Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 7- -1- -2007 Sorteo de El Niño ESPAÑA 31 el número premiado porque terminaba en cuatro, el día del cumpleaños de su primer hijo, Raúl. Entre los planes de estas jóvenes, que se repartirán los 200.000 euros del único boleto que poseen, está un viaje al Caribe, renovar el coche o simplemente darse un capricho. Otra de las afortunadas fue Carmen Feal, una mujer con nueve hijos y once nietos que aseguró que lo repartirá mucho Agradeció, entre lágrimas, el desahogo económico que este regalo supone para un municipio severamente castigado por la reconversión naval y con una de las tasas de paro más elevadas de España Entre otros afortunados está la familia Sequeiros, un matrimonio y sus dos hijos, Alejandro y Alberto, que se han apresurado a escribir otra carta a los Reyes Magos para pedir una moto y un coche nuevos. El padre contó a Efe que estaba viendo el sorteo en televisión cuando cayó en la cuenta de que era su número, muy similar al CIF de su empresa. Aunque hace tiempo cambió de residencia, reconoció que todavía compra su lotería aquí. Y me alegro de mantener este hábito, porque lo que está claro es que tanto a mí como a mis anteriores vecinos no nos ha podido caer un obsequio de reyes mejor Otros cuarenta millones del euros se repartieron los doscientos agraciados compradores del 92034 en la localidad albaceteña de Tobarra. entre ellos, diecisiete trabajadoras de una fábrica textil. La mayoría de los décimos se vendieron uno a uno en la administración que regenta Amparo Sánchez Coy, aunque 17 décimos fueron comprados por una trabajadora de la fábrica de pantalones y chaquetas Plantoe, que lo repartió entre sus compañeras, mientras que otros 60 ó 70 los repartí un vendedor ambulante entre Hellín y Albacete capital. El segundo, a Cáceres El segundo premio, que correspondió al número 87711 y que está dotado con un millón de euros por serie, llovió en Cáceres y fue repartido en exclusiva por su administración número once. Muchos vecinos de Villardefrades tenían un décimo del gordo CESAR MINGUELA