Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 ESPAÑA DOMINGO 7 s 1 s 2007 ABC Una de las embarcaciones utilizadas por algunos miembros de la red desarticulada ABC Nuevos narcos, bajo la sombra de los históricos Un fallido desembarco de droga en Portugal permitió el arresto de Ramón Canto Nine, de 34 años y vinculado a una familia con un peso específico en el negocio del tráfico de drogas: Los charlines POR: A. M. SANTIAGO. Desde que el inocente contrabando de tabaco abrió las puertas al tráfico ilícito de drogas, el norte se ha convertido en un auténtico paraíso para las legendarias bandas de narcotraficantes. Una gran operación antidroga certeramente dirigida por la Audiencia Nacional sorprendió este viernes con la detención de 28 personas en distintas provincias españolas, 16 de ellas en Galicia. Un fallido desembarco, según ha podido saber ABC, permitió las capturas. Los efectivos del Grupo de Respuesta Especial contra el Crimen Organizado (Greco) y de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) buscaban un soporte para las numerosas pruebas que durante un tiempo habían estado acumulando contra los integrantes de esta red. El aval les llegó hace escasos días, con el apresamiento en aguas lusas de una lancha que portaba más de mil kilos de cocaína. Al parecer, los narcos tenían previsto alijar en Arosa pero, presumiblemente por la presión policial, los líderes ordenaron bajar el material hasta Huelva. La buena suerte hizo que durante el trayecto la embarcación sufriese una avería y fuese interceptada por el servicio de guardacostas de Portugal, un punto de desembarco cada vez más frecuente ante la vigilancia de las costas gallegas. Esta rápida actuación propició la gran redada que permitió a los agentes especiales de la Polícia Nacional desmantelar este grupo y atrapar a Ramón Canto Nine, un vecino de Cambados de 34 años no sólo conocido por su alto nivel de vida sino porque su hermano está La tercera generación No superan los 40 años y nunca han sido detenidos, aunque sí investigados. Las distintas organizaciones gallegas dedicadas al tráfico internacional de drogas asumen, desde hace unos años, la responsabilidad de la última fase del transporte de la mercancía. Su función suele ser alijar la droga a la altura de las Azores y llevarla a un lugar seguro. El nuevo método de trabajo se debe a tres razones: los clanes sudamericanos quieren ganar más, ya no se fían de los narcos de tercera generación y la presión policial ha aumentado. Los veteranos eran discretos y pensaban cómo invertir sus fortunas; los nuevos gastan con rapidez ABC Los nuevos narcos mantienen lazos con clanes históricos, como el encabezado por Manuel Charlín, actualmente encarcelado casado con una hija de José Benito Charlín (del clan de los charlines que actualmente cumple condena en prisión) Veteranos y novatos Salvo por la ostentación, palpable en lujosas mansiones de piedra y espectaculares deportivos, la técnica empleada por los novatos poco se parece a la de los veteranos. El cambio generacional ha traído consigo cambios tanto en la conducta como en el proceder. Las organizaciones delictivas reclutan ahora a sus empleados entre los más jóvenes, que han crecido y se han formado bajo la sombra de los considerados históricos. Pero no tienen excesiva confianza en ellos, motivo por el que sólo les reservan la función de meros transportistas. La ruta empleada suele ser siempre la misma. Los dueños de las mercancías se encargan de contactar y de dar los prime- Mansiones, vehículos de lujo e importantes contactos Ramón Canto Nine, de 34 años, natural de la Isla de Arosa, vecino de Cambados y hermano del marido de una hija de José Benito Charlín, está actualmente en el disparadero, con el villagarciano José González Falcón. Las primeras investigaciones apuntan a que ambos no sólo están involucrados en esta gran operación antidroga desarrollada por la Audiencia Nacional sino en una segunda red de narcotráfico distinta a la de este frustrado alijo. De hecho, los agentes policiales siempre han tenido constancia del alto nivel de vida de Canto, conocido como Moncho Vitamina que regenta el pub O Pilón uno de los establecimientos preferidos por los jóvenes que cada fin de semana disfrutan de la movida cambadesa y en cuya construcción no se escatimaron gastos. Este joven, que vivía actualmente en casa de su suegra y que se estaba construyendo una mansión valorada en más de dos millones de euros, tiene- -según ha trascendido- -importantes contactos en el sur, trabajó con los mejores pilotos de planeadoras y posee una importante flota de vehículos de lujo. ros pasos acercando el cargamento al archipiélago de las Azores. Sus asalariados son los que asumen entonces la recogida de los fardos, y llevan a cabo esta tarea en pesqueros o planeadoras de gran autonomía. El buque nodriza se dirige posteriormente a aguas gallegas o portuguesas. A la hora del cobro, a diferencia de sus predecesores, que iban a partes iguales con las organizaciones sudamericanas que requerían de sus servicios llevándose de este modo un alto porcentaje, los cachorros se quedan con un 30 por ciento del valor de la carga, mientras que los suministradores se adjudican el 70 por ciento restante. No es la única diferencia operativa que los separa. Los viejos, más fogueados, eran cautos, prudentes y hábiles. Cuando se hacían con grandes cantidades de dinero, estudiaban muy bien en qué las invertían, y normalmente solían optar por propiedades, por viñedos o por pujantes empresas. Los sucesores se decantan por tiendas pequeñas, bares o locales para el ocio. Son dos actitudes para una misma lacra.