año un 37 para arrojar un saldo anual del 28 La fuerte confianza inversora, la continua entrada de flujos y un entorno macroeconómico favorable han contribuido a este fuerte rendimiento aseguran los expertos de Franklin Templeton. En el caso de mercados como Perú, Venezuela, Rusia, e incluso México, ha contribuido el impulso del precio de las materias primas, lo que ha dado lugar a rentabilidades espectaculares (véase tabla) QUEDAN AÑOS DE CRECIMIENTO esde hace algunos años, los países emergentes vienen registrando un crecimiento económico netamente superior al experimentado por los países desarrollados. La situación es perfecta: el diferencial de nivel de vida es tal que, en efecto, son necesarias tasas de crecimiento del 5, 7 ó 10 para recuperar el retraso. En China e India, el PIB por habitante supera a duras penas los 1.000 dólares, mientras que en los países desarrollados se sitúa entre los 40.000 y 50.000 dólares. Esta enorme necesidad de recuperación justifica que queden aún numerosos años de crecimiento rápido que contribuirán a reequilibrar el orden económico mundial. Los países emergentes representan el 85 de la población del planeta, pero generan tan sólo el 25 del PIB mundial. Esta consecución del crecimiento a largo plazo se verá consolidada por la mejoría de los fundamentales económicos que hacen que los países emergentes sean menos frágiles ante el contexto externo. El excedente en la balanza de cuenta corriente, el aumento de las reservas de cambio, la flexibilidad de las políticas monetarias y fiscales constituyen protecciones frente al deterioro del entorno global. A más corto plazo, seguiremos favoreciendo a países como Brasil o México, en los que la estabilidad política y una inflación controlada han permitido bajar los tipos o mantenerlos en niveles bajos, estimulando así el consumo doméstico y el sector crediticio. Rusia debería seguir beneficiándose de su supremacía en el sector de los recursos naturales. Y Tailandia debe recuperarse, tras registrar una rentabilidad mediocre en 2006 a causa de la inestabilidad política. En términos de valoración, y con un ratio PER de 10,5 veces, los emergentes continúan ofreciendo descuentos significativos (20 con respecto a los mercados desarrollados, creando así un importante potencial de apreciación para los valores, que registran un incremento de los beneficios más alto que el de las empresas en países desarrollados. Por sectores, este año favoreceremos el inmobiliario, así como los de consumo, crédito e infraestructuras. Todos son sectores capaces de beneficiarse al máximo del dinamismo de la demanda doméstica y del crecimiento económico. D ¿Qué han hecho los mercados emergentes? PERÚ VENEZUELA SHANGHAI RUSIA MEXICO INDIA CHILE SUDÁFRICA ARGENTINA BRASIL POLONIA BUDAPEST TAIWAN TEL AVIV EGIPTO PRAGA COREA ESTAMBUL TAILANDIA Rentabilidad generada en el conjunto del año 2006. FUENTE: Bloomberg EVOLUCIÓN DEL ÍNDICE MSCI EMERGING MARKETS EN 2006 Cotización en puntos 900 850 800 750 700 650 Ene. Feb. Mar. Abr. May. Jun. Jul. Ago. Sep. Oct. Nov. Dic. Rent. 2006 167,10 158,27 128,70 71,26 48,31 47,88 37,34 37,10 35,45 32,93 21,97 19,11 18,98 11,99 10,71 7,67 3,99- 1,81- 4,28 2006 El índice MSCI Emerging Markets ha logrado superar, con creces, los máximos alcanzados antes de la corrección primaveral El auge de las materias primas ha llevado a mercados como Perú, Venezuela, Rusia o México a lograr grandes rendimientos en 2006 Seguirá entrando dinero No hay duda de que los mercados emergentes se han convertido en uno de los activos de mayor explosión de los últimos tiempos. Juntos, han combinado un crecimiento económico anual medio del 5,5 en los últimos diez años, el doble de lo alcanzado por los países desarrollados. Pero esta historia no acaba aquí. Los economistas creen que la tendencia continuará en el futuro más cercano. Se espera que los flujos de inversión directa a la región sobrepasen los 200.000 millones de dólares en 2006, tras haber alcanzado un récord histórico en 2005, de 186.000 millones. Los principales conductores de esta tendencia han sido, principalmente, el fuerte crecimiento económico, las robustas ganancias empresariales, las favorables condiciones financieras y la apreciación del mercado de valores. No hay que olvidar tampoco, como señalan en BlackRock MLIM que cada vez más, las economías emergentes están empleando los superávit comerciales para reducir su endeudamiento, mientras que la mayor fortaleza de las divisas, los tipos de interés decrecientes y la menor inflación han contribuido a estimular el consumo interno Lo cierto es que, según los expertos (y siempre con cautela) estos mercados seguirán haciéndolo bien a lo largo de 2007. Otra cuestión es ver cómo el inversor minorista puede aprove- char esta tendencia. Invertir directamente en emergentes no sólo es arriesgado, sino caro y complicado. Por eso, la mejor fórmula son los fondos de inversión. Al ser productos diversificados y gestionados por expertos, el riesgo está más controlado. Quién quiera participar de las futuras ganancias de Latinoamérica también tiene otra opción: Latibex, un mercado de valores latinos desarrollado por Bolsa de Madrid, en el que cotizan (en euros) una treintena de compañías, las más importantes de la región. Asia, América Latina, Europa del Este... ¿por qué apostar este año? Latinoamérica, desde luego, parece ser una de las apuestas claras para este 2007, donde México y Brasil se perfilan como claras favoritas, con una expectativa de revalorización en bolsa superior al 12 (véase apoyo) La situación general, tanto mundial como regional, es benigna para la renta varible latinoamericana, aunque es probable que no veamos rentabilidades tan espectaculares como las de 2006. El Servicio de Estudios de BBVA estima que América Latina crecerá un 4,5 en 2007, después de sobrepasar seguramente el 5 en el conjunto de 2006. Los factores de impulso son sólidos, con elevados precios de materias primas, bajos costes de financiación y un notable dinamismo del crédito aseguran en BBVA. Este año también encontraremos oportunidades en Europa del Este, aunque si hay que destacar un país, ese es Rusia, el centro neurálgico de las materias primas del mundo. Rusia domina el mercado del petróleo y del gas, unos recursos que empieza a aprovechar de manera eficiente. Por su parte, Asia seguirá apoyándose en las fortalezas de dos grandes mercados: China (cuyo crecimiento anual no deja de soprender año tras año) e India. México, un mercado emergente muy cercano Si hablamos de Latinoamérica, no hay que pasar por alto el buen comportamiento que han tenido en 2006 las dos grandes bolsas de la región: Brasil y México. Esta última, en concreto, ha subido cerca de un 50 y se presenta, según los expertos, como una de las grandes apuestas para este ejercicio, con la ventaja, además, de ser una bolsa muy cercana para el inversor español. Desde el punto de vista económico, todo marcha a buen ritmo en México. El crecimiento se ha animado gracias a los altos precios del crudo, al buen comportamiento de la vecina economía de Estados Unidos y a una demanda interna cada vez más sólida. Las expectactivas iniciales de crecimiento del 3 tuvieron que ser revisadas al alza, hasta alrededor del 4 Desde el punto de vista político, México también ha logrado sortear con éxito un año electoral, en principio, complicado. Los inversores recibieron muy positivamente la victoria de Felipe Calderón, en las elecciones de julio (una victoria que su principal adversario, López Obrador, no encajó demasiado bien) De todas formas, como apunta Nicholas MorseJohn Smith, director de renta variable latinoamericana de Schroders, es importante señalar que la política ha pasado a tener una influencia menor en las bolsas y economías de la región, debido al afianzamiento de las políticas de libre mercado en los principales países de la misma, como Brasil, México y Chile